Nuevo Govern
Política 26/05/2021

Un Govern paritario de abogados y politólogos con 47,5 años de media de edad

Pese a la juventud de algunos 'consellers', acumulan más de 100 años de experiencia en política

3 min
01. Pere Aragonès pasando revista a la formación de gala de los Mossos d'Esquadra que lo recibió al Palau de la Generalitat.  02. El nuevo presidente recibió la medalla que lo acredita en el cargo de manso de su predecesor, Quim Torra.   2. El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, conversando con el ministro Miquel Iceta y el líder  del PSC al Parlamento , Salvador Illa.

BarcelonaLa composición de un nuevo gobierno es también una declaración de intenciones de cara a los siguientes cuatro años. Por eso, cada detalle cuenta. Por ejemplo, que solo repitan dos de los trece consejeros de la legislatura pasada, tres contando al presidente (Pere Aragonès, Teresa Jordà y Jordi Puigneró). ERC y JxCat han escogido un ejecutivo, el primero que tendrá una consejería de Feminismos, formado mayoritariamente por mujeres (8 a 7) y joven, con una edad media de 47,5 años: además del presidente más joven desde la restauración de la democracia (38), la consellera más joven será Victòria Alsina (37) y hay cuatro miembros más que no llegan a los 45 años (Roger Torrent, Gemma Geis, Tània Verge y Laura Vilagrà). El más veterano es Josep Maria Argimon (63), seguido de Jaume Giró (57).

Este también es un ejecutivo que se reivindica como técnico, con hasta cinco fichajes independientes –Tània Verge y Joan Ignasi Elena (ERC) y Josep Maria Argimon, Jaume Giró y Victòria Alsina (JxCat)–, lleno de abogados (5) y politólogos (4), y en el que todos los miembros tienen estudios universitarios –algunos incluso son doctores–: hay un médico epidemiólogo, una licenciada en filología hispánica, un ingeniero de telecomunicaciones, un periodista (con estudios también en administración y dirección de empresas), un ingeniero industrial y una historiadora. La mayoría (8) nacieron en la demarcación de Barcelona (tres de ellos en la capital, dos en Sant Cugat del Vallès, uno en Badalona, una en Santpedor y uno en Pineda de Mar); pero hay tres de Girona (una de la capital, una de Ripoll y uno de Sarrià de Ter), dos de Tarragona (las dos de Reus, a pesar de que una ha hecho vida en Sabadell) y dos más nacidos en la capital leridana.

A pesar de que la prioridad de este Govern por resolver el conflicto político con el Estado sea el diálogo y aparque, de momento, la unilateralidad, la rémora del pasado reciente persigue a algunos de los nuevos titulares. Hay cuatro consellers con causas judiciales abiertas, tres de las cuales directamente relacionadas con el Procés. Natàlia Garriga es una de la treintena de altos cargos de la Generalitat investigados en el juzgado 13 de Barcelona por su relación con el referéndum del 2017; Tània Verge fue absuelta recientemente por haber formado parte de la sindicatura electoral del 1-O, a pesar de que la Fiscalía ha presentado recurso, y Roger Torrent acabó su periplo como presidente del Parlament con una querella de la Fiscalía por haber permitido que la cámara votara resoluciones sobre la autodeterminación y sobre la monarquía. Por su parte, a Josep González-Cambray se lo investiga en el marco de la operación Volhov.

Más de 100 años de experiencia acumulada

El cambio de caras ha sido profundo y la juventud de algunas de las incorporaciones podría hacer pensar que a este gobierno le faltará experiencia en la gestión. Nada más lejos de la realidad. A excepción de los consellers noveles en política institucional (Tània Verge, Victòria Alsina, Jaume Giró y Josep Maria Argimon, a pesar de que el hasta ahora secretario de Salud Pública ha ocupado varios cargos técnicos pero de designación política) la mayoría acumula largas carreras políticas. Arriba de todo están Roger Torrent y Teresa Jordà, que suman más de dos décadas dedicándose a la política: 21 años cada uno.

El ex presidente del Parlamento entró en política por primera vez en 1999 como regidor de Sarrià de Ter –acabaría siendo alcalde–, y en 2012 accedió al Parlament como diputado. En cuanto a Jordà, que repite como consellera en este mandato, inició su trayectoria como regidora de Ripoll, también en 1999, y desde entonces ha sido alcaldesa y diputada en el Congreso. Les siguen con 18 años el vicepresidente, Jordi Puigneró, que en 2003 inició su etapa haciendo de jefe de gabinete del entonces alcalde de Sant Cugat del Vallès, Lluís Recoder; Joan Ignasi Elena, que fue diputado del Parlamento ya en 1992, y Laura Vilagrà, la alcaldesa más joven de Catalunya en 2003, pero que ya había empezado de regidora cuatro años antes, y siguió ocupando cargos de relevancia política hasta finales del 2017. El presidente Aragonès empezó entró en el Parlament en 2006 y ya acumula 15 años de experiencia en las instituciones. También Lourdes Ciuró (15 años), Violant Cervera (6 años), Gemma Geis (4 años). González-Cambray y Natàlia Garriga no han sido diputados ni regidores, pero sí que tienen una amplia experiencia en cargos políticos en la Generalitat.

El Govern de Aragonès apenas empieza a andar este miércoles con la salida de la crisis económica y social derivada del covid-19 como principal prioridad. A los nuevos ejecutivos se les suele dar 100 días de gracia, pero el presidente es consciente de que las exigencias tanto de la oposición como de sus propios socios no tardarán tanto en llegar.

stats