Política 19/04/2021

ERC presiona a Junts para llegar a un acuerdo antes del 1 de mayo: "Las excusas se tienen que acabar"

El partido de Puigdemont evita poner plazos y pide a sus socios "más reuniones" de negociación y menos declaraciones

5 min
L'equip negociador de ERC (Marta Vilalta, Sergi Sabrià, Laura Vilagrà y Josep Maria Jové), en la rueda de prensa de este lunes
Disponible en:

BarcelonaUltimátum de ERC a Junts para llegar a un acuerdo "entre el 23 de abril y el 1 de mayo". El equipo negociador de los republicanos ha comparecido por primera vez de manera conjunta en una rueda de prensa para redoblar la presión al partido de Carles Puigdemont ante la lentitud de las conversaciones para sellar un entendimiento que ya se ha cerrado con la CUP. Así, el diputado republicano Sergi Sabrià ha dicho que "hay que poner fecha al debate de investidura" y ha situado en la última semana de abril el plazo máximo para cerrar el acuerdo de gobierno. "Las excusas se tienen que acabar", ha afirmado Sabrià, que ha pedido un ejercicio de "responsabilidad" a Junts después de recordar que al revés los republicanos siempre han validado los candidatos que se les han planteado.

Desde el partido de Carles Puigdemont, en cambio, la portavoz, Elsa Artadi, ha evitado poner plazos y les ha pedido "más reuniones" de negociación para acabar de cerrar los "detalles" del acuerdo programático y menos "declaraciones que no ayudan". Según la portavoz, falta "concreción" en el documento que negocian –avanzado por el ARA– y ha venido a decir que el problema es "el enfoque generalista" de los republicanos a la hora de encarar la negociación. Ha querido poner un ejemplo explícito de un intercambio de documentos que tuvieron días atrás: en un primer momento, ha dicho Artadi, ERC envió un conjunto de medidas de nueve "páginas", mientras que los de Junts les remitieron un conjunto de "300" políticas públicas en una propuesta de "57".

Segons Sergi Sabrià, en todo caso, el culpable de que no haya pacto de gobierno dos meses después de las elecciones es Junts. "No hemos parado de hacer propuestas", ha expuesto, antes de advertir de que "si alguien quiere elecciones lo tendrá que explicar muy bien". En la misma línea se han expresado anteriormente los otros tres dirigentes de los republicanos. "No hay obstáculos que impidan llegar a un acuerdo", ha destacado la portavoz de ERC, Marta Vilalta. La también secretaria general adjunta ha afirmado que Junts antepone el partido al país y ha atribuido el bloqueo a las disensiones internas en el seno de la formación de Puigdemont. "No puede ser que los problemas de dentro de Junts se conviertan en los problemas del país", ha espetado Vilalta. En este sentido, ha acusado a Junts de tener el país "hipotecado y en standby " para resolver sus desavenencias internas.

Estas declaraciones han enervado a Junts y Artadi ha remarcado que el funcionamiento interno del partido lo conocen solo sus dirigentes. Ha reprochado a Esquerra que los presionen públicamente y que sugieran que el problema es su división interna. "Pedimos respeto [...], las decisiones de la ejecutiva hasta ahora se han tomado por unanimidad", se ha exclamado Artadi.

Elsa Artadi, número cuatro de JxCat, en un mitin en Sabadell

De todas maneras, a pesar de poner plazos a la negociación, Esquerra no ha concretado qué harán o qué escenario prevén en caso de que no haya acuerdo antes del 1 de mayo, pero sí han criticado que Junts aplazara su Congreso extraordinario previsto para este fin de semana hasta el 7 y 8 de mayo: "Lo tendrán que explicar", ha subrayado Vilalta. A su vez, Artadi ha negado la mayor desvinculando el congreso del proceso de negociación: ha remarcado que el cónclave es solo para escoger la presidencia del consejo nacional del partido, que todavía no está creado, y el defensor del militante, y que había que ajustar plazos para la presentación de las candidaturas. En este sentido, ha dicho que una de las aspirantes a presidir el consejo nacional es la alcaldesa de Vic, Anna Erra. Las candidaturas oficiales –que tienen que reunir trescientos avales de cinco veguerías diferentes– se proclamarán la semana que viene.

El contenido de la negociación

Previamente, Vilalta ha concretado los ámbitos del documento que negocian Esquerra y Junts, que está centrado en la estrategia independentista; el enfoque de la legislatura en el Parlament; el programa de gobierno y los fundamentos de la "nueva Generalitat republicana", y la coordinación para garantizar la "lealtad" y el "respeto" dentro del nuevo ejecutivo. Para ERC esta propuesta está "a punto" para ser desplegada, a la espera de que Junts se posicione en global: "Quien tiene que decir si está a punto para dar pasos adelante es JxCat", ha reiterado Vilalta, que ha apuntado que la única respuesta ha sido "parcial" y solo sobre la acción de gobierno.

El viernes, en la última reunión entre los negociadores, Junts dio respuesta de la parte del programa de gobierno a los republicanos. "Esperemos que nos respondan hoy", ha dicho Artadi, que ha añadido que el partido de Carles Puigdemont responderá esta tarde sobre el resto de capítulos del documento. Artadi no ha querido detallar los puntos concretos que quieren enmendar a los republicanos, pero sí ha apuntado a la coordinación independentista en el Congreso. Tal como avanzó el ARA el martes, la propuesta que hay encima de la mesa es que el órgano que coordine el Procés decida sobre todos los temas relacionados con el eje nacional, pero Junts quiere delimitar mejor qué significa esto. A su entender no solo tiene que haber acción conjunta en el Congreso de Diputados y en Europa en lo que tiene que ver con la independencia, sino también en lo que tiene que ver con las competencias de la Generalitat y el autogobierno. Ha hecho referencia explícita, por ejemplo, a los fondos europeos que Esquerra pactó que gestionaría la Generalitat en una de las prórrogas del estado de alarma y que hoy por hoy no se han materializado. "Ha habido descoordinación y ha acabado con la centralización por parte de Pedro Sánchez", ha dicho.

Por su parte, el PSC ha puesto el dedo en la llaga ante las desavenencias del independentismo y ha criticado el contenido de las negociaciones que de momento se han ido sabiendo. La viceprimera secretaria del PSC, Eva Granados, ha tildado de "error" que se esté hablando de poner "fecha de caducidad al diálogo con el gobierno de España", ha criticado que se "privatice" el Govern con "la tutela del Consell per la República" y ha denunciado una acción política basada en "la confrontación", informa Anna Mascaró. "El mundo independentista se mira el ombligo y no se preocupa por los catalanes y las catalanas", ha sentenciado.

Los comunes, por su parte, han insistido en pedir a ERC que explore un pacto de izquierdas para evitar que Junts vuelva a la Generalitat. El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha instado otra vez a los republicanos a renunciar a la fórmula de gobierno con JxCat porque considera que es una alianza "fracasada" y que supondría que el ejecutivo estuviera presidido por el partido de Carles Puigdemont "por la puerta trasera".

stats