Misc 09/12/2021

La escuela de Canet ya hace el 25% en castellano: Cambray dice que no se puede hacer otra cosa

El 'conseller' de Educación pide "priorizar la convivencia" después de la polémica

3 min
Una madre acompaña sus hijos en la escuela Cerro del Dragón de Canet de Mar

BarcelonaLa receta para responder al "ataque" al modelo de escuela catalana es "priorizar la convivencia" en los centros. Así lo ha pedido el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, a las puertas de la Escola Turó del Drac de Canet de Mar, en el Maresme, a donde ha ido para calmar los ánimos por la enorme polémica generada por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que obliga a la clase de P5A a hacer, de momento, un 25% de las horas en castellano después de la petición de una sola familia.

El pasado viernes, cuando se hizo pública la decisión, un grupo de familias de la clase afectada se empezaron a organizar para mostrar su desacuerdo, una movilización que recibió el aval de la conselleria. La secretaria general del departamento, Patrícia Gomà, aseguró que es "positivo" que las familias que quieren mantener el modelo actual reaccionen y se movilicen. Pero el problema llegó con la publicación de dos tuits de personas ajenas a la escuela. Uno de los mensajes pedía "apedrear la casa del niño" en cuestión, cosa que provocó que la asociación Hablamos Español lo aprovechara para denunciar una "campaña orquestada" de acoso contra la familia y presentara una denuncia a la Fiscalía Superior de Justicia de Catalunya para que "investigue los hechos denunciados e identifique a los autores de los tuits que incitan a la violencia y el odio". Algunos medios de comunicación se han aprovechado de esto y han asegurado que los niños castellanoparlantes son perseguidos en Catalunya.

"No hay ningún problema con la lengua. Por mucho que algunos se lo inventen, no hay un problema lingüístico en las escuelas catalanas", ha remarcado Cambray, y, sin hacer una referencia explícita a esta polémica, ha agradecido a la escuela y las familias que "prioricen la convivencia" en el centro y den ejemplo así a sus hijos e hijas. Cambray ha explicado también que la sentencia del TSJC se dirige directamente al centro, y por lo tanto "impide que sea el departamento y el conseller quienes den respuesta". "Solo podemos acompañar y proteger la dirección del centro para que aplique las medidas cautelares", ha dicho. La familia pidió la mitad de las horas en castellano y, mientras el tribunal lo estudia, ha dictado que se hagan un 25% de las horas en este idioma.

Así pues, los niños y niñas de P5A harán a partir de este jueves rincones, visual y plástica y psicomotricidad en castellano. "La anomalía de estas sentencias y la evidencia de que no se ajustan a lo que pasa en realidad en los centros educativos es todavía más flagrante en P5, donde no hay asignaturas de catalán o castellano", ha expresado el conseller. A pesar de que ya ha habido una octogésima de sentencias similares a la de esta escuela y hay una decena más de procedimientos abiertos en el TSJC, la sentencia que afecta al centro maresmenc ha causado fuerza rebombori porque es la primera que llega después de la decisión del Supremo , que fija un 25% de castellano en todas las aulas, y que ha situado al modelo de escuela catalana otra vez en el centro del debate.

Cambray busca el apoyo de todos los exconsellers

Después de dar su apoyo a la escuela de Canet, Cambray se reunirá con los exconsellers de Educación en un encuentro que tiene que servir para defender el modelo de inmersión lingüística. Según ha avanzado La Vanguardia y ha confirmado el ARA, el conseller ha convocado a sus predecesores de diferentes partidos políticos: Josep Bargalló, Meritxell Ruiz, Irene Rigau, Ernest Maragall, Joan Manuel del Pozo, Marta Cid, Carme Laura Gil y Joan Maria Pujals. Falta Clara Ponsatí, que está en Escocia.

En el terreno político, desde la oposición, el líder del PSC, Salvador Illa, ha dicho en una entrevista a la ACN que los socialistas "no aceptan lecciones de nadie, tampoco del conseller", a quien ha pedido que convoque a todos los grupos y que trabaje "por un consenso amplio". Los socialistas declinaron asistir a una reunión convocada por el conseller después de la sentencia del Supremo, a la sí fueron ERC, JxCat, la CUP-NCG y En Comú Podem. El PSC no asistió porque Cambray no había convocado a todos los grupos parlamentarios. "Se ha de contar con todo el mundo", ha insistido Illa, que cree que "guste o no, las posiciones que cada cual defiende, por el catalán lo mejor que se puede hacer es recuperar un consenso muy amplio". "O despolitizamos la lengua en la escuela o vamos por mal camino", ha sentenciado.

stats