Monarquía
Política 29/05/2022

El balance económico de la Casa del Rey obvia a Juan Carlos I

Aparece como miembro de la familia en la página web, pero no queda reflejado en el informe

ARA
3 min
Joan Carles I el día de su llegada.

BarcelonaEl viernes por la tarde la Zarzuela hizo público su balance económico como una muestra de transparencia de la institución, uno de los objetivos del actual rey, Felipe VI, para limpiar la imagen de la monarquía. Después del decreto del Gobierno español que incluía en las funciones del Tribunal de Cuentas fiscalizar sus números, la Casa del Rey ha dado a conocer su presupuesto –8,43 millones de euros– y el listado de obsequios institucionales que han recibido durante 2021. Ahora bien, la Zarzuela ha excluido al rey emérito Juan Carlos I de este intento de transparencia. A pesar de que aparece como uno de los miembros de la familia en la página web de la monarquía, no lo cuentan en la fiscalización y no hay rastro de lo que recibió durante el año pasado, cuando ya estaba viviendo en los Emiratos Árabes.

La publicidad de los bienes de la Zarzuela –a excepción del emérito– aparece justo una semana después de que Juan Carlos I volviera a España, en concreto a Galicia, para ir a una regata. Dos años más tarde de marcharse a los Emiratos Árabes Unidos, voló en jet privado desde Abu Dabi hasta Vigo para encontrarse con su amigo y anfitrión en Sanxenxo, Pedro Campos, presidente del Club Náutico. La Zarzuela y la Moncloa sitúan el viaje en el ámbito privado, pero su comportamiento queda en entredicho porque, por un lado, no ha dado explicaciones sobre las investigaciones que lo han rodeado –y que la Fiscalía ha archivado– y, por otro, porque pone en entredicho el cumplimiento del código de conducta de la Zarzuela. Felipe VI estableció una normativa cuando llegó al trono que precisamente regula los obsequios que puede recibir la familia real y es dudoso que el viaje privado con el que Juan Carlos I volvió a España siga las reglas de juego.

Este código de conducta establece que los integrantes de la familia real "no aceptarán regalos que superen los usos habituales, sociales o de cortesía, ni aceptarán favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones". ¿Puede, pues, el rey emérito aceptar el vuelo privado desde los Emiratos Árabes Unidos? Nadie de la Casa del Rey lo amonestará por haberlo hecho.

Juan Carlos I en el velero 'Bribon', en Sanxenxo

El coste de la familia

En cuanto a los datos que sí que va publicitar la Zarzuela, la familia real cobró el año pasado 507.700 euros en sueldos –253.843 euros el rey y 139.605 la reina– y recibió hasta 307 obsequios considerados de carácter institucional. Es decir, los que han recibido a consecuencia de participar en un acto oficial o para ostentar el cargo. Por ejemplo, Felipe VI en 2021 obtuvo una espada tradicional, una pandereta, peluches o libros, mientras que entre los regalos de la reina Letizia constan pendientes, vestidos, sombreros, pañuelos y piezas de arte. Estas donaciones en especie, como son de carácter institucional, pasarán a formar parte del Patrimonio Nacional.

Ahora bien, en este listado de transparencia no se incluyen los regalos de carácter personal y que, según la normativa de la Casa del Rey , son todos aquellos que quedan "excluidos de la categoría institucional". Unos obsequios que, en todo caso, tampoco pueden "superar los usos sociales o de cortesía" y que, si los superan, se tienen que dar a entidades sin ánimo de lucro o a un organismo público.

stats