Batallas en la coalición española
Política 18/02/2021

El PSOE y Podemos se enfrentan por las protestas por la libertad de Hasél

El PP exige la dimisión de Iglesias y que Sánchez ponga freno a "un gobierno antisistema"

4 min
La vicepresidenta primera del gobierno español, Carmen Calvo, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, al Congreso

MadridCada día que pasa se agudizan las pugnas en el seno del ejecutivo español. El fin de la campaña del 14-F no ha traído ni mucho menos la tregua que prometía la Moncloa, sino que el PSOE y Podemos se han instalado en el boicot mutuo. En un contexto en el que el PP y Ciudadanos intentan reaccionar a los malos resultados electorales en Catalunya, las batallas dentro de la coalición de Pedro Sánchez están cargando de munición a Pablo Casado e Inés Arrimadas para disparar hacia otro lado. Si el martes fue la votación de la toma en consideración de la ley de igualdad de trato y no discriminación del PSOE –conocida como ley Zerolo–, en la que el partido morado se abstuvo y rompió la unidad de voto por primera vez en la tramitación de una ley en el Congreso, este jueves la respuesta a las protestas por la libertad del rapero Pablo Hasél ha llevado a un nuevo enfrentamiento.

La vicepresidenta primera del gobierno español, Carmen Calvo, ha apuntado al "historial" del rapero y ha criticado a Podemos por su defensa de la protesta ayer miércoles en la Puerta del Sol contra el encarcelamiento de Hasél. "Los que tenemos un cargo público tenemos que vivir nuestra vida con una cierta complejidad y no solo decir lo que pensamos", ha asegurado, en relación al tuit del portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique. En una entrevista a la Cadena SER, Calvo ha subrayado que "ningún derecho se puede defender ni expresar con violencia, es una línea roja absoluta".

En cambio, el portavoz de Podemos, Rafael Mayoral, se ha mantenido en la defensa de Echenique de los manifestantes y ha evitado condenar los disturbios. Es más, ha acusado al PSOE de no "tener problemas con la situación de deterioro democrático" que vive España y lo ha enmarcado todo en un debate de "fondo" sobre la libertad de expresión. "No estamos ante un problema de orden público, sino de necesidad de profundización democrática," ha añadido, en declaraciones a los medios en el patio del Congreso, donde ha enfatizado que una manifestante ha perdido un ojo en Barcelona y que en las cargas de Linares (Jaén) se utilizó fuego real.

Desde el PSOE, en cambio, intentan hacer equilibrios sobre la condena a Hasél. Si bien la semana pasada la Moncloa defendió la modificación del Código Penal para que las manifestaciones que no provocan ningún problema de seguridad no tengan consecuencias de prisión, también ha puntualizado que Hasél tiene un "historial entero" y que se le están "aplicando las normas de este país". Las declaraciones de hoy contrastan con las de fuentes del gobierno español ayer martes –por parte de los socialistas–, en las que admitían que Hasél no tendría que estar en la prisión y que esto sitúa a España en una mala posición.

La presidenta de la Comunitat de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a la Puerta del Sol

Pero Calvo sí se ha distanciado de la petición del PP para que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, dimita. La ministra ha recordado que Podemos tiene 35 escaños que se han ganado en las urnas y ha aseverado que los conservadores se tendrían que preguntar por qué mantienen las alianzas con Vox "cuando Vox apoya cuestiones que nos parecen infumables", en referencia a la manifestación neonazi del fin de semana pasado que el partido de extrema derecha no ha condenado. 

"Pido al presidente del gobierno español que lo cese inmediatamente, porque este país no puede estar vicepresidido por un político como este", ha manifestado esta mañana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que también ha aprovechado para cargar contra Hasél. "Ya lo que nos faltaba es jalear la fiesta de niñatos que se manifiestan por un delincuente que tiene menos arte que cualquiera de los que estamos aquí con dos cubatas en un karaoke. Esto no es arte, es delincuencia", ha afirmado.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha denunciado el "silencio cómplice" del PSOE con Podemos y ha advertido de que no condenar los altercados es avanzar hacia un "gobierno antisistema". "Esto lo tiene que frenar el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez. Tiene que destituir hoy mismo a Pablo Iglesias",  ha dicho la portavoz del PP, que ha informado de que su partido ha pedido la comparecencia del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la vicepresidenta Calvo para que expliquen los hechos. Desde Cs, el portavoz en el Congreso, Edmundo Bal, ha cargado también contra Echenique. "Que se felicite por lo que pasó ayer noche en Madrid me parece gravísimo", ha remarcado en una entrevista a RNE.

Pugna en materia de igualdad

Sobre la pugna por la ley de igualdad, Calvo ha tildado a Podemos de "incoherente" por haberse abstenido. Para el partido morado, los socialistas han traspasado todos los límites no cumpliendo el acuerdo de coalición e impidiendo la tramitación en paralelo de esta ley con la ley trans –que ha elaborado el ministerio de Igualdad, en manos de la número dos del partido morado– y la ley LGTBI. Fuentes de Podemos calificaron ayer de punto de no regreso este hecho y advirtieron de que estaban dispuestos a aplicar medidas drásticas, como podría ser la presentación de la ley en el Congreso por su propia cuente como ha hecho el PSOE con la ley Zerolo.

stats