Diada Nacional de Catalunya 2022
Política 11/09/2022

ERC se reivindica ante las críticas a su estrategia: "Nadie nos callará"

Los republicanos han sido abucheados en el Fossar de les Moreres y en el monumento de Rafael Casanova

3 min
El presidente de ERC, Oriol Junqueras, este domingo en el acto de ERC por la Fiesta.

BarcelonaHaciendo buenos los pronósticos, la de este año no ha sido una Diada fácil para ERC. La ausencia del president Aragonès de la manifestación de la ANC y el pulso abierto del partido con la entidad de Dolors Feliu habían generado controversia, que se ha acabado transformando en silbidos y reproches en algunos actos donde han participado los republicanos. Los abucheos en el Once de Septiembre no son nuevas desde que el Procés se ha estancado y la pandemia se ha desvanecido, pero sí que han subido de intensidad. Empezaron el viernes por la noche con el discurso que el president grabó desde Empúries, continuaron la medianoche del sábado al domingo en el Fossar de les Moreres, y se han manifestado de nuevo en la ofrenda floral a Rafael Casanova. Sea como sea, el partido de Oriol Junqueras ha convertido su acto propio de la Diada -celebrado en Barcelona por la tarde- en un acto de reivindicación de la trayectoria del partido y de reafirmación de su estrategia. "Nadie nos callará y no tenemos miedo a nadie", ha dicho el presidente del partido.

El mensaje este domingo no ha llegado solo en el fondo, sino también en la forma. El de Junqueras ha sido uno de los discursos más avivado que se le recuerdan, hasta el punto de que se le ha acabado rompiendo la voz en algún momento. No ha querido poner nombres y apellidos a los destinatarios de su aviso, más allá de decir que eran tanto los que "visten togas" como "los que nos amenazan desde el anonimato". Aun así, no es difícil adivinar que un parto de los advertidos son los sectores independentistas que han increpado a Esquerra en los últimos días vía redes o presencialmente. Junqueras también ha buscado exhibir pedigrí independentista remontándose a la Transición y recordando que ERC votó contra la Constitución y que tuvo más difícil que nadie ser legalizada.

Junqueras: "No nos callará nadie"

Fidel al reparto de papeles que han hecho desde que lideran la Generalitat, Aragonès ha optado por uno más institucional durante toda la jornada evitando el enfrentamiento directo con otros sectores del independentismo. Eso sí, ha reivindicado su principal apuesta política para reflotar el Procés, que es llevar la amnistía y el referéndum a las "mesas de negociación". Es decir, a la mesa de diálogo. Todavía ha sido más clara la secretaria general, Marta Rovira, diciendo que "forzosamente se tiene que transitar por el camino del diálogo y la negociación". Como ya es habitual, también ha sido la encargada de dar las malas noticias: "Nadie nos reconoció el referéndum -el 1-O-, nadie. Nos podemos engañar lo que queráis, pero después no ganaremos".

Al margen del avivamiento mayor o menor de los discursos, la posición es clara y da pistas de cara al futuro. Si el pulso con la ANC y el independentismo unilateralista se mantiene vigente a partir de lunes, Esquerra no está dispuesta a cambiar su estrategia ni medio milímetro, a pesar de que sí que ha reconocido que hay que volver al "consenso estratégico". A pesar de que esta tarde ninguno de los dirigentes de ERC tenían prisa por ir a la manifestación de la ANC -no va ninguno-, el acto político ha empezado media hora antes de lo previsto, a las tres y media, y ha durado poco más de media hora. A las cuatro había convocada una manifestación de los CDR a poca distancia. La única oposición que Esquerra ha tenido en este acto ha sido la de un movimiento vecinal del Besòs desvinculado del Procés.

Fuerte abucheo a ERC en la ofrenda floral en el monumento a Rafael Casanova

Los gritos del Fossar

Quizás el momento de máxima tensión se vivió de madrugada en el Fossar de les Moreres con un abucheo que hizo que la secretaria general adjunta del partido, Marta Vilalta, elevara el tono contra los reproches. "Chillad, podéis chillad, chillad más si os parece, que, mientras vosotros chilláis, nosotros, la gente de Esquerra Republicana, trabajaremos para llevar a este país a la libertad", dijo. Dirigentes del partido consultados por este diario quitan importancia a los abucheos, asegurando que son "pocos" que "chillan mucho". Algunos de los más veteranos recuerdan que ya existían en tiempos de tripartito y que lo que realmente era nuevo era la tregua que se produjo en los tiempos álgidos el Procés. Sea como sea, no hay nadie que no prefiriera unas fiestas en paz.

stats