Opinión 14/12/2021

El análisis de Antoni Bassas: 'Preparando el homenaje a Juan Carlos'

Dicen que el rey Felipe quiere discreción, pero no duden de que Juan Carlos será objeto de cálidos homenajes populares. Y la monarquía seguirá blindada a través de la Constitución, que de eso se trata

3 min
Pintada Juan Carlos

La Fiscalía suiza ha archivado el caso de los 65 millones de euros que Juan Carlos I dio a Corinna Larsen. El fiscal investigaba si se había cometido un delito de blanqueo de dinero y de cobro de comisiones irregulares por la falta de transparencia en la donación. ¿Y qué ha pasado? Pues que el fiscal no ha encontrado la prueba, y sin prueba no hay delito. Pero están todos los indicios. Miren si están que el fiscal, al cerrar la investigación, ha escrito: “A finales de la instrucción, el ministerio público ha considerado que el uso de una fundación, así como de sociedades a nombre de los diferentes protagonistas, demuestra una voluntad de ocultación”. “Las cantidades, el origen de los bienes, la falta de documentación adecuada que justifique las transferencias, las supuestas donaciones sucesivas (primero del rey de Arabia Saudí a favor de Juan Carlos I y después de este último a favor de Corinna), así como la cronología de los hechos, constituían indicios contra los acusados”, añade. Con todo, “no habiendo podido establecer una relación suficiente entre la cantidad recibida de Arabia Saudí y los contratos sobre la construcción del AVE, la Fiscalía ha cerrado parcialmente el procedimiento”. 

Dice “parcialmente”, porque al rey Juan Carlos todavía lo están investigando por un fondo multimillonario escondido en la isla de Jersey. Y también están investigando las tarjetas opacas que usaban Juan Carlos y Sofía para sus gastos, y por las que Juan Carlos de Borbón hizo una primera regularización a Hacienda.

O sea que lo que dice el fiscal es que no puede probar que este dinero fueran comisiones, y que por lo tanto tuviera un origen ilegal. No hay prueba, pero hay hechos: el rey de Arabia Saudí le da al rey Juan Carlos 65 millones de euros. Juan Carlos los ingresa en una cuenta secreta de un banco de Suiza de una fundación con sede en Panamá. Y en 2012, cuando el banco obliga al rey a cerrar la cuenta, el rey se los da a Corinna. En el banco lo condenamos a pagar una multa por no haber informado del ingreso que hizo el rey. 

¿Cómo se explica, entonces, que el rey de Arabia fuera tan generoso? En La Vanguardia, Mariángel Alcázar revela la explicación que el rey Juan Carlos ha dado a la familia: que Corinna quería ser la intermediaria del AVE, que Juan Carlos le dijo que no y que, para calmarla, el rey de Arabia le dio los millones para que los disfrutaran juntos. Pero después de la cacería de Botsuana, Juan Carlos y Corinna rompieron relaciones, él quiso recuperar el dinero puesto a su nombre y ella le dijo que no. Si quieres creerlo, ve a verlo.

¿Qué consecuencias judiciales tiene el cierre de la causa en Suiza? Pues ayuda a cerrar las tres diligencias abiertas en España por la Fiscalía del Supremo. Porque entre la prescripción, la inviolabilidad y las regularizaciones a Hacienda, lo más probable es que Juan Carlos no reciba ningún reproche penal. Esto significa que el día de su vuelta a España está cada vez más cerca, para aplauso de la derecha y la ultraderecha, como pueden comprobar.

Juan Carlos ha hecho saber que quiere volver, que quiere vivir en la Zarzuela y con paga de dinero público. 

Dicen que el rey Felipe quiere discreción, pero no duden de que Juan Carlos será objeto de cálidos homenajes populares. Y la monarquía seguirá blindada a través de la Constitución, que de eso se trata

Un recuerdo para los exiliados y para los represaliados. Y que tengamos un buen día.

stats