Política 15/06/2021

El caso Cuixart en Estrasburgo: una causa europea contra la "limitación abusiva" de derechos fundamentales

Su defensa cree que el indulto no debilitaría el recurso en el TEDH porque no garantiza "ni reparación ni reconocimiento"

4 min
El abogado de Cuixart Olivier Peter, este martes en rueda de prensa

La vulneración del derecho a manifestación, al derecho a un tribunal predeterminado por ley, a un juicio justo y a una defensa efectiva, y también del principio de legalidad y de la prohibición de detención arbitraria. Estas son algunos de los argumentos incluidos en el recurso que Jordi Cuixart presentó la semana pasada al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra la sentencia del juicio del Procés. El objetivo de fondo del escrito, sin embargo, es convertir su caso en una causa europea contra la "limitación abusiva" de derechos fundamentales, según ha explicado este martes en rueda de prensa Olivier Peter, uno de los abogados del presidente de Òmnium. El letrado ha explicado que el principal argumento que brandan en Estrasburgo es que la condena de nueve años de prisión por sedición choca con el artículo 18 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, relativo a las restricciones de derechos y libertades. "No se puede limitar el derecho a manifestación por voluntad política", ha asegurado, convencido de que el objetivo de la represión a Cuixart no era "aplicar la ley", sino "alejarlo de la calle" y "debilitar" el papel de la entidad soberanista en la defensa del derecho a la autodeterminación.

"Vamos a Estrasburgo para dejar claro que hay un defensor de los derechos humanos represaliado [...]. Que fue detenido por la defensa pacífica de los derechos humanos", ha insistido Peter, confiado en que el juicio acabe con la "condena" del estado español. "Si Europa tolera que un defensor de los derechos humanos pase nueve años en la prisión por ejercer los derechos fundamentales, el futuro de todos y todas será muy oscuro", ha advertido. Y es que, según ha considerado el vicepresidente de Òmnium, "la resolución del recurso de Cuixart en el TEDH tendrá efectos sobre los derechos fundamentales de toda la ciudadanía europea”: "Europa tendrá que decidir: o condena a España [...] o condena la democracia, no hay término medio”. En una línea parecida, la representante internacional de la entidad, Elena Jiménez, ha alertado de que el caso de Cuixart -que ya lleva 1.338 noches encarcelado, más de tres años y medio- representa un "peligroso precedente" que podría dar un cierto sentido de "legitimidad" a los países más autoritarios para ejercer "prácticas más antidemocráticas". Su recurso a Europa, ha concluido, es "una manera de proteger a la sociedad civil de todas partes".

Acto de Òmnium para presentar el recurso de Jordi Cuixart en Estrasburgo

Para dar fuerza a esta idea, el escrito al TEDH incorpora más de 2.000 páginas con todos los pronunciamientos de organismos internacionales que han denunciado la situación de Cuixart y han pedido su liberación, como son el Grupo de Trabajo contra las Detenciones Arbitrarias de la ONU, la Organización Mundial contra la Tortura, Amnistía Internacional, el PEN Internacional o el Consejo de Europa. "Ha habido más de 100 posicionamientos internacionales que han denunciado el comportamiento dudosamente democrático del estado español", ha afirmado Jiménez. Representantes de algunas de estas organizaciones y otras personalidades internacionales han intervenido telemáticamente en la rueda de prensa de este martes, celebrada en el recinto de la antigua prisión Modelo, en apoyo a la causa del presidente de Òmnium. "Sus acciones entran dentro de los derechos reconocidos [...]. No tendría que estar en prisión", ha afirmado desde Ginebra Ed Donovan, asesor de la Relatora de Defensores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, mientras que, en un mensaje grabado, la premio Nobel de la paz Jody Williams ha señalado el caso de Cuixart como un ejemplo "flagrante" de cómo "se utiliza el poder del estado para silenciar a la sociedad civil". "No tenemos que permitir que esto pase en ningún lugar del mundo", ha sentenciado.

Incertidumbre sobre los plazos

Si bien Mauri ha remarcado que el recurso al TEDH, que podría tardar como mínimo un año en resolverse, no tiene que frenar la lucha por la amnistía de más de 3.300 represaliados y para ejercer el derecho en la autodeterminación, Peter ha dejado claro que el hecho de que Cuixart pueda ser indultado -la concesión de la medida de gracia podría ser inminente- no agua sus argumentos en Europa. "El indulto no garantiza ni reparación ni reconocimiento [...]. Y mantiene la restricción de derechos", ha argumentado. Sin embargo, ha admitido que el hecho de que el recurrente a Estrasburgo esté encarcelado es un elemento que añade urgencia a su caso, un factor que desaparecería con la libertad del indulto. Confía, con todo, en que este sea un caso "prioritario" para la justicia europea: Òmnium repite en cada ocasión, y también lo ha hecho este martes, el posicionamiento del Consejo Europeo, que sitúa a Cuixart como el único defensor de los derechos humanos en Europa que sufre “represalias e intimidación”. El próximo paso será superar el filtro de la admisión a trámite, un obstáculo importante que no superan más del 90% de recursos en Estrasburgo. Si la respuesta es favorable, el tribunal emitirá un informe y trasladará la demanda al Estado, que tendrá que responder.

stats