Política 16/05/2021

¿A quién beneficia ir a nuevas elecciones?

Análisis de los riesgos y oportunidades para los partidos a diez días de la repetición electoral

7 min
Candidatos a la presidencia de la Generalitat. Debate a Tv3
Disponible en:

Cuando el independentismo superó el 50% de los votos y consiguió una holgada mayoría absoluta, pocos creían que desencallar la investidura sería tan complicado. Pero los recelos entre JxCat y ERC venían de mucho antes del 14-F y no los han conseguido superar cuando faltan diez días para que acabe el plazo para repetir las elecciones. Unos comicios que alargarían la situación de interinidad y que evidenciarían el fracaso de los políticos, pero que también representan una oportunidad para los partidos.

1.
PSC: Consolidarse como la alternativa al independentismo
Salvador Illa: “El resultat de les eleccions a Madrid ni allunya ni acosta els indults”

✅El PSC es, probablemente, el partido con mejores perspectivas si hay nuevas elecciones. No solo por la victoria el 14-F, sino porque, ante un fracaso de las negociaciones ERC-JxCat, se puede erigir con más argumentos como la alternativa a un Govern independentista. Los socialistas creen que volver a las urnas con estas condiciones les puede beneficiar y no descartan que el desencanto con los hasta ahora socios en la Generalitat –y la posible abstención que se derive de ella en el flanco soberanista–, el descenso todavía más acentuado de Cs y el acercamiento de los comuns a ERC les permitan ir más allá de los 33 diputados actuales, que son más del doble de los que consiguieron en 2017. Un tripartito progresista que rompa con la lógica del Procés, además, aparece en el último barómetro del CIS como la opción preferida de los catalanes y, en clave estatal, un buen papel del PSC también podría dar aire al PSOE después de los malos resultados en Madrid.

❌El gran activo de la anterior campaña, el efecto Illa, ha perdido fuerza sin que el candidato socialista haya tenido la oportunidad de desplegar en el Parlament su programa de gobierno. El trasvase de voto de Cs podría haber tocado techo, y los votos en juego en el flanco constitucionalista podrían ir hacia el PP o hacia Vox. El partido también teme que la previsible abstención y el hecho que las elecciones se celebren en periodo de vacaciones lo acaben afectando. También tiene claro que, aunque gane las elecciones, la correlación de fuerzas –y, por lo tanto, las posibilidades de gobernar– puede ser muy parecida a la actual.

2.
Poner en riesgo el resultado más importante del partido desde 1932
El coordinador nacional d'ERC, Pere Aragonès, en roda de premsa

✅ Si hay repetición electoral, ERC confía que la ciudadanía responsabilice a JxCat por cómo se han desarrollado las negociaciones de investidura y, por lo tanto, que los de Puigdemont asuman un coste más elevado en las urnas. Si se cumpliera este pronóstico, Esquerra tendría la oportunidad de ganar unos escaños más de margen respecto a Junts  –ahora están 33 a 32– y reforzar el liderazgo que asumió el 14-F, cuando fue por primera vez desde el estallido del Procés la fuerza independentista más votada en el Parlament. Además, con la pandemia en retroceso y la vacunación a pleno ritmo, podría reivindicar con más fuerza que hace tres meses la gestión que ha hecho desde algunas conselleries clave de la Generalitat en el combate contra el covid, como por ejemplo la de Salut.

❌La noche electoral del 14 de febrero, ERC se veía con la presidencia de la Generalitat a tocar, un objetivo que no hace ni 10 años parecía inabarcable. Si ahora se vuelve a las urnas pondría en riesgo el resultado electoral más importante del partido desde 1932. Para empezar, los republicanos temen que el PSC les amplíe la ventaja –el 14-F empataron en escaños– y consolide el ciclo electoral a la alza de los socialistas de cara a futuras contiendas como las generales o las municipales. También hay un fantasma que podría recorrer la campaña electoral republicana: ¿y si JxCat trincha los pronósticos y consigue la remontada como en las catalanas de 2017? Además, Esquerra tampoco se podría olvidar de la CUP, que va a la alza y siempre han tenido voto fronterizo en disputa.

