Política 13/10/2021

Ciudadanos se descuelga de la manifestación del 12-O en Barcelona

Unas 3.700 personas participan en la concentración por la unidad de España

3 min
La cabecera de la manifestación del 12-O, este martes en Barcelona

BarcelonaPor primera vez desde el 2016, Ciudadanos se ha descolgado de la manifestación a favor de la unidad de España que, con motivo del 12 de Octubre, ha reunido este martes a unas 3.700 personas –según la Guardia Urbana– en el centro de Barcelona. A pesar de haber secundado el manifiesto de la concentración y haber puesto una carpa en la Plaça Catalunya, los diputados naranjas no han querido ocupar la cabecera y han evitado la foto conjunta con Vox y el PP. 

Según el líder del partido naranja, Carlos Carrizosa, preferían “marcar perfil propio” y por eso Cs optó por organizar un acto alternativo el lunes al atardecer. Según ha asegurado, la decisión –que se comunicó ayer a los organizadores– no tiene nada que ver con Vox. “Nosotros no hacemos cordones sanitarios”, ha recalcado Carrizosa, a pesar de que sus palabras no han convencido a la formación ultra. “Prefieren las fotos con [Pedro] Sánchez”, ha espetado el líder de la extrema derecha, Ignacio Garriga, en Twitter. Tampoco a los líderes de las entidades convocantes, Javier Megino, de Cataluña Suma, y Fernando Sánchez Costa, de Sociedad Civil Catalana (SCC). Los dos se han mostrado sorprendidos por la decisión de Cs. “No es momento de cálculos pequeños, sino de trabajar juntos para cambiar la situación de Catalunya”, ha dicho Sánchez Costa, mientras que Megino ha asegurado que desconocía que no estarían en la cabecera. “Aquí cabe todo el mundo”, ha dicho a su vez el concejal del PP Josep Bou, mientras que el secretario general del partido, Santi Rodríguez, ha afirmado que el PP se sentía “orgulloso del Día de la Hispanidad”.

Josep Bou ha bailado con entusiasmo durante la concentración del 12-O.

La concentración ha sido pacífica pero menos multitudinaria que en 2019, cuando fueron 10.000 personas, y en 2018 fueron 65.000 –el 2020 no hubo por la pandemia-. Este año ha estado marcada por la música: en cada cruce de calles un grupo de bailarines ofrecía una exhibición de danza tradicional de diferentes países latinoamericanos. Por este motivo la marcha ha sido lenta y la manifestación, que ha arrancado a mediodía en el Passeig de Gràcia y ha llegado hasta Plaça Catalunya, no se ha dado por acabada hasta pasadas las dos, después de haber leído un manifiesto por la unidad de España, haber hecho una ofrenda a la Virgen María de Pilar y haber escuchado el himno español. “Por todo lo que nos une: por España y la Hispanidad” ha sido el lema de la manifestación, en el que se han oído varias versiones del himno de España, también la que escribió la cantante Marta Sánchez. El ambiente ha sido festivo y, a pesar de que se han podido ver mensajes contra el ex president Carles Puigdemont, han quedado en un segundo plano. “Los nacionalismos discriminan y enfrentan”, decía la pancarta que llevaba una chica vestida de pies a cabeza con una bandera española.

Ante el consulado cubano, además, sonaba una banda de opositores al régimen entonando el lema "Patria y vida", que más de seis décadas después de que Fidel Castro pronunciara la conocida frase “Patria o muerte” es habitual entre una parte de los cubanos que piden el fin del comunismo. Casualmente, el batería del grupo era Sayde Chaling Chong, que en el pasado había estado afiliado a Vox. En la Plaça Catalunya se han podido ver carpas de algunas de la treintena de entidades adheridas al manifiesto, un texto que reivindicaba que “ningún gobierno podrá despreciar la patria común de todos los españoles”. 

Javier Megino, de Cataluña Suma, mientras llevaban la imagen de la virgen del Pilar.

La extrema derecha, protagonista

Ha habido dos actos más protagonizados por la extrema derecha. La manifestación de la ultraderecha, convocada por Democracia Nacional en Montjuïc, en el que unas 250 personas han quemado esteladas y han proferido gritos a favor del dictador Francisco Franco, y la ofrenda floral organizada por Unidad Hispanista, Fundación para la Defensa de la Nación Española y Somatemps en el monumento a Colón, a la que también han asistido los diputados de Vox con una alfombra de flores. Al otro lado, la plataforma Som Antifeixistes ha convocado una protesta con el lema “Nada que celebrar” que ha reunido a 350 personas, según la Guardia Urbana.

stats