29/12/2021

Una terapia muy peligrosa

2 min

De las series basadas en hechos reales, a menudo nos perdemos una de las mejores partes: la manera en la que alguien descubrió la historia y pensó que era digna de ser llevada a la pantalla, sobre todo si el caso no está protagonizado por celebridades ni tiene un impacto social o político de relevancia. ¿De qué manera unos hechos vividos por gente anónima se acaban convirtiendo en una narración que al cabo de los años se filtra hasta nuestra casa? Es el caso de The shrink next door, una historia que si no fuera porque está basada en el testigo real de Marty Markowitz, un empresario del textil de Manhattan, nos parecería totalmente inverosímil. Esta parte de la historia no la encontraréis en la serie, pero vale la pena saber el contexto para adentrarse en la trama.

En el año 2010, el periodista del New York Times Joe Nocera y su mujer se compraron una casa en los Hamptons, concretamente en el área de Southampton, que quizás no es la más selecta ni adinerada pero es de las más tradicionales y tranquilas. Una vez instalados en la nueva casa, la pareja se fijó en la ostentosa casa de los vecinos. Una finca donde se habían hecho unas reformas con muy mal gusto. Vivía un matrimonio con dos hijas y en un anexo más sencillo alojaban a un hombre que parecía el responsable del mantenimiento. Siempre iba vestido de verde, se ocupaba del jardín y de arreglar desperfectos, y en las fiestas que celebraban se encargaba de la barbacoa mientras el resto del personal se divertía. Un día el hombre de verde llamó a la puerta de los Nocera. Les llevaba recortes de diarios con fotografías y artículos de su vecino, el doctor Ike Herschkopf, un psiquiatra con mucha clientela porque el rabino de su comunidad le enviaba personas que necesitaban ayuda psicológica. Días más tarde de informarles del prestigio del vecino psiquiatra, el hombre de verde volvió para invitarles a una nueva fiesta para despedir el verano. El matrimonio Nocera, despertada la curiosidad por la singularidad de aquellos vecinos, aceptó la invitación. En la fiesta conocieron los primeros detalles. En realidad el dueño de la casa era el hombre de verde y el Dr. Herschkopf, su psiquiatra, que había tomado el control de la vida y las posesiones de su paciente. Se beneficiaba de su dinero, de su empresa y de las comodidades de la casa de los Hamptons, que reformó a su gusto. ¿Cómo se lo montó el psiquiatra para aprovecharse de su paciente durante 27 años? ¿De qué manera el médico anuló la personalidad de Marty Markowitz hasta aislarlo de todo su entorno? ¿Y cómo se acaba esta historia de abuso? Lo descubriréis en The shrink next door. Nocera investigó la trama e hizo un podcast de éxito. Del podcast ha surgido la serie de AppleTV+ con el mismo título. Una terapia peligrosa y una trama cautivadora y desesperante, porque la inocencia y vulnerabilidad de Markowitz (Will Ferrell) seduce al espectador, que querría protegerlo de la mezquindad de Herschkopf (Paul Ruud). Una serie que os gustará y os hará pensar especialmente a los que os cuesta decir que no.