Media 07/05/2021

Tú no lo sabes, pero te gustan las series 'de tacitas'

Esta etiqueta popular sirve para englobar las producciones de época, muchas veces adaptaciones de clásicos ingleses

4 min
'Sanditon'
Disponible en:

BarcelonaFilmin lo ha convertido en una categoría de su catálogo y muchos amantes del género lo reivindican. Las series de tacitas –el equivalente televisivo del conocido como cine de tacitas– llevan tiempo entre nosotros pero hasta hace poco eran ridiculizadas por el gran público, que consideraba que se trataba de un género menor lleno de producciones que rozaban la cursilería. El confinamiento, momento en el que muchos espectadores buscaban un consuelo audiovisual, ha revalorizado las series de tacitas y ha hecho que sus seguidores o, habría que decir, sus seguidoras, porque su público es mayoritariamente femenino, se reapropien de la etiqueta cansadas de que las miren de arriba a abajo cuando expresan su devoción por las adaptaciones televisivas de Jane Austen o las hermanas Brontë. Alta sociedad británica, protagonistas femeninas, historias de amor con más o menos fortuna y grandes dosis de te son, a grandes rasgos, los elementos que definirían un género que este viernes se renueva con la llegada a Movistar+ de Belgravia, la nueva ficción del creador de Downton Abbey, Julian Fellowes.

El canon no oficial de las series de tacitas establece que forman parte de este grupo las producciones ambientadas en la Inglaterra desde finales del siglo XVIII hasta principio del siglo XX. Así, encontramos historias que tienen lugar en la época de la Regencia (1811-1820), la era victoriana (1837-1901) o justo antes de la Primera Guerra Mundial. En el caso de Belgravia, la acción, que se ambienta en uno de los barrios más distinguidos de Londres, arranca la noche antes de la Batalla de Waterloo y se extiende durante las décadas posteriores. Los secretos y las mentiras de la alta sociedad británica son el alimento de las tramas.

Imagen de 'Belgravia', la nueva serie de Movistar+.

Para Anabel Alcázar, historiadora del arte y amante de las series de tacitas y la ficción de Jane Austen, las fortalezas del género son el retrato del costumbrismo de la época y el estudio de personajes femeninos. "Son historias que tienen lugar en entornos en los que todo está supermedido pero en los que las mujeres tienen una cierta libertad de autoexploración. Cuando una mujer tiene un camino tan fijado que solo puede hacer A, B y C, tiene tan poco por decidir que cada mínima elección es un mundo porque es todo el mundo que tiene", argumenta Alcázar.

El protagonismo casi exclusivamente femenino ha hecho que tradicionalmente se considere que son series solo para mujeres, y cambiar este prejuicio todavía queda lejos. "Las series de tacitas serán el último reducto porque tienes que haber deconstruido mucho tu masculinidad para reconocer que te encanta Orgullo y prejuicio. Yo esto no lo he visto en un hombre heterosexual y no creo que lo vea", asegura Alcázar. Blanca Pujals, editora de Viena y responsable de la colección Club Victoria, que reúne obras clásicas inglesas que a menudo son la base de muchas de estas series, está de acuerdo con Alcázar, a pesar de que remarca que en Inglaterra el furor por las tacitas no hace distinción entre hombres y mujeres. Uno de los motivos es que muchas de estas producciones recuperan un legado literario en el que una escritora como Jane Austen tiene la misma consideración que un escritor como por ejemplo William Shakespeare. Un ejemplo de esto es que durante la Primera Guerra Mundial H.F. Brett-Smith, asesor del ejército británico, recomendaba leer los libros de Austen a los soldados que sufrían lo que ahora se llama estrés postraumático, o que cuando Winston Churchill estuvo enfermo de neumonía en 1943 encontró confort en las lecturas de Orgullo y prejuicio que le hacía su hija.

De 'Downton Abbey' a 'Los Bridgerton'

Producciones como Victoria y Poldark, las dos en Movistar+, Sanditon (Filmin), o Howard's End (Starzplay) entran dentro del gran paraguas de las series de tacitas. Siendo un poco laxos con los límites temporales, incluso podría formar parte Regreso a Brideshead, libro del que Luca Guadagnino está preparando una nueva versión para la HBO con un reparto de lujo formado por Cate Blanchett, Ralph Fiennes, Andrew Garfield y Rooney Mara.

'Downton Abbey'.

Tanto para Alcázar como para Pujals Downton Abbey es el gran icono de las series de tacitas. La editora de Viena asegura que la explosión del género a nivel mundial no se podría entender sin la ficción de Julian Fellowes, que se estrenó en 2010 y que tiene seis temporadas (además de dos continuaciones cinematográficas). "Llevamos 10 años en los que el fenómeno se ha ido cociendo poco a poco, pero con el confinamiento ha estallado", explica Pujals. Alcázar, que asegura que la serie muestra muy bien la transición entre el viejo mundo y la modernidad, argumenta que en un momento de pandemia como el actual, en el que muchas de las cosas que pasan fuera de casa son malas, "volver a los entornos domésticos y controlados de las series de tacitas es un paraíso".

Si las series y películas de Jane Austen son la mejor guía para entender el confinamiento social –la máxima interacción física entre dos personajes son dos manos que se rozan–, Los Brigderton, basada en las novelas románticas de Julia Quinn, ha cambiado el género con escenas de sexo apasionadas en bibliotecas y cunnilingus en las escaleras. "Entiendo que si quieres mantener vivo el espíritu de este tipo de series o lo transformas o a los más jóvenes les parecerá tan antiguo como a nosotros nos parecía el Orgullo y prejuicio de 1938 y no podrán conectar", explica Alcázar. La muestra de que Los Bridgerton ha hecho bien su trabajo de actualización se ve en TikTok, donde los usuarios centennials han empezado a hacer vídeos de estética regencycore (inspirada en la moda de los años de la Regencia), y en los catálogos de las principales marcas de ropa, que han apostado por una colección primavera-verano en que los vestidos de corte imperio son la norma.

"Gracias a las series, la gente está leyendo más clásicos. La primera semana que publicamos Sentido y sensibilidad tentró en la lista de los más vendidos de Catalunya compitiendo con todos los autores mediáticos", explica Pujals, que asegura que, por fin, la gente se está dando cuenta de que el mundo de las entró en la lista de los más vendidos de Catalunya compitiendo con todos los autores mediáticos", explica Pujals, que asegura que, por fin, la gente se está dando cuenta de que el mundo de las tacitas no es solo romántico sino que está lleno de humor.

stats