Diada nacional
Política 02/09/2022

Aragonès no estará en la manifestación independentista de la Diada porque discrepa con el planteamiento

El presidente considera "poco coherente" asistir porque va "en contra de los partidos" y no "contra el Estado"

4 min
El presidente, Pere Aragonès, en una imagen reciente al Palau de la Generalitat

BarcelonaEl president de la Generalitat, Pere Aragonès, no asistirá finalmente a la manifestación independentista organizada por la ANC el Once de Septiembre. Según ha avanzado Rac 1 y ha confirmado el ARA, el jefe del ejecutivo cree que no sería "coherente" porque considera que la manifestación va "contra los partidos políticos y las instituciones, y no contra el Estado español", además de "profundizar en las divergencias del independentismo". El jefe del ejecutivo, pues, hará el discurso institucional el día 10 de septiembre por la noche desde el Fórum Romano de Empúries (Alt Empordà) y el día siguiente encabezará la delegación del Govern en la ofrenda floral que se hace en el monumento de Rafael Casanova en Barcelona la mañana. Por la noche estará en el acto institucional que organiza la Generalitat en las torres de la plaza Puig i Cadafalch de la capital catalana.

Fuentes de Presidencia trasladan el llamamiento de Aragonès a la ciudadanía a participar del conjunto de los actos de la Diada que "buscan sumar y que persiguen la mayor transversalidad" del movimiento. ¿Esto incluye la manifestación de la ANC? Este jueves, la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ya remarcó que la reivindicación de la Diada no solo se expresa en esta movilización. Ella todavía no explicó que Aragonés no iría y no quiso entrar en si las dudas tenían que ver con los silbatos que recibió el año pasado junto con el líder de ERC, Oriol Junqueras, por parte de algún sector.

La decisión anunciada por el president contrasta con la del del vicepresidente del Govern y dirigente de Junts, Jordi Puigneró, que ha enviado un comunicado confirmando que él sí que estará presente en la convocatoria. Esta es una diferencia más que se añade a las divergencias estratégicas entre Esquerra y Junts, que se han dado un mes para intentar reconducir las cosas y con la consulta a la militancia de JxCat en el horizonte sobre si salir del ejecutivo. A Puigneró lo acompañarán los consellers de su partido, que también participarán en la manifestación que empezará como ya es tradicional a las 17.14h. De hecho, el secretario general de Junts, Jordi Turull, hizo un llamamiento inequívoco a la movilización del Once de Septiembre el jueves en Catalunya Ràdio: "Puede ser que los políticos escuchemos cosas que no nos gusta escuchar, pero tenemos que ir más que nunca. Estamos al servicio de esta gente". Por su parte, fuentes de la CUP también confirman que los anticapitalistas también participarán en la movilización, mientras que Esquerra como partido no ha comunicado todavía si seguirá la misma tónica que Aragonès o enviará una delegación.

La gente y los partidos

Será la primera vez desde la presidencia de Artur Mas que el jefe del ejecutivo catalán no acude a la movilización. De hecho, el propio Aragonés participó el año pasado como president y antes lo había hecho también como vicepresidente del Govern. Además, es la primera vez desde el inicio del Procés que un president de la Generalitat de un gobierno independentista expresa abiertamente que no comparte el planteamiento de los organizadores de la movilización, puesto que Mas siempre justificó que no iba por "preservar" su perfil institucional.

El manifiesto de este año de la Asamblea, titulado “Volvamos para vencer: ¡independencia!", dice que ya "no se puede esperar nada de los partidos" y que se los tiene que "dejar atrás" para "volver a poner la independencia en el centro de la política". "Se ha acabado esperar nada de los partidos, solo el pueblo y la sociedad civil organizada podrán lograr la independencia. La victoria del 1-O y la mayoría independentista en el Parlament no se pueden malgastar en mesas de diálogo con el Estado español y trifulcas internas", afirma la entidad ahora presidida por Dolors Feliu, con una crítica directa a la estrategia de negociación de Pere Aragonès con el Gobierno español.

Precisamente, Feliu este jueves en una entrevista a La Vanguardia , preguntada directamente por esta cuestión, asegura que, si Aragonés no asiste a la manifestación, considerará que "no está implicado en la independencia". Además, sigue: "Tienen que reflexionar mucho los políticos que se sienten incómodos yendo a una manifestación que se prevé multitudinaria y que ha sido la punta de lanza del independentismo. Si se sienten incómodas con la gente de su país, que se miren en el espejo y piensen en qué están haciendo (...). Llevaban las reivindicaciones de independencia en el programa, que miren si siguen implicados con este discurso y esta meta".

La presidenta de la ANC, Dolors Feliu, durante la presentación de la manifestación de la Diada de este año

El año pasado, en la primera manifestación de la Diada después de las restricciones por la pandemia, la ANC reunió a unas 400.000 personas (según los organizadores) en Via Laietana y en la Estación de Francia (Barcelona) y las reivindicaciones ya fueron dirigidas contra el Govern de la Generalitat. Emulando el "president, ponga las urnas" de la exlíder de la Asamblea Carme Forcadell a Artur Mas, la entonces líder de la Asamblea, Elisenda Paluzie, gritó a Aragonés: "President, haga la independencia". Desde 2017 las estrategias de la ANC y el Govern chocan. En particular esta entidad y Esquerra se han ido distanciando por la apuesta por el diálogo de los republicanos. El hecho de que Aragonés decida ahora no estar en la manifestación de la Asamblea es el colofón de un distanciamiento que hace años que se cuece.

La decisión de los presidentes durante el Procés

1.
Artur Mas
Artur Mas

En 2012 fue la primera gran manifestación independentista de la ANC. Artur Mas, entonces presidente, no asistió con el argumento de preservar su perfil institucional y mantuvo este criterio mientras fue jefe del ejecutivo. La de 2016 fue la primera en la que participó.

2.
Carles Puigdemont
Carles Puigdemont

El presidente, Carles Puigdemont, fue el primer cabeza jefe del ejecutivo que fue a la movilización independentista de la ANC por la Diada. Asistió a las concentraciones descentralizadas de 2016 (en Salt) y en 2017 a la manifestación de Barcelona previa al 1-O.

3.
Quim Torra
Quim Torra

El presidente Quim Torra asistió a las manifestaciones de la Diada de 2018 y 2019 mientras fue jefe del ejecutivo, pero no a la de 2020 a raíz de la pandemia del coronavirus. La ANC, cumpliendo con las restricciones, no convocó una manifestación, sino que hizo un acto con el aforo limitado.

stats