Debate del estado de la nación
Política 14/07/2022

El PSOE rechaza todas las propuestas de resolución vinculadas al Procés

Unidas Podemos se abstiene en las iniciativas que apostaban por la autodeterminación y la desjudicialización

3 min
La bancada del PSOE al debate de política general del Congreso

MadridEl debate de política general del Congreso ha servido para, entre otras muchas cosas, constatar de nuevo que las posiciones de máximos del soberanismo no cuentan con suficientes apoyos en Madrid. Todas las propuestas de resolución relacionadas con el Procés presentadas por ERC, Junts, el PDECat y la CUP han restado rechazadas. Con todo, era de prever, porque incluían un listado de reivindicaciones inasumibles para el PSOE. Sea como fuere, sirve de reflejo de los planes de la Moncloa por esta sesión de tres días en la cámara baja, en la cual Pedro Sánchez intentó esconder al máximo la cuestión catalana en su intervención inicial. Una decisión que los grupos independentistas, y también el presidente de Unidas Podemos, Jaume Asens, le recriminaron.

Los socialistas ni siquiera han hecho el intento de enmendar alguna de las iniciativas, según confirman fuentes del grupo parlamentario. Hubieran podido aceptar separadamente algunos puntos de cada propuesta de resolución, pero se votan conjuntamente. Por ejemplo, ERC, Junts y el PDECat planteaban la reforma de la sedición. El presidente español, Pedro Sánchez, aseguró durante el debate de política general que no hay mayoría para impulsar la modificación legal, a pesar de que la predisposición de un grueso importante de grupos del Congreso abre la puerta, como mínimo, a una negociación. El president de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamaba este miércoles medidas concretas sobre la desjudicialización de cara a la reunión de este viernes en la Moncloa con el jefe del ejecutivo del Estado.

En principio, del encuentro no saldrá todavía la fecha de la mesa de diálogo, una apuesta que defienden ERC y el PDECat. La formación nacionalista exigía una convocatoria pronto de la mesa de negociación, que se reúna de manera trimestral y que derive en una votación. Por su parte, los republicanos proponían en su resolución de manera ambigua "mantener un diálogo abierto entre las fuerzas catalanas" y llegar a un "compromiso que habilite al estado español la solución de sus diferencias políticas, también en temas sensibles".

ERC no hacía una referencia explícita del derecho de autodeterminación, pero en una propuesta conjunta con EH Bildu y el BNG, instaban al gobierno español a "reconocer de manera efectiva el diálogo y la voluntad ciudadana libremente expresada como los únicos y mejores instrumentos para la resolución de los conflictos políticos territoriales existentes en Catalunya, Euskadi y Galicia". Junts y la CUP, en cambio, apuestan por "reconocer y respetar la voluntad del 1-O" y "reconocer el legítimo derecho a la autodeterminación de los pueblos del estado español".

Las dos fuerzas del Govern, que han evidenciado sus diferencias sobre el diálogo con el Estado , sí que han coincidido en pedir que se implementen las recomendaciones del informe Cilevics aprobado el año pasado en la asamblea de representantes del Consejo de Europa, que avala los indultos, apuesta por la retirada de las euroórdenes y denuncia que el Congreso no permita debatir una ley de amnistía. Los partidos soberanistas también reclamaban que la Fiscalía cese su persecución contra altos cargos y activistas vinculados al Procés y Junts apuntaba a la "reprobación de la actuación del Tribunal de Cuentas". Además, los cuatro partidos coinciden en abogar por una investigación a fondo sobre la guerra sucia contra el independentismo, ya sea por la operación Catalunya como por el Catalangate.

stats