Política 03/03/2021

Aragonès condena la violencia y expresa su apoyo a los Mossos d'Esquadra

Se abre a debatir sobre el modelo de orden público en el nuevo Parlament constituido

4 min
El vicepresidente del Gobierno , Pere Aragonès, dirigiéndose este martes a la reunión del consejo ejecutivo
Disponible en:

BarcelonaDespués de dos semanas de movilizaciones y disturbios por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, el vicepresidente, Pere Aragonès, ha comparecido este miércoles ante la Diputación Permanente del Parlament para expresar el posicionamiento del Govern. "Condenamos sin paliativos toda la violencia y expresamos el apoyo a los Mossos d'Esquadra y a las policías locales", ha expresado el también president en funciones. Ante las críticas al ejecutivo por no criticar de forma lo suficientemente contundente los disturbios, Aragonès ha querido cerrar filas ahora con los cuerpos de seguridad y ha aseverado que ningún "daño" a bienes públicos o privados ni acto de "saqueo" forma parte de la libertad de expresión y de manifestación.

A su entender, la mayoría de los manifestantes se comportan de forma cívica, pero hay una "minoría extremadamente violenta" contra la policía: "Bajo ningún concepto se pueden volver a repetir ataques como el de la comisaría de Vic o el de la furgoneta de la policía local de Barcelona".

Aún así, el aspirante a president, que se encuentra en plena negociación con la CUP por la investidura, también ha pedido no quedarse en "la superficie" y atender las "raíces" del malestar de la sociedad catalana. Ha recordado que buena parte de los jóvenes están sufriendo una segunda crisis, la del coronavirus, después de la sacudida económica del año 2008, que está afectando a los "colectivos más vulnerables". En este sentido, ha pedido la formación rápida del nuevo Govern para abordar estas problemáticas, además de comprometerse a abordar la reforma del modelo de orden público en el nuevo Parlament constituido.

Aragonès ha dicho que este debate sobre el modelo policial -que reclama la CUP para negociar la investidura- se tiene que hacer con "serenidad" para decidir si hacen falta reformas en los protocolos para evitar, por ejemplo, un caso como el de la chica joven que ha perdido un ojo durante las movilizaciones, presuntamente por un proyectil de foam de los Mossos. "Estamos comprometidos a investigar", ha asegurado, y a dirimir "responsabilidades" si hay comportamientos "negligentes" por parte de los agentes policiales. Ahora bien, también ha avisado de que una mala actuación de un policía no quiere decir "criminalizar" a todo el cuerpo y por eso se ha comprometido a actuar "rápido" ante las evidencias cada vez más fehacientes, ha dicho, de que la manifestante perdió un ojo por la actuación policial.

La comparecencia en el Parlament llega en plenas conversaciones con la CUP y Junts per Catalunya sobre la investidura de Aragonès, que está yendo más lenta de lo que esperaban los actores. Los cuperos han puesto sobre la mesa una serie de condiciones para empezar a negociar que pasan por una moratoria de los proyectiles de foam, la retirada de la Generalitat en las causas contra independentistas y la abstención de la Brimo en los dispositivos para hacer desahucios.

El diputado de la formación anticapitalista Vidal Aragonès ha reaccionado a la intervención del vicepresidente preguntándole qué tiene "ERC de izquierdas". "No tenemos a una generación de jóvenes violenta, tenemos a una generación de jóvenes violentada", ha considerado: "Lo único que han conocido es crisis". "Con la que está cayendo, dedican ustedes el tiempo a hablar de contenedores, escaparates, empresas multinacionales, horas, horas y horas", ha insistido, y ha pedido a los partidos que se consideren de izquierdas que "abandonen el marco político de la derecha"

El PSC exige más contundencia al Govern: "O los Mossos o la CUP"

La intervención de Aragonès no ha convencido a la oposición, que ha acusado al ejecutivo de tibieza con los disturbios debido a las negociaciones para formar gobierno que ERC mantiene con la CUP. La portavoz del PSC, Eva Granados, ha cargado contra el vicepresidente. "O respeto o apretar, o Mossos o CUP", ha dicho, acusándolo de "dimitir" de su "autoridad". Granados ha requerido al cabeza de lista republicano que concrete si el Govern "se presentará como acusación particular de los ataques", si proveerá una defensa jurídica "a los agentes que puedan ser denunciados por el trabajo hecho" y qué "herramientas tienen los Mossos para disolver actuaciones violentas".

Las palabras de Granados han enervado a Aragonès, lamentando que lo haga elegir entre un espacio político y los Mossos d'Esquadra. Ha considerado que el PSC se comportaba como el "PP de Pablo Casado" cuando pide a Pedro Sánchez escoger entre Podemos y la policía. "Es irresponsable y parcial lo que hace usted", ha lamentado, rehuyendo responder a Granados y situándose en el equilibrio de apoyar a los Mossos y, a la vez, aproximarse a las propuestas de la CUP por la investidura.

Eva Granados (PSC) y Pere Aragonès (ERC) este miércoles en el Parlament.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, ha afirmado que "los catalanes tenemos un problema que se llama CUP", un partido que "hace cinco años lleva la batuta política catalana con un alto precio". "El independentismo, ya sin disimular, persigue al disidente", ha criticado, en una intervención que le ha valido minutos después que la líder de En Comú Podem, Jéssica Albiach, lo comparara con Ignacio Garriga, candidato de Vox.

stats