Lengua
Política 21/06/2022

El Congreso veta el uso del catalán en la cámara y expulsa de la tribuna a los portavoces de ERC, JxCat y la CUP por hablarlo

El PSOE vota en contra de la reforma del reglamento para hablar en catalán, euskera y gallego en la cámara baja

3 min

MadridEl Congreso mantiene el veto al uso del catalán, el euskera y el gallego en la cámara. El PSOE se ha aliado con los partidos de la derecha para rechazar la reforma del reglamento que proponían los partidos soberanistas y Unidas Podemos para que se pudieran utilizar las lenguas cooficiales en las sesiones parlamentarias del Congreso. Para defender la iniciativa, los diputados independentistas han intentado hacer su intervención en catalán, pero Alfonso Gómez de Celis, presidente de la cámara durante el pleno de esta tarde en sustitución de Meritxell Batet, les ha cortado la palabra y les ha obligado a abandonar la tribuna. Montse Bassa (ERC), Míriam Nogueras (Junts) y Albert Botran (CUP) han querido reivindicar el uso del catalán en el Congreso, precisamente, en catalán, pero no han podido acabar su intervención porque el reglamento de la cámara no permite hacer uso de ninguna otra lengua que no sea el castellano.

Para reivindicar el uso del catalán, el euskera y el gallego en el Congreso, los grupos soberanistas han optado por diferentes fórmulas. Mientras los tres grupos independentistas catalanes y también el diputado del BNG Néstor Rego han optado por intervenir en catalán y en gallego (en el caso de Rego) arriesgándose a no poder acabar la intervención, el diputado del PDECat Ferran Belio ha decidido traducir al castellano cada frase que ha pronunciado en catalán. En cambio, los diputados del PNB y de EH Bildu Joseba Agirretxea y Mertxe Aizpurua han reivindicado el uso del euskera en una intervención mayoritariamente en castellano, y en el caso de Unidas Podemos, han repartido su tiempo entre varios diputados, como Joan Mena, que ha hecho parte de su intervención en catalán; Sofía Castañón, que lo ha hecho en asturiano, o el portavoz del grupo, Pablo Echenique, que ha empezado su discurso en aragonés.

Una vez acabado el debate, representantes de todos los grupos soberanistas y también de Unidas Podemos han leído un manifiesto donde han reivindicado el uso de las lenguas cooficiales y han cargado contra "la ofensiva del supremacismo lingüístico español" para evitar que el catalán, el euskera y el gallego "ganen espacios" en ámbitos como la escuela o la producción audiovisual. Consideran, además, que el Congreso es un "claro exponente" de la situación de "privilegio" del castellano y que la presidencia de la cámara se acoge a los "usos y costumbres para negar la expresión en cualquier otra lengua". Recuerdan, en este punto, que en parlamentos como los de Suiza o Bélgica se refleja el plurilingüismo.

El PSOE veta las lenguas cooficiales

Esquerra, Junts, el PDECat, la CUP, el PNV, EH Bildu, el BNG, Más País y Compromís proponían modificar el reglamento del Congreso para introducir la posibilidad de que en todas las sesiones parlamentarias los diputados pudieran hablar en catalán, euskera y gallego, además de poder presentar escritos en estas tres lenguas. "Los diputados tendrán el derecho de intervenir en las sesiones del pleno del Congreso y de las comisiones en cualquiera de las lenguas oficiales y reconocidas estatutariamente en sus comunidades autónomas. Así mismo, tendrán el derecho de presentar los escritos y documentos de índole parlamentaria en cualquiera de estas lenguas", proponen en su reforma, que modifica el artículo 6 del reglamento.

La iniciativa también añadía una disposición final en que pedía que los servicios de la cámara baja se encargaran de traducir al castellano los textos presentados en catalán, euskera o gallego, así como también garantizar la traducción simultánea a todas las lenguas oficiales las intervenciones orales de los diputados en el pleno y las comisiones. En el Boletín Oficial del Congreso, las intervenciones y documentos se publicarían en castellano y, "como mínimo", en la lengua utilizada (es decir, que si se hace un discurso en gallego, no habría que traducirlo al catalán).

En el Senado, que es la cámara territorial, ya se puede utilizar el catalán, el euskera y el gallego en algunas de las intervenciones. No está permitido en las sesiones de control ni cuando se debaten proposiciones de ley, pero sí en las interpelaciones. Este es el argumento que ha utilizado el PSOE para oponerse a la propuesta de Unidas Podemos y los partidos soberanistas: que el catalán, el euskera y el gallego ya se puede usar en la cámara alta. "Para los socialistas la defensa de las lenguas propias no puede ser utilizada de forma mezquina e intentando confundirla con el separatismo", ha afirmado durante el debate el diputado del PSOE Guillermo Antonio Meijón.

stats