Política 30/12/2020

Lorena Roldán deja Cs y se suma al proyecto del PP en Cataluña

Argumenta que en el constitucionalismo no puede haber "medias tintas" y ocupará el segundo lugar de la lista por Barcelona

Anna Mascaró / Mireia Esteve / Marc Toro
5 min
La portaveu de Cs, Lorena Roldán, en roda de premsa

BarcelonaSorpresa en las filas constitucionalistas a las puertas de las elecciones del 14-F. El PP ha asestado un golpe duro a Ciutadans fichando Lorena Roldán, que deja el partido naranja y se incorpora al proyecto del PP en Catalunya que encabeza Alejandro Fernández. Ocupará el número dos de la lista de los conservadores por Barcelona, tal como han anunciado esta mañana en un acto conjunto, en el que Roldán ha asegurado que las elecciones del 14-F son una "oportunidad histórica" para dar visibilidad a la "mayoría constitucionalista" desde el PP, que considera un "proyecto abierto que pretende unir el voto" unionista.

La ganadora de las primarias de Cs, que fue desterrada por la ejecutiva para colocar en su lugar Carlos Carrizosa como candidato a las catalanas, hasta ahora no había movido ficha. El sector crítico del partido, que impugnó el nombramiento de Carrizosa como candidato y exigía la celebración de nuevas primarias, le había extendido la mano en caso de que quisiera hacerle frente. Pero a pesar de que sabía desde el mismo instante en que Albert Rivera, su padrino, abandonó la presidencia que su lugar quedaba en entredicho, ella prefirió guardar silencio y no sumarse a las disputas internas. No ha sido hasta este miércoles, en plena precampaña electoral, que ha hecho oir sus críticas.

En una carta publicada en las redes sociales, la hasta ahora portavoz de los naranjas en el Parlament y el Senado da por finalizada su etapa en la formación después de seis años y, en consecuencia, también deja su escaño en la cámara alta española (en el Parlament lo tendrá que dejar si no sale elegida el 14-F). A pesar de que reconoce los éxitos conseguidos en los últimos años con el partido fundado por Albert Rivera, a quien agradece especialmente haber confiado en ella, considera que en el constitucionalismo no puede haber "medias tintas" ni "titubeos". Un dardo velado al partido que ahora lidera Inés Arrimadas y que, en los últimos meses ha virado hacia el centro con nuevos acercamientos al PSOE. "Hoy más que nunca necesitamos un constitucionalismo fuerte, no sólo en Catalunya, sino también en el resto de España, que anteponga los intereses generales al interés partidista", añade.

Roldán, con todo, defiende que de cara a las próximas elecciones catalanas hace falta "valentía y amplitud de miras" en la gestión de la pandemia del covid-19 y la lucha contra el "desafío separatista" y, sobre todo, hacerlo "sin complejos". Y resuelve: "Y hoy este proyecto lo encarna Alejandro Fernández. Por eso es un honor para mí anunciar que, desde hoy, me sumo a su proyecto en Cataluña [...] Será un honor recorrer este camino juntos", concluye.

La noticia ha tenido un gran impacto en las filas naranjas. Desde que se la apartó como líder del partido -aprovechando el aislamiento que facilita el teletrabajo- se había mantenido en un segundo plano. No obstante, en las últimas semanas sí que había expresado su malestar a algunos compañeros de partido. Ciudadanos argumentó en su momento que se le apartaba en favor de Carrizosa porque él tenía un perfil más transversal, que podía conseguir una candidatura de unidad constitucionalista. No solo Carrizosa ha fracasado en su objetivo sino que Roldán, con su salto al PP, muestra ahora sus buenas relaciones con los conservadores. La ejecutiva naranja también insistía que Roldán había dado un paso al lado, renunciando a liderar la lista, voluntariamente. Según varias fuentes, Roldán estaba molesta con esta explicación que a su entender era "falsa". Pero no ha movido ficha hasta ahora, pocos días después de que su compañero en el Ayuntamiento de Tarragona, Rubén Viñuales, anunciara su salto al PSC.

El PP habla de jugada maestra

Fuentes del PP subrayan la "jugada maestra" de Alejandro Fernández fichando a Roldán. Un dirigente del partido remarca que la maniobra supone un "punto de inflexión" y que demuestra que tiene que ser el PP quien "integre" el constitucionalismo. Aunque en el PP también ha habido un giro de discurso. Hasta hace unos meses el PP no veía con buenos ojos el perfil de Roldán. Dirigentes populares eran críticos, especialmente, con el hecho de que pudiera liderar una eventual coalición entre Ciudadanos y el PP, porque consideraban que el perfil de Alejandro Fernández era más potente que el de Roldán. Algunas voces la veían con poco potencial político para aglutinar a todo el constitucionalismo. Pero el PP también era consciente del mal que podía hacer a su rival electoral con este fichaje.

Este mediodía Fernández ha reivindicado la figura de Roldán. "Ha sido una portavoz brillante", ha dicho, y ha recordado que la votó como presidenta de la Generalitat en la moción de censura que presentó como líder de Cs.

Un ex senador de Cs asegura que Roldán tenía muy buena relación con los compañeros de todos los partidos en el Senado, y que mantenía contactos con el PP después de haber trabajado en la candidatura unitaria con el partido. La decisión de la hasta hace unos meses candidata de Cs mantiene la coherencia en cuanto a la línea ideológica de sus padrinos. Albert Rivera ya sorprendió a las filas naranjas el pasado noviembre cuando el líder del PP, Pablo Casado, contrató a su despacho. El ex secretario general de Cs, José Manuel Villegas, también se incorporó al patronato de una fundación afín al PP.

Para el sector crítico de Cs, que hace meses que exige primarias, el salto de Roldán al PP deja en entredicho el liderazgo de Carrizosa, más que nunca. No obstante, fuentes cercanas a la nueva ejecutiva de Inés Arrimadas interpretan el paso de Roldán a las filas conservadoras como una respuesta a su falta de protagonismo en las listas de cara al 14-F. Según varias fuentes, Cs había situado a Matías Alonso como cabeza de lista por Tarragona en lugar de Roldán. "Hay gente que no puede quedarse sin silla", argumentan estas voces.

En un comunicado, Cs se ha expresado en una línea similar. "Lamentamos que haya personas o partidos más preocupados por su interés personal o partidista que por la movilización de los constitucionalistas en Catalunya", expresan: "No responderemos a la confrontación que ha escogido el PP con más confrontación".

No obstante, fuentes parlamentarias insisten al ARA que el descontento por el funcionamiento interno del partido no se circunscribe al sector crítico, sino que, como Roldán, hay más gente que de puertas adentro está decepcionada con una estructura de partido muy vertical.

stats