Fútbol
Misc 02/12/2021

Amanda Gutiérrez: "No nos quedaremos con las migajas del fútbol masculino"

5 min
Amanda Sánchez

BarcelonaLas futbolistas están cansadas. La profesionalización de la Liga parece que no llega nunca y han dado un paso adelante con el nacimiento de FutPro. Este sindicato, el primero en la historia creado para defender exclusivamente los derechos de las futbolistas, empieza a andar bajo la mano de Amanda Gutiérrez (Barcelona, 1991), abogada especializada en derecho deportivo, y algunas jugadoras de Primera. La presidenta atiende el ARA para radiografiar la situación real del fútbol femenino y explicar cómo FutPro puede acontecer clave para hacer los cambios necesarios en el fútbol femenino español.

¿De dónde nace FutPro y por qué? 

— Nace de una necesidad que tienen las jugadoras. Ellas consideraban que no estaban siendo representadas correctamente, que les faltaban cosas. Después de mucho tiempo de reuniones, de hablar y pensar, es cuando se atreven a dar este paso para crear un sindicato exclusivamente para ellas. Uno que se dedique al fútbol femenino, que no se quede con las migajas del masculino.

Hay varias futbolistas de referencia que forman parte del proyecto desde los inicios. 

— Tenemos a muchas futbolistas y de varios equipos: Real Sociedad, Atlético de Madrid, Real Madrid, Barça, Athletic Club... Estamos muy contentas de que, en poco tiempo, muchas jugadoras se hayan unido al proyecto. 

¿No forman parte de él todas las jugadoras de Primera División? 

— No todavía. La idea es que todas las jugadoras estén afiliadas a FutPro.

¿Este movimiento es una respuesta a las actuaciones hechas desde la Asociación de Futbolistas (AFE)? 

— Las jugadoras no tenían alternativa. La única opción era un sindicato y ahora, por primera vez en la historia, una jugadora se puede sentar y decir: "Hay diferentes opciones y quiero ver qué me aporta cada una. Puedo elegir".

¿Cuál es el objetivo principal de FutPro? 

— El más básico: negociar el segundo convenio colectivo. Es muy importante. Un sindicato tiene que existir para defender los derechos de las jugadoras e ir mejorándolos poco a poco. Nosotros lo que queremos hacer es ayudarles a conseguir estas mejoras y, por lo tanto, tenemos como prioridad este segundo convenio colectivo y a partir de aquí afrontaremos otras necesidades, como por ejemplo en el tema de selecciones. 

Alexia es la mejor embajadora que podía tener este proyecto.

— Vimos cómo Alexia Putellas ganó el Balón de Oro y ella misma ya dijo que se ha demostrado que, cuando se invierte en ellas, llegan los resultados. Lo que está pasando es que las jugadoras se están dando cuenta de esto, lo están pidiendo. 

Alexia Putellas recogiendo el Balón de Oro

Siempre ha tenido un discurso que defendía esta línea de pensamiento.

— Para nosotros, Alexia es un apoyo importante a nivel de fuerza. Es la viva imagen de que si inviertes y confías en ellas obtendrás resultados. El Barça ha apostado por el fútbol femenino y ahora es un equipo imparable. Además, que ella tenga este discurso me parece muy importante, puesto que no solo es importante dentro del campo, sino también fuera. Es evidente que ayuda mucho que esté dentro de FutPro, puesto que es una manera de decirles al resto de jugadoras que hace falta que todas nos ayudemos para ser más fuertes.

¿Las futbolistas están cansadas? 

— Sí. En su momento, el masculino también necesitó este voto de confianza para obtener resultados. Ahora esto se traslada al fútbol femenino, donde además se añade el machismo presente en el ámbito del deporte. Ellas muchas veces me dicen: "Yo estoy aquí y soy igual de profesional que mi compañero hombre y no estás invirtiendo en mí. ¿Por qué?"

Un elemento clave de este agotamiento es que incluso ellas forman parte del organigrama del sindicato. 

