Política 29/11/2021

Aragonès se propone rehacer la mayoría con la CUP

Garantiza que se cumplirán los acuerdos de investidura con los anticapitalistas, pero deja en el aire la cuestión de confianza a medio mandato

3 min
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, con Eulàlia Reguant y Carles Riera, de la CUP.

Mensaje de optimismo del president Pere Aragonès a pesar de la quebradiza independentista por los presupuestos de la Generalitat. El hecho de que se hayan tramitado, y aunque sea con los comuns en lugar de la CUP, es un “éxito y una victoria del Govern”, ha reivindicado este domingo el jefe del ejecutivo en una entrevista a La Vanguardia. “No se puede interpretar como un fracaso”, añade. Aragonès tampoco da por roto el bloque independentista y, paralelamente a las negociaciones con En Comú Podem para la aprobación definitiva de las cuentas, apuesta por retomar las conversaciones con los cupaires, volver a incorporarlos en "la amplia mayoría” del Govern y enterrar la “discrepancia”.

¿Con qué incentivo? A pesar del veto de la formación anticapitalista a los números, el president asegura que los acuerdos programáticos a los cuales llegaron para su investidura se cumplirán. “Me los creo y son buenos para el país”, afirma en la entrevista. Amplía así las palabras de este sábado del conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, en Nació Digital, donde garantizaba que los acuerdos con la CUP en materia de orden público continúan vigentes. Pero tal como ya hace días que se especula en las filas de ERC, el president deja en el aire uno de los puntos troncales del pacto de investidura: someterse a una cuestión de confianza a medio mandato. “En las próximas reuniones evaluaremos si tiene sentido”, admite, y añade que la tramitación presupuestaria ya sirvió para validar el apoyo del Parlament al Govern.

Las diferencias en Junts

Rehacer el entendimiento con la CUP también puede servir para calmar los ánimos de los sectores de Junts que se oponen frontalmente al pacto con los comuns. Una discrepancia que Aragonès censura en la entrevista –especialmente en cuanto a "la enmienda a la totalidad” que cree que defendió en el pleno el diputado Joan Canadell–, pero que no es unánime en el partido ni tampoco en el Govern. El conseller de Economía, Jaume Giró, que ya ha iniciado los contactos con los de Jéssica Albiach para afinar su apoyo a las cuentas, ha puesto en valor este domingo la alianza alternativa a los cupaires. “Es evidente que teníamos que hacer presupuestos, así que bienvenidos los que se hayan sumado al acuerdo”, ha dicho en un acto de JxCat en Badalona. Es la misma posición que defendían este fin de semana en el ACN varios cargos del Govern y alcaldes del partido. A pesar de admitir que la prioridad eran los anticapitalistas, los dirigentes citados por la agencia insistían en que el objetivo primordial era “salvar como fuera” las cuentas.

Aragonès rema este domingo en esta dirección y deja claro a Junts que “no hay ninguna cuestión” en la que se haya cedido con En Comú Podem y no con la CUP. Todos los puntos pactados son “asumibles” con el pacto de Govern con Junts, remacha, al mismo tiempo en que remarca que hoy por hoy lo que hay con los de Albiach es simplemente un “pacto presupuestario”. Aun así, la carencia de una hoja de ruta compartida por el independentismo –ERC insiste en la mesa de diálogo que no compran ni Junts ni la CUP– podría implicar cambios en este sentido. El portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián, ya apunta en una entrevista a El País que “los pactos con los comuns son el futuro en Catalunya”. A pesar de reivindicar el bloque independentista, señala la evidencia de las “discrepancias” y pone en valor que ERC se ha “desacomplejado” y que quiere “asumir la realidad”. “Esto no la hace menos independentista, la hace más útil”, sentencia.

stats