Misc 01/12/2021

Muere un hombre en Badalona tras recibir la descarga de una Taser de los Mossos

Se trata de un hombre que estaba amenazando a sus padres "con cuchillos"

ARA
4 min
Un mozo, entrenando con una de las nuevas pistolas Taser que ha incorporado el cuerpo

BarcelonaUn hombre ha muerto en Badalona después de recibir la descarga de una pistola eléctrica Taser por parte de los Mossos d'Esquadra y, a continuación, ser inmovilizado por los agentes. Según ha avanzado Metrópoli Abierta, los hechos pasaron el pasado viernes, 26 de noviembre, a mediodía, después de que una familia avisara a los Mossos de que su hijo les estaba amenazando "con cuchillos".

Como el hombre había bloqueado las entradas de la vivienda, los agentes tuvieron que entrar en el domicilio de la familia a través del piso de unos vecinos. Los Mossos dicen que utilizaron la pistola Taser por el estado de alteración del hombre. Fuentes del cuerpo consultadas por ACN aseguran que el arma, que tiene unos usos muy concretos y restringidos, se usó siguiendo los protocolos establecidos, con el objetivo de reducir al hombre. Después de caer al suelo, fue inmovilizado. El hombre fue trasladado al hospital, donde ingresó consciente, pero después acabó muriendo. Ahora se está estudiando si hay relación de causa y efecto entre la muerte del hombre y el uso de la pistola Taser. Si se confirma, sería la primera muerte causada por este arma en Catalunya. 

Las pistolas Taser están permitidas en Catalunya para ayudar en reducciones complejas de una persona en caso de que haya riesgo para los agentes, los mismos afectados o terceras personas. Su uso está regulado por protocolo y llevan incorporados sistemas de grabación para captar la actuación. La comisión de Interior del Parlament aprobó en 2016 que los Mossos d'Esquadra usen pistolas eléctricas para situaciones "muy específicas", consideradas de "alto riesgo". Votaron a favor JxSí (formado por ERC y entonces CDC), Ciutadans y el PP, mientras que Catalunya Sí que es Pot y la CUP votaron en contra. El PSC se abstuvo.

El Parlament validó el uso de las pistolas Taser en 2016 y desde entonces los Mossos han hecho más de un centenar de actuaciones con este arma. La primera actuación en la que los Mossos d'Esquadra las usaron no se produjo hasta noviembre del 2018, para arrestar a un hombre que había agredido a su mujer y a su hija mientras estaban en un bar de Salt (Gironès). Aquella actuación fue muy polémica porque "por un error involuntario" las imágenes de la cámara que llevaba el agente –en la zona del pecho del uniforme– "no recogen el momento en el que se hace la descarga eléctrica" porque, en lugar de activar el sistema de grabación continuada, se accionó el de "pregrabación". Según explicó entonces la policía catalana, con la pregranación cada dos nuevos minutos se graba, de manera automática, sobre las imágenes anteriores: una grabación borra la otra y solo quedan los últimos dos minutos grabados. "No se detectó en el momento de la actuación", aseguraron los Mossos, que añadieron que, a pesar de esto, la utilización de la pistola eléctrica fue "correcta y absolutamente proporcionada".

Cada unidad Taser de los Mossos cuenta con un dispositivo de grabación que lleva el agente que utiliza la pistola eléctrica y un desfibrilador por si la descarga provoca un paro cardiaco a la persona sobre la cual se ha aplicado. Las cámaras, justamente, no son de grabación automática , y esto va en contra de lo que se prometió en la sesión parlamentaria que aprobó que los Mossos pudieran usar las Taser. En el Parlament se aseguró que el dispositivo se pondría a grabar automáticamente en el momento de desenfundar la pistola, pero los modelos que compró la Generalitat no lo permiten, y por eso es el agente quién tiene que pulsar el botón de grabar.

La entidad de derechos humanos Irídia ha recordado que las actuaciones con Taser se tienen que grabar, según el protocolo policial, y ha pedido al cuerpo de los Mossos d'Esquadra que investiguen esta actuación del pasado viernes. "Confiamos que las imágenes puedan aclarar los hechos ante el juzgado de instrucción que investigue la muerte", dice la entidad en un mensaje en Twitter.

El año pasado, el Síndic de Greuges pidió que no se dispare más de dos veces con la pistola eléctrica en cada actuación, después de que los Mossos redujeran con una Taser una chica a la entrada de un centro médico en Sabadell .

Los sindicatos piden que sea el arma prioritaria

Por otro lado, el Sindicato de Mossos d'Esquadra (SME) pidió hace tiempo que la pistola eléctrica sea el arma prioritaria "por protocolo" en detenciones complejas en las que se prevea resistencia. El portavoz del SME, Toni Castejon, cree que no es recomendable que determinadas situaciones de tensión acaben, a partir de ahora, con el peso de varios agentes sobre el cuerpo del detenido extendido en el suelo. "Evitar el cuerpo a cuerpo es una garantía para la persona, para el policía y también a nivel procesal, porque el sistema incorpora una cámara que deja todo grabado. Se evitan lesiones y también muertes", aseguró.

De hecho, el uso de las Taser no está extendido entre todas las policías locales de Catalunya. Por ejemplo, la Guardia Urbana de Barcelona no tiene, a pesar de que recientemente se planteó su uso a raíz de la polémica por los disparos de un agente a una persona sinhogar que, según la versión del cuerpo, habría intentado agredir a una patrulla. Finalmente, sin embargo, la mayoría de formaciones del consistorio rechazó su uso.

stats