Política 04/08/2021

Aragonès avisa de que todavía se tiene que concretar cómo se hace la ampliación del aeropuerto

Los 'comuns', la CUP y voces de Junts y de ERC critican el acuerdo con la Moncloa

3 min
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en rueda de prensa este martes

BarcelonaHace poco más de un mes, la consellera Teresa Jordà explicaba en una entrevista al ARA que lo único que sabía de la ampliación del aeropuerto de El Prat era un PowerPoint. En estas diapositivas, Aena ilustraba su propuesta: 1.700 millones y alargar 500 metros la tercera pista. Entonces, todavía no había acuerdo entre la Generalitat y la Moncloa y, de hecho, ni siquiera había consenso en el seno del Govern. Jordi Puigneró apoyaba sin matices la ampliación, Teresa Jordà rebatía que la Ricarda era intocable y Pere Aragonès no se decantaba por ninguno de los dos. Un mes después, ha llegado un pacto que el Govern, así lo ha asegurado Aragonès, avala por unanimidad. Todo el mundo está conforme, precisamente, porque el acuerdo deja fuera lo más difícil y solo dice que el aeropuerto será ampliado y se destinarán al proyecto 1.700 millones. De momento, del PowerPoint solo se ha validado la parte que no confronta posiciones.

El Govern, pues, ha ganado tiempo: la ampliación entrará en el plazo para que la Moncloa la enmarque en el Documento de Regulación Aeroportuaria (Dora) y alivie la presión al ejecutivo catalán, que, mientras tanto, tendrá una prórroga para tejer una inversión que contente a todo el mundo. Este martes Aragonès ya ha dicho que sería "difícil" conjugarlo, pero se ha comprometido a impulsar una ampliación que se haga "satisfaciendo escrupulosamente la normativa medioambiental". La decisión, sin embargo, no será del Govern: será la Comisión Europea, con quien ha dicho Aragonès que ya se han puesto en contacto. El próximo paso recaerá en la mesa institucional que el president reunirá en septiembre. De hecho, según apuntan fuentes de Presidencia, el tiempo que ganará el Govern puede ser de un año antes de que se sepa algo definitivo.

Que todo esté por decidir ha calmado la mala mar interna del Govern, pero no ha apaciguado las críticas externas. Precisamente, la CUP ha pinchado en la división que, asegura, tiene el ejecutivo: Mireia Vehí ha afirmado que hay voces disidentes en el Govern y las ha invitado a manifestarse. Por ahora no se manifiestan, pero voces disidentes dentro de Junts y ERC sí que han empezado a sacar la cabeza: Joan Tardà se ha mostrado contrario a la ampliación y ha criticado que ERC no lo haya debatido todavía a nivel interno, y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha sido escéptica diciendo que el dinero no acabará llegando.

La respuesta de Aragonès ha sido hacer un llamamiento a la calma y tirar la pelota hacia delante: nada está decidido. Un hecho que también se apunta desde el gobierno español, puesto que este martes Pedro Sánchez ha bendecido la inversión, pero la otra parte de la coalición le mira de reojo con algunas reticencias e incluso voces del ministerio de Transición Ecológica –liderado por el PSOE– apuntan que será difícil ampliar El Prat sin afectar el medio natural. Las voces más críticas de Podemos vienen de Catalunya: la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dicho que "es evidente" que el acuerdo incumple los compromisos con el cambio climático. Igual que Aragonès, la ministra de Política Territorial, Raquel Sánchez, ha dicho que proyecto tendrá la "mínima afectación posible". Lo mismo que Jordi Puigneró: "Haremos el aeropuerto más verde de Europa".

Disgusto en el Govern por la filtración del pacto

El Govern se muestra por ahora unido alrededor del acuerdo, a pesar de que el pacto no se comunicó como le habría gustado a ERC. Según ha explicado en RAC1 la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, la idea era que fuera Aragonès quien anunciara el acuerdo este martes pero se "filtró" lunes. Fuentes republicanas del Govern argumentan que querían aguantar el pacto hasta martes para no solaparse con la Comisión Bilateral, pero no pudieron evitarlo.

stats