Política 22/09/2021

El Senado estudiará equiparar el uso del catalán y el castellano en la cámara

El PSOE avala la tramitación de la reforma del reglamento propuesta por Junts

3 min
El senador de Juntos Josep Lluís Cleries, en una imagen de archivo al Senado

MadridEl Senado es la cámara de representación territorial, pero el reglamento de la cámara permite que se haga un uso limitado de las lenguas cooficiales. El catalán, el euskera y el gallego se pueden usar para defender mociones en el pleno, en la comisión de comunidades autónomas o para entrar escritos a registro. Para Junts per Catalunya esto es insuficiente y el grupo ha traído al pleno del Senado una reforma del reglamento de la cámara alta para que las lenguas cooficiales se puedan usar en "toda la actividad parlamentaria" de la cámara sin excepciones, ya sea en plenos (en todos los debates, no solo los de mociones), en comisiones y en el resto de actividades. Los votos del PSOE, del grupo de la izquierda plural (que incluye a Unidas Podemos) y de los grupos independentistas catalanes y vascos han permitido que la iniciativa se pueda empezar a tramitar en la cámara, ante la oposición de PP, Ciudadanos y Vox.

"¿Por qué cuando hacemos una pregunta a un ministro no la podemos hacer en nuestra propia lengua, que es cooficial en el Estado? ¿Por qué se ha olvidado el pacto constitucional de que hay varias lenguas y varias naciones?", ha preguntado el senador de Junts Josep Lluís Cleries, que ha defendido la reforma del reglamento para conseguir un "tracto igualitario y de dignidad hacia todas las lenguas" del Estado. "Ninguna lengua está por encima de otra", ha añadido. El senador ha considerado insuficiente la reforma que se hizo en 2010, actualmente vigente, y ha apostado por ir más allá y que las lenguas cooficiales puedan tener la misma presencia que el castellano en el Senado: "Para dar una imagen real si el estado español quiere representar la diversidad cultural y lingüística".

Los votos de los 113 senadores socialistas han sido clave para que la iniciativa pudiera empezar la tramitación en el Senado. Ahora pasará a debatirse en comisión, donde los grupos pueden negociar modificaciones a la propuesta de Junts. "El grupo socialista es plurilingüe", ha defendido la senadora socialista Margarita Adrio. "Las lenguas enriquecen un país, es nuestro patrimonio", ha añadido, y ha recordado sus orígenes gallegos. En la misma línea se han expresado los senadores de la izquierda plural, formada por Compromís, Unidas Podemos y Geroa Bai, y también el del PNB Imanol Anda, que ha defendido la iniciativa para avanzar "hacia la normalidad" en el Senado.

La iniciativa de Junts se ha debatido justamente la semana que se ha hecho público el primer redactado de la nueva ley del audiovisual, que no reserva una cuota específica para las lenguas cooficiales del Estado en las plataformas digitales. Los partidos independentistas catalanes ya han mostrado su disconformidad con este borrador y han exigido al PSOE modificaciones. De hecho, ERC ha pedido adelantos en esta cuestión para sacar adelante las negociaciones de los presupuestos generales del Estado.

Oposición frontal de PP, Ciudadanos y Vox

La senadora del PP Alícia Sánchez-Camacho ha rebatido de arriba abajo las tesis de Cleries. Con vehemencia, la expresidenta del PP en Catalunya ha defendido el no de los 99 senadores populares porque no quieren que el Senado se convierta en una "torre de Babel de lenguas y auriculares". Sánchez-Camacho ha defendido que en el Estado solo hay una nación y una única lengua oficial, el castellano, y que por eso la propuesta de Junts no puede salir adelante. "El Senado es una cámara territorial que representa la soberanía nacional del Estado", ha subrayado.

Para el senador de Vox Jacobo González-Robatto la iniciativa lleva incorporada una "superioridad moral" y ha denunciado que supone gastar "un millón de euros por un capricho", y la senadora de Ciudadanos María Ponce ha contrapuesto el uso de las lenguas cooficiales en el Senado con el uso del castellano en Catalunya: "Para usted es más importante que en una comisión medioambiental del Senado se hable catalán que que los niños de Catalunya se sepan expresar en castellano".

"Me aterran", ha contestado Cleries después de oír las intervenciones de los senadores de Cs y Vox. "Ustedes defienden que para proteger estas lenguas las pongamos en una fiambrera y las pongamos en el congelador. El catalán, el euskera y el gallego, para los Juegos Florales. Pero para hablar de cosas serias, el castellano", ha criticado, después de reprochar a la derecha española que utilice la lengua como un elemento "de enfrentamiento". En la misma línea se ha expresado el senador de ERC Josep Maria Reniu, que ha cargado contra los opositores a la reforma porque cree que demuestra que "realmente nadie o muy pocos creen que el Senado sea una cámara de representación territorial".

stats