Política 22/04/2021

ERC y JxCat cierran la primera carpeta del acuerdo: habrá cinco espacios de coordinación

También empiezan a avanzar en cuáles serán las políticas sociales del próximo Govern

3 min
Las negociadoras de ERC y JxCat Laura Vilagrà y Elsa Artadi este jueves al Parlamento .
Disponible en:

BarcelonaLas negociaciones entre ERC y JxCat para tratar de desencallar la investidura avanzan con cuentagotas. Este jueves, sin embargo, ha sido uno de los días en que sí que ha caído la gota. Dos, en concreto. La primera es que los dos partidos ya están en disposición de cerrar una de las primeras carpetas del pacto. Quizás no es la más trascendente, pero sí que es relevante. Así, en una reunión celebrada en el Parlament han acordado que crearán cinco espacios de coordinación entre las dos formaciones que se encargarán fundamentalmente de intentar evitar las divisiones, las crisis y las polifonías que caracterizaron los partidos en la anterior legislatura.

Uno de los debates que ha generado este flequillo del pacto es cómo se le tenía que llamar a este instrumento. Se habló de si tenían que denominarse comités o grupos de coordinación, pero finalmente se ha optado por la terminología espacios. Así, estos espacios se encontrarán periódicamente para tratar que todo el mundo reme en la misma dirección y resolver los escollos que vayan saliendo en la siempre compleja relación entre los dos socios. Como avanzó el ARA, serán diferentes espacios en los que participarán representantes de las dos formaciones a nivel parlamentario, gubernamental y de partido y que se reunirán con mayor o menor frecuencia en función de los temas. Una vez resuelto este aspecto, ahora todavía quedan todas las otras carpetas de la negociación. Es decir, este jueves se han pactado los espacios sobre cómo coordinar el Govern, pero falta conseguir el acuerdo para que este nuevo ejecutivo vea la luz.

En paralelo a esta reunión ha habido un segundo encuentro también en el Parlament. En esta es donde ha caído la segunda gota del día. Se ha puesto en marcha el primero de los tres grupos de trabajo bilaterales entre ERC y JxCat encargados de encajar las propuestas programáticas de los unos y los otros para constituir el plan de acción del próximo Govern. En definitiva, para pactar qué políticas tendrá que implementar el nuevo ejecutivo catalán en los cuatro próximos años.

Se ha decidido que estos grupos de trabajo serán sobre tres ámbitos: el primero sobre derechos sociales, que englobará cuestiones como la salud, el bienestar social, las políticas digitales, la vivienda y la juventud; el segundo será para hablar de las políticas económicas, y el tercer grupo será el institucional y servirá para hablar de cuestiones candentes como interior y también justicia. Este jueves se ha reunido el grupo del ámbito social, con las negociadoras Laura Vilagrà (ERC) y Elsa Artadi (JxCat) al frente. Ningún acuerdo concreto, pero fair play al salir y a la hora de comentar la jugada. En este encuentro también han participado los secretarios de algunas consejerías, como el de Salud, Marc Ramentol, y el senador de JxCat y ex consejero de Bienestar Josep Lluís Cleries.

La desbandada en el pleno

Las reuniones se han celebrado en los despachos del Parlament mientras en e hemiciclo de la cámara se conmemoraba Sant Jordi con varios diputados y miembros del gobierno en funciones leyendo textos de Felícia Fuster, Teresa Juvé y Joan Triadú. Uno de los protagonistas del acto ha sido el candidato a ser investido, Pere Aragonès, a quien le ha tocado leer La desbandada, de Juvé. No ha querido que pasara desapercibido el título de su texto. "No tiene que ser premonitorio de nada", ha ironizado. Todavía no hay acuerdo definitivo para desencallar la investidura pero, por ahora, el humor se mantiene.

stats