Barcelona
Sociedad  /  Barcelona 22/12/2021

El antiguo Happy Parc de Sants se convertirá en un tanatorio en 2022

El proyecto, muy criticado por el tejido vecinal, supone la entrada de una nueva empresa en el mercado funerario de la ciudad

2 min
L'edifici que tiene que acoger el nuevo tanatorio de Sants lleno de pancartas de oposición

BarcelonaEl proyecto para convertir el que fue el primer parque infantil de bolas de Barcelona en un nuevo tanatorio sale adelante. Proxima Serveis Funeraris, que es el nombre comercial que ha elegido la Funeraria San Ricardo, