Política 19/01/2022

El Parlament concedió 12 licencias por edad mientras negociaba la reforma del modelo

Los funcionarios beneficiados pueden acogerse a los cinco años cobrando sin trabajar

4 min
La presidenta del Parlamento , Laura Borràs, junto a varios colaboradores antes de la reunión de la Junta de Portavoces de martes 18/01/2022

BarcelonaUn total de 21 trabajadores y un gasto de 1,7 millones de euros en concepto de sueldos. Estas son los datos que el Parlament entregó al diario ARA el 14 de enero sobre las personas y las retribuciones que recibían los funcionarios acogidos a la licencia por edad. Ahora bien, esta es una imagen que corresponde solo a abril de 2021, puesto que la presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha explicado este miércoles a RAC1 que durante este año, antes de que se aprobara la reforma que endurecía las condiciones para acceder a este régimen especial, hasta 12 trabajadores más han solicitado la licencia por edad. Unos datos que no se trasladaron al ARA el 14 de enero porque solo se entregó la foto del mes de abril, argumentando que era la fecha de la primera petición de información pública.

¿Qué pasa, pues, con estas 12 personas que se acogieron el año pasado a la licencia por edad? ¿Quiere decir que en total hay 33 funcionarios que están cobrando sin trabajar? Fuentes parlamentarias consultadas por el ARA explican que no, que estas solicitudes están concedidas pero se han "aplazado" por "necesidades de servicio", como prevé la normativa (que da un margen máximo de un año entre que se concede y se ejecuta).

Estas solicitudes se hicieron mientras duraba el proceso de petición de información del ARA y se estaba negociando una reforma que tenía que endurecer las condiciones para acceder a este régimen especial. Como esto fue durante este compás de espera y quedaron aprobadas por la secretaría general antes de la reforma del mes de diciembre, estas 12 personas pueden optar a cobrar durante cinco años –y no tres, que es lo que se estableció a partir de diciembre– sin necesidad de trabajar. Así quedó blindado por el mismo acuerdo que hizo la mesa por unanimidad el 21 de diciembre: "Las licencias por edad autorizadas antes de la vigencia de estas normas se rigen por la normativa anterior".

Ahora bien, después de que el ARA publicara el lunes los términos de la licencia por edad y de que este martes la mesa diera marcha atrás para eliminarla completamente, se está estudiando si se pueden tumbar también estas 12 solicitudes concedidas. Según fuentes parlamentarias se ha encargado un informe a los letrados para saber si se puede revertir la situación. Donde admiten que no se puede hacer nada es con las licencias por edad de las 21 personas que ya perciben su sueldo por este concepto, porque se consideran "derechos adquiridos".

Un modelo que tiende a la extinción

Borràs ha explicado que se iniciará una negociación con el consejo de personal para extinguir este régimen especial, pero no se ha previsto, al menos de momento, eliminar directamente el artículo 79 de los Estatutos del Régimen y el Gobierno Interiores del Parlament (ERGI), que regula las licencias por edad. Aún así, la presidenta ha explicado a RAC1 que la reforma que se implementó en diciembre ya preveía "la extinción" de estas licencias. Una afirmación, sin embargo, que no tiene traslación al documento que aprobó la mesa justo hace tres semanas, porque ahí se establecía un cambio de las condiciones pero ningún plazo para acabar con los privilegios. Cuando se le ha planteado esto, Borràs ha apuntado que el espíritu de la reforma era "tender a la extinción".

Borràs también ha explicado que se endurecían los requisitos para acceder a la licencia por edad, por lo que a partir de ahora podrían optar a ello menos funcionarios. Se endurecen las condiciones para cobrar el 100% del sueldo: antes se necesitaban 25 años de experiencia y ahora son 29, pero se mantienen las necesarias para acceder a la licencia. Es decir, haber trabajado durante 15 años en el Parlament.

La presidenta del Parlament también ha reivindicado haber sido la primera en recortar las licencias por edad. Ciertamente, es así, a pesar de que no es la primera que ha reformado el modelo. En 2016, bajo presidencia de Carme Forcadell, se introdujeron ciertos cambios para añadir, entre otras cosas, la posibilidad de acceder a una reducción de jornada a partir de los 60 años: reduciendo un tercio la jornada y cobrando el 90% del sueldo o bien reduciendo la mitad de la jornada y cobrando un 75% del sueldo. Unas condiciones que quedan avaladas por la reforma del diciembre pasado. En 2017 también se hizo una pequeña modificación de la licencia por edad y los cambios pasaron incluso por una comisión legislativa, la de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda, donde están representados todos los partidos de la cámara. Aquella reforma, que arreciaba la vigencia de la mayor parte del modelo, lleva la firma del presidente de aquella comisión, Joan Garriga (CUP), y de la secretaria, Sònia Sierra (Cs).

Torrent dice que no tenía la información

Las licencias por edad fueron aprobadas durante el mandato de Ernest Benach (ERC) en 2008, pero se han mantenido en las legislaturas posteriores, con Núria de Gispert (CiU), Carme Forcadell (ERC), Roger Torrent (ERC) y ahora Laura Borràs (JxCat) en la presidencia del Parlament. La única que todavía no se ha expresado sobre esta cuestión ha sido Forcadell, y quien sí ha roto este miércoles el silencio ha sido Torrent. "Si hubiéramos tenido la información que se tiene ahora habríamos actuado de otro modo", ha dicho desde Madrid, celebrando que ahora se trabaje para revertirlas. También desde Madrid, el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha pedido "perdón": "En política, eres responsable de lo que sabes y de lo que no sabes", ha defendido en Catalunya Ràdio.

Por otro lado, la Intersindical, que tiene miembros en el consejo de personal del Parlament, ha defendido en un comunicado la "profesionalidad" de los trabajadores de la cámara, ante el "desprestigio" que consideran que se ha originado a partir de la "batalla entre partidos". En todo caso, el sindicato ha tildado de "aberración" las licencias por edad y ha destacado que no todos los trabajadores que podrían disfrutar de ello lo están haciendo.

stats