Política 21/09/2021

Los socios de Sánchez ponen condiciones a los presupuestos en la apertura de las negociaciones

ERC pide avances en normativas como la ley del audiovisual, mientras que Unidas Podemos vuelve a presionar por la regulación de alquileres

4 min
Pedro Sánchez y Gabriel Rufián en una imagen en el Congreso

MadridEste martes empieza oficialmente la ronda de contactos con los grupos parlamentarios para negociar los presupuestos generales del Estado y los socios de la investidura, con los que el gobierno español prevé aprobar las cuentas, han empezado a pedir concreciones. Desde el atril del Congreso, ninguno de los grupos ha querido hablar de líneas rojas, pero sí han fijado sus prioridades. Para ERC, por ejemplo, la ley del audiovisual y la ley de memoria histórica son normativas que tendrían que avanzar en paralelo a la negociación de las cuentas. Estos son dos de los temas que los republicanos pondrán encima de la mesa, precisamente, en la reunión que mantendrán este martes con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, que antes habrá empezará la ronda reuniéndose con el PP.

"Que nadie dé por seguro el voto de ERC para nada, el voto de ERC se suda y se negocia", ha avisado el portavoz de los republicanos en el Congreso, Gabriel Rufián, en rueda de prensa. Sin explicitarlo, Rufián ha dado a entender que desde ya hace unos días han empezado las conversaciones con el gobierno español para abordar las cuentas y, en este sentido, el portavoz republicano ha dado un toque de alerta al PSOE: "Hoy vamos a escuchar, y si nos preguntan les diremos que van mal. El PSOE está muy tranquilo para lo que tiene delante".

En este sentido, ha reiterado su rechazo total al actual texto de la nueva ley del audiovisual, que no reserva ninguna cuota para el catalán en las plataformas audiovisuales. Rufián, en este sentido, ha exigido mejorar esta normativa y ha puesto como una "condición sine qua non blindar el catalán". Y en cuanto a la ley de memoria histórica, además de pedir el traspaso de la comisaría de la Policía Nacional de la Via Laietana, también ha subrayado la importancia de que se pueda declarar "ilegal" el régimen franquista. Con todo, Rufián ha vuelto a desvincular la negociación presupuestaria de la mesa de diálogo.

ERC negociará las cuentas del Estado, pero Rufián no ha querido entrar en si apuestan por hacer frente común entre todos los partidos independentistas, tal como ha pedido Junts. Una opción que el portavoz del PDECat en el Congreso, Ferran Bel, ve poco factible. "Primero Junts tendría que aclarar una posición conjunta, porque algunos quieren negociar y otros no", ha espetado. Además, también ha pedido un "acuerdo previo" en el seno del gobierno de la Generalitat para poder sentarse a negociar las cuentas estatales. Por su parte, la CUP ha vuelto a avisar de que no entrarán a negociar unos presupuestos que no incluyan partidas para un referéndum de autodeterminación y una ley de amnistía, dos peticiones que el gobierno español rechaza.

Las condiciones de EH Bildu y Más País

En la misma línea que ERC, EH Bildu también ha lanzado una advertencia a los socialistas. "El PSOE no tendría que estar tranquilo, tendría que estar preocupado. Tendría que tomar nota de que el tiempo de las tentativas ha pasado y ahora toca cumplir", ha avisado la portavoz de los abertzales en el Congreso, Mertxe Aizpurua, que ha exigido poner manos a la obra en la regulación del precio de los alquileres, pero también en mejorar el ingreso mínimo vital (IMV). Además, también ha advertido de que su grupo rechaza frontalmente el actual texto de la ley del audiovisual porque no refleja la "plurinacionalidad" del Estado y, en este sentido, ha exigido al gobierno español que rectifique.

Más País también se ha mostrado predispuesto a aprobar las cuentas estatales, pero su portavoz, Íñigo Errejón, ha fijado la ley de la vivienda y el abordaje de la salud mental como ejes prioritarios que se tendrían que reflejar en las cuentas. También "la infrafinanciación" del País Valenciano, como se ha encargado de recordar el diputado de Compromís, Joan Baldoví.

Unidas Podemos presiona por la ley de vivienda

Antes de negociar con los socios de investidura, quien primero se tiene que poner de acuerdo para elaborar un proyecto de presupuestos son los dos socios de gobierno: PSOE y Unidas Podemos. En este sentido, el portavoz del partido violeta en el Congreso, Pablo Echenique, ha explicado que las conversaciones con su socio de ejecutivo "avanzan" pero no en todas las cuestiones. Echenique ha exigido así que la nueva ley de vivienda tiene que estar lista "antes" de los presupuestos. La normativa tendría que regular el precio de los alquileres, un tema que ya tensionó las relaciones entre los dos socios de gobierno a principios de año y que hasta ahora había quedado en un segundo plano.

Ahora Unidas Podemos vuelve a presionar para que se acelere esta normativa, pero también avisa al PSOE de que la fiscalidad será otro tema que fijarán como una prioridad en los presupuestos. En este sentido, ha reiterado su demanda para que se fije un tipo mínimo del 15% por el impuesto sobre sociedades. "Nadie entendería en España que la administración Biden avanzara por la izquierda al gobierno de España", ha afirmado. Además, Echenique también ha admitido que el IMV no está funcionando bien y que es uno de los temas a mejorar, y ha desvinculado la derogación de la reforma laboral de los presupuestos. El portavoz violeta ha dicho que se tiene que abordar en el marco del diálogo social.

stats