Cas Hasél
Sociedad 23/02/2021

Aragonès apoya a los Mossos y rechaza la violencia de las manifestaciones

El vicepresidente apuesta por dejar fuera de las negociaciones del Govern el modelo de orden público de la policía catalana

2 min
Pere Aragonès, en la comparecencia al Palau de la Generalitat

Después de siete días de protestas, Pere Aragonès ha salido a defender la cuestionada actuación de los Mossos d'Esquadra por el uso de balas de foam, que presuntamente habrían vaciado el ojo de una chica de 19 años, y por la estrategia policial. El vicepresidente en funciones ha apoyado al cuerpo de la policía catalana en un mensaje en el que ha puesto en valor "la totalidad de los trabajadores públicos" involucrados en la seguridad de las protestas, incluidos los sanitarios, y acto seguido ha asegurado que se analizarán los procedimientos "irregulares".

Hoy arranca la segunda semana de protestas por el encarcelamiento de Pablo Hasél. Son siete días que han dejado una brecha abierta entre el Govern y los Mossos, que públicamente han recriminado el silencio y el abandono de la autoridad política ante las críticas por una represión excesiva en las manifestaciones.

Aragonès ha defendido el derecho a la manifestación y la libertad de expresión y ha reclamado "evitar la criminalización" de la mayoría pacífica que no tiene nada que ver con los grupos más violentos. Por eso ha hecho un doble llamamiento a la "calma". Por un lado, a los que salen a las calles a protestar, se les ha dicho que "el saqueo, la quema de mobiliario urbano o el enfrentamiento con los policías no son libertad de expresión". Y, por el otro, implícitamente ha pedido a las formaciones independentistas "responsabilidad" para que los incidentes no sean munición para un "pim-pam-pum político".

Implícitamente, Aragonès se ha desmarcado de JxCat y la CUP, los más contundentes al criticar las actuaciones de los Mossos y el modelo de orden público y que, además, quieren que el debate de su revisión se incluya en las negociaciones para la formación del nuevo Govern que han empezado las fuerzas independentistas y los comunes.

Pero en la comparecencia de hoy Aragonès ha frenado estas expectativas porque se ha mostrado partidario de aplazar el debate una vez empiece la nueva legislatura porque, ha afirmado, se tiene que abordar "con serenidad y no en caliente". Contrariamente a su socio de Govern y a los cuperos, ha apostado por mantener la Brimo porque sostiene que en una policía integral como son los Mossos es "importante" mantener unidades especializadas en controlar los disturbios.

Un día después de que patronales y entidades de comerciantes se quejaran del silencio del Govern y lo instaran a ponerse "las pilas" para evitar más disturbios, Aragonès ha manifestado su "compromiso" con estos sectores.

Recogiendo las quejas y reivindicaciones de los manifestantes, el vicepresidente ha asumido que "el origen" de las manifestaciones responde al malestar causado por la precariedad y la falta de expectativas, y por eso ha señalado que la prioridad de la nueva legislatura se tiene que centrar en "revertir las desigualdades".

stats