3.
JxCat: La dificultad de explicar el desacuerdo con el único aliado posible
Laura Borràs en una fotografia d'arxiu

✅Junts per Catalunya perdió el liderazgo del independentismo y la presidencia de la Generalitat la noche del 14 de febrero por un diputado y unos 35.000 votos ante Esquerra. Aquel día muchos dirigentes de Junts pensaron en el divorcio que acababan de protagonizar con el PDECat, con quien tenían frontera de votantes en la cita en las urnas. Àngels Chacón quedó fuera del Parlament con 77.000 votos, algunos de los cuales –interpretan en Junts– podrían haber optado por Laura Borràs y brindarle la presidencia de la Generalitat. Con una nueva cita en las urnas podrían intentar recuperar estos votantes apelando al voto útil y al hecho que el Partit Demòcrata ya ha quedado fuera de la cámara una vez. A diferencia del 14 de febrero, ahora sí que contarían con derechos electorales y espacio garantizado en los medios de comunicación. 

❌A raíz del desgaste de la negociación con Esquerra y el hecho que se abstuviera dos veces en el primer debate de investidura de Pere Aragonès, JxCat se arriesga a quedar como uno de los culpables de la repetición electoral. También tendría un problema para definir las alianzas posteriores: el partido de Carles Puigdemont solo tiene dos posibles aliados, que son ERC y la CUP. Y, en términos de formación de gobierno, solo Esquerra. A diferencia de los republicanos, no tiene opciones de pactar con los comuns y, a escala nacional, también ha excluido al PSC. Esto quiere decir que se enfrentaría a la dificultad de explicar el desacuerdo con Esquerra después de haber logrado más del 50% de los votos y con la necesidad de pactar con los republicanos también después de los comicios.

4.
Vox: Deglutir Cs y PP para seguir creciendo
El líder de Vox, Ignacio Garriga, en una fotografia el passat divendres al Parlament

✅Vox ha sacado pecho de su resultado electoral hasta convertirlo en un hashtag : #Los11deVox. La extrema derecha dio la campanada el 14-F convirtiéndose en cuarta fuerza en el Parlament, pero no se conforma y, en caso de repetición electoral, aspirará a continuar creciendo. Posiblemente, a expensas de Cs y el PP, aunque los de Ignacio Garriga también han hecho del PSC un rival.

❌Todavía es pronto para saber si Vox podrá consolidar este espacio o si Cs y el PP –beneficiado por la victoria de Isabel Díaz Ayuso– todavía pueden comerle terreno.

5.
CUP: Canalizar el malestar de las bases con ERC y JxCat
Dolors Sabater

✅De los tres partidos independentistas, la CUP es el que puede salir mejor beneficiado de una repetición electoral. Las divergencias entre ERC y JxCat a la hora de llegar a un acuerdo sitúan a la formación anticapitalista en una posición privilegiada para intentar canalizar el malestar de las bases con las dos grandes fuerzas independentistas. Los cupaires, a diferencia de legislaturas anteriores, subscribieron con celeridad un acuerdo para la investidura con los republicanos que ha servido para contrarrestar los que siempre les acusan de poner bastones en las ruedas. Su rol de mediador, favoreciendo la cumbre de miércoles, arrecia este sentido de la responsabilidad que intentarán capitalizar en las urnas si se repiten los comicios.

❌El peligro principal al que se enfrenta la CUP es que una nueva convocatoria electoral sitúe a JxCat por delante de ERC y deje en nada el pacto logrado con los republicanos, especialmente en el ámbito social, en que el partido asambleario ha centrado todos los esfuerzos para intentar paliar los efectos de la crisis fruto de la pandemia. El partido de Carles Puigdemont no ha escondido sus recelos con algunos de los puntos del acuerdo, y en caso de que quede primero tendrá más fuerza a la hora de renegociar a la baja las demandas de los anticapitalistas.

