Política 30/03/2021

Aragonès, el candidato con menos apoyo en una investidura

Los 42 votos de ERC y la CUP es el aval más reducido a un aspirante a la presidencia desde que Pujol perdió en el primer intento con un voto menos

Jordi Ribalaygue
3 min
El candidato a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès, a la escalinata del Parlamento .

BarcelonaEl segundo intento de Pere Aragonès de conseguir la batuta de la Generalitat se salda con un récord nada gratificante para el republicano: el primer miembro de ERC que tiene al alcance encabezar el Govern desde Josep Tarradellas es a la vez quien menos apoyo ha obtenido en una sesión de investidura después del restablecimiento de la autonomía de Catalunya.

A pesar de ser el candidato con más posible apoyo de todos los que hay actualmente en la cámara, la realidad es que Aragonès ha vuelto a reunir los 42 votos que le han concedido los 33 diputados de su grupo y los nueve de la CUP. Son los mismos que consiguió el pasado viernes y que suman uno menos que los que Jordi Pujol obtuvo en la primera investidura a la que se sometió, en 1980. Entonces el dirigente convergent se quedó solo con el aval de los 43 diputados de CiU, una cifra insuficiente como la que impide ahora el ascenso del republicano a la presidencia. La diferencia con Aragonès es que Pujol se rehizo en la segunda votación, cuando sí fue nombrado con el beneplácito de Centristes de Catalunya-UCD y de ERC.

Exceptuando la primera tentativa de Pujol antes de estar 23 años al frente de la Generalitat, ningún aspirante a liderar el Govern había reunido hasta ahora menos de 60 sufragios en las diecisiete votaciones precedentes en la cámara. Incluso la reválida de Artur Mas que la CUP abortó dos veces en 2015 y la frustrada designación de Jordi Turull un día antes de ser encarcelado en 2018 superaron la barrera de los 60, muy por encima de los resultados que Aragonès logró el pasado viernes y hoy.

Antes de que los anticapitalistas proclamaran que lo habían lanzado “a la papelera de la historia”, Mas reunió los 62 votos de la coalición de JxSí dos veces en 2015, cosa que no le permitió retener el timón de la Generalitat. El ex president se lo cedió a Carles Puigdemont, a quien la CUP sí facilitó llegar a 70 sufragios para ser nombrado. Dos años más tarde, y después de las turbulencias del 1-O, Turull mereció 64 apoyos, uno por debajo de los 65 diputados que se opusieron a la candidatura del ex conseller.

Pujol, la elección más apabullante

Cuatro años después de perder la primera ronda del debate y registrar la marca que Aragonès ha batido ahora, Pujol conservó la presidencia con el aval más apabullante que el Parlament ha otorgado nunca a un candidato a dirigir la Generalitat. Lo consiguió después de que CiU arrasara en los comicios del 1984, con la primera de las tres mayorías absolutas consecutivas que la federación nacionalista encadenó. Aplanaron que Pujol se impusiera en las sesiones de investidura. Incluso recibió la confianza de Alianza Popular en 1984, sin que fuera imprescindible para el convergent, que sí necesitó dos sesiones en 1995 para retener el cargo gracias a las abstenciones del PSC, el PP y ERC. El PP –heredero de Alianza Popular– se volvió a aliar con Pujol en 1999 para que sacara adelante la investidura a la primera en su último mandato.

El socialista Pasqual Maragall sucedió a Pujol en 2003 proyectándose sobre los 74 escaños en los que se construía el primero tripartito. José Montilla repitió la fórmula en 2006, amparado por 70 parlamentarios. Mas necesitó que el PSC se abstuviera en la segunda votación para estrenarse como president en 2010. Dos años más tarde, ERC facilitó la reelección al convergent para que acumulara una mayoría de 71 diputados. El último mandatario de la Generalitat, Quim Torra, fue elegido por mayoría simple en la segunda ronda de la investidura del 2018, sustentado por los grupos de JxCat y ERC y la abstención de la CUP después de que no se llegaran a convocar los plenos para discutir las candidaturas de Puigdemont y Jordi Sànchez en plena intervención del artículo 155 y no prosperara la opción de Turull.

stats