— ¡Exacto! Por ejemplo, Andrea Pereira es la secretaria general del sindicato. Tenemos a bastantes jugadoras del Barça que nos apoyan, como Irene Paredes, Sandra Paños y Jana Fernández.

Sorprende quizás que las jugadoras del Barça, que son las que mejores condiciones laborales tienen, sean las impulsoras de FutPro. 

— Considero que tenemos una responsabilidad de dejar este deporte algo mejor de lo que nos lo hemos encontrado. Es una cosa que muchas jugadoras que están en FutPro, independientemente de los clubes de los que sean, tienen muy interiorizado. Ellas son conscientes de que pueden estar en donde están gracias al hecho de que hace unos años otras mujeres lucharon por romper barreras.

Hoy en día todavía quedan muchas situaciones vergonzosas, como la que viven las jugadoras del Rayo Vallecano, que cabe luchar por cambiar. 

— Hay situaciones que como jugadora y compañera de profesión ves y no te gustan. Después vas a jugar contra ellas y no hay color, demasiada diferencia, y es una cosa que no queremos. Queremos que cada fin de semana los clubes puedan competir en su máximo nivel porque después vas con Europa o con las selecciones y quieres dar el 100%. Y, si tu competición no te ayuda, decreces. 

¿La huelga es la mejor vía para que las cosas cambien?

— Depende del motivo. FutPro no se plantea hacer una huelga contra el CSD porque legalmente no tiene sentido. Las huelgas se hacen contra las empresas, los clubes, no contra el CSS. Nosotros no compartimos este funcionamiento, pero es evidente que la huelga es un mecanismo de presión fuerte y por eso se tiene que ir con cuidado para saber cuándo utilizarlo. Si no lanzas el mensaje correcto, el significado de la huelga pierde totalmente el sentido. Es un mecanismo que tienen las jugadoras y si lo hacen mal, pueden quedar fatal todas a nivel estatal. Hace falta que tengamos cuidado. 

¿Las futbolistas cómo se sienten? 

— Ellas sienten mucha presión y las tengo que tranquilizar un poco. Al final, piensan egoístamente en ellas. Ellas quieren un convenio colectivo digno y su mensaje tiene que ser este. El primer convenio ha sido denunciado y tiene vigencia hasta junio de 2022. Tenemos que negociar ya el segundo. Tienen mucha presión porque se constituya la liga profesional, puesto que llevará a que haya una nueva patronal. Pero, con esta presión que se hace a la jugadora, parece que se quiere utilizar su fuerza para presionar. Están un poco cansadas porque sienten que ciertos actores las están utilizando. 

¿De quién sienten presión? 

— Los medios hablan de la liga profesional que no acaba de cuajar, los clubes hacen comunicados... Hay mucho movimiento respecto a esto y ellas están en medio. Hay partes que quieren que ellas salgan por ellos y lo que tenemos que tener claro es que las jugadoras no tienen que ceder nunca. Y mucho menos en una huelga si creen que no tiene sentido esta huelga. Sienten presión porque ellas están jugando y no paran de sentir que si no hay liga profesional la cosa no mejorará, cuando esto es un asunto de los clubes. No puede ser que ellas estén sintiendo tanta presión cuando es un tema en el cual ellas no pueden hacer mucha cosa.

¿Estáis preparadas para negociar?

— Nosotras ya estamos en la mesa, estamos preparadas para negociar. Estamos constituidas y preparadas para negociar el próximo convenio. ¿Dónde está la otra parte? ¿Por qué no está? ¿Qué está pasando? Esto no es culpa de las jugadoras y muchas veces ellas se sienten presionadas. Aquí es donde las intento calmar para que se focalicen en conseguir el convenio colectivo. 

¿Se anunció demasiado pronto la profesionalización de la Liga?

— Puede ser. Pero tenemos que pensar que, antes de declararse profesional, la competición generaba consenso entre los clubes. Ahora ya no. Hay muchas cosas del fútbol masculino y este es un problema grave que vamos arrastrando muchos años.

stats