6.
Comuns: Ser decisivos para que ERC opte por un gobierno de izquierdas
Jéssica Albiach candidata de En Comú Podem a les eleccions al parlament de Catalunya

✅Desde el 14-F, los comuns se han mantenido fieles a su apuesta por un gobierno de izquierdas, a pesar de las pocas posibilidades que ha tenido hasta ahora de prosperar. Esta continuaría siendo su apuesta si Catalunya finalmente repitiera elecciones. Pero para que pudiera salir adelante, la candidatura de Jéssica Albiach necesitaría ser decisiva. Podría pasar si JxCat perdiera peso y los comuns tuvieran la capacidad de ofrecerse como alternativa de izquierdas a ERC. En comú Podem, además, también podría aprovechar para intentar capitalizar el chasco de los votantes independentistas cansados de las luchas fratricidas entre ERC y JxCat.

❌El reto principal que tendrían que afrontar los lilas sería la probable subida del PSC. El llamado efecto Illa ya amenazó los resultados del partido el 14-F. Finalmente consiguieron salvar los muebles y mantener los ocho diputados que ya tenían, a pesar de perder votos en buena parte del área metropolitana. Les podría penalizar que los votantes más federalistas del espacio de la confluencia respondieran a los llamamientos al voto útil de los socialistas para convertirse en la alternativa al independentismo. Si así fuera, los comuns se convertirían en unos de los principales damnificados de una repetición electoral que les podría dar un papel marginal en el Parlament.

7.
Ciudadanos: Remar contra la desaparición
Carlos Carrizosa al Parlament en una imatge d'arxiu

✅El pesimismo impera en Ciudadanos. Pero aún así todavía hay algunas voces que ven la repetición electoral como una oportunidad para mejorar resultados. ¿Cómo? Gracias a una mejor campaña electoral, con más eventos presenciales, y movilizando el voto de muchos constitucionalistas que el 14-F –con una participación del 51,3%– se quedaron en casa. La lista de Carlos Carrizosa cree que también podría verse beneficiada de un desvanecimiento –aunque sea parcial– del efecto Illa.

❌El riesgo de desaparecer del Parlament es real. La derrota de las catalanas –Cs perdió treinta diputados– fue seguida del fiasco de la moción de censura en Murcia y el adelanto electoral en Madrid, que dejó al partido primero sin presencia en el gobierno autonómico y después sin un solo escaño en la Asamblea madrileña. Afrontar otra campaña sin haberse recuperado de este golpe y en plena ofensiva de absorción de los cuadros naranjas por parte del PP puede ser letal.

8.
Confiar en la renovación del partido para remontar la derrota del 14-F
Alejandro Fernández i Santi Rodríguez, en una imatge d'arxiu al Parlament

✅El batacazo del 14-F obligó a Alejandro Fernández a mover pieza para intentar apaciguar las críticas internas. Incluyó, así, perfiles de consenso en una dirección ampliada que, con unas nuevas elecciones, tendría que pilotar la campaña con esfuerzos renovados. La dirección cree que están reflotando unas bases que se habían distanciado del partido y que vuelven a estar ilusionadas con el proyecto. Además, también podrían capitalizar el goteo de bajas de Ciudadanos para presentarse como la alternativa sólida del unionismo y la opción de centroderecha constitucionalista.

❌El abismo al que se puede ver abocado el PP es que sus tres diputados se acaben convirtiendo en cero si Vox continúa a la alza. Los populares también tendrían que afrontar la posibilidad de rehacer su lista electoral. La incorporación de los fichajes de Lorena Roldán y Eva Parera en los primeros lugares de la lista generó críticas internas, porque supuso dejar en un segundo plano a militantes históricos del partido, que quedaron fuera del Parlament.

9.
PDECat: Una segunda oportunidad para recuperarse
Entrevista d'Esther Vera a Àngles Chacón

✅Después de quedar fuera del Parlament con 77.000 votos, unas nuevas elecciones serían otra oportunidad para Àngels Chacón. Su relato pasaría por marcar perfil ideológico e intentar recoger el descontento con ERC, JxCat y la CUP después del desacuerdo.

❌Sus principales dificultades son presentarse como voto útil después de no obtener representación y retener los votantes que el 14-F dudaron entre ellos y JxCat u otro partido. Las condiciones, sin embargo, serían peores: el PDECat ya no cuenta con derechos electorales y necesitaría financiación después de quedarse sin los ingresos del Parlament y la deuda acumulada de la anterior campaña.

stats