Política 14/03/2021

La justicia da la razón de momento a Ayuso y mantiene las elecciones anticipadas en Madrid

El TSJM rechaza la medida cautelar que había pedido la Asamblea para paralizar la convocatoria electoral

4 min
La presidenta en funciones de la Comunitat de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con el líder  del PP, Pablo Casado, durante un acto en Madrid.

MadridEl Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha decidido rechazar la medida cautelarísima que había pedido la mesa de la Asamblea de Madrid para parar la convocatoria de elecciones anticipadas del 4 de mayo en Madrid. Da así la razón, de momento, a la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que fue quién firmó el decreto de convocatoria miércoles, poco antes de que el PSOE y Más Madrid registraran dos mociones de censura en el parlamento madrileño. Ayuso, sin embargo, informó de la convocatoria a la Asamblea una vez la mesa ya había empezado a tramitar las dos mociones y el decreto de convocatoria no se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid hasta el día siguiente.

Este fue el motivo por el que la mesa aceptó jueves la disolución, pero presentó un recurso en el TSJM para que determine si la convocatoria es válida. De momento, el tribunal ha respondido a las medidas cautelarísimas este domingo después de haber habilitado el fin de semana para tomar una decisión, pero todavía quedan por resolver las medidas cautelares y que haya una sentencia definitiva. A pesar de ser provisional, Ayuso ya ha celebrado la noticia en Twitter: "El 4 de mayo Madrid va a elecciones porque está en su derecho".

Son las segundas elecciones consecutivas en el Estado que acaban en los tribunales. En Catalunya, el aplazamiento del 14-F fue parado por los jueces. Entonces, sin embargo, la resolución de las cautelarísimas no era tan concluyente como lo ha estado en Madrid. En el auto de este domingo los magistrados han apuntado de forma clara hacia donde parece que se acabará decantando la decisión final. Reproduce de pe a pa los argumentos que había esgrimido el equipo de Ayuso. Mientras que la mesa, el PSOE y Más Madrid se valían del artículo 21 del Estatuto de Autonomía madrileño y del artículo 1.1 de la ley electoral propia de la Comunidad para detallar que hacía falta que el decreto de convocatoria estuviera publicado en el BOCM para ser efectivo, el TSJM argumenta que se trata solo de una "interpretación literal" de las normas y que lo que realmente importa es el momento en que "se acuerda la disolución" del Parlamento y la convocatoria electoral. "Por lo tanto, se tiene que entender que tal facultad queda válidamente ejercida desde el momento en que se firma el decreto de disolución y convocatoria de elecciones, y sin perjuicio que la eficacia de esta convocatoria electoral se despliegue una vez publicado el repetido decreto en el Boletín Oficial", añade la resolución.

El riesgo de aceptar mociones después de la convocatoria electoral

Según los jueces, se crearía un peligroso precedente si después de la firma de la disolución de la Asamblea se pudieran presentar mociones de censura. "Sostener lo contrario dejaría, eventualmente, a la mera voluntad del número de diputados que ostentaran la representación exigida para presentar una moción de censura -15 por 100- el eficaz ejercicio de aquella potestad [disolver la Asamblea], siendo suficiente presentarla con posterioridad de la adoptación del acuerdo de disolución para privarla de cualquier tipo de posibilidad", puntualiza, señalando que la publicación en el BOCM es solo para dar "publicidad" al proceso y para empezar el procedimiento electoral.

En este sentido, las mociones de censura registradas después de la firma de la convocatoria electoral por parte de Ayuso -que fue a las 12.25h, cuando Más Madrid registró la moción a las 13.03 y a las 13.07h lo hizo el PSOE- no son válidas, según el TSJM, a la espera que tome una decisión definitiva. Pero anticipándose ya a cuál será la sentencia, apunta que la mesa de la Asamblea de Madrid pretende hacer "una interpretación textual" de la normativa para "vaciar de contenido la facultad de disolución anticipada de la Asamblea". Por eso, la sección octava del tribunal defiende continuar con el proceso electoral porque hay que dar prevalencia al "interés general" y proteger "el legítimo ejercicio de la facultad constitucionalmente reconocida como es la disolución anticipada de un órgano legislativo y la convocatoria de elecciones".

Finalmente, el tribunal señala que no se están vulnerando los derechos fundamentales de los diputados, tal y como apuntaban los letrados de la cámara, porque consideran que ya se anunció la disolución de la Asamblea.

A pesar del lío judicial, todos los partidos ya están engordando la maquinaria para la campaña electoral. De hecho, este domingo, PSOE y Más Madrid han dado por definitiva la decisión del tribunal, a pesar de tratarse de momento de unas cautelares. "Respetamos la decisión del TSJM", ha dicho el candidato socialista, Ángel Gabilondo, añadiendo: "Llamamos a la participación y a la movilización para construir la Asamblea como representación de la voluntad ciudadana". "Estoy preparada para echarla de la Puerta del Sol", ha expresado por su lado la candidata de Más Madrid, Mónica García.

Ayuso miércoles mismo presentó la cita como un momento en que los madrileños tienen que escoger entre "socialismo y libertad". Viernes, el PSOE ratificó a su actual portavoz, Ángel Gabilondo, como candidato a pesar de que inicialmente se había sondeado que fuera la ministra de Defensa, Margarita Robles. Más Madrid también apuesta por su actual portavoz, mientras que Podemos duda de si tiene que ser Isa Serra, portavoz también a nivel estatal, ante la posibilidad que próximamente sea inhabilitada. Finalmente, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha evitado de momento ungir a Ignacio Aguado para la contienda electoral.

Arrimadas se encuentra en una situación más que crítica después del fracaso de la operación en Murcia, que ha demostrado que su partido se deshace y ha convocado para lunes un comité ejecutivo para dar explicaciones y analizar la situación. En cuanto a hace Vox, la candidata sería también su portavoz, Rocío Monasterio, la primera que presionó al PP de Ayuso para que convocara elecciones y evitara una moción de censura del PSOE, Ciudadanos y Más Madrid. Las primeras encuestas sitúan tanto a Podemos como a Ciudadanos fuera del arco parlamentario, puesto que para poder acceder se tiene que superar un 5% de los votos.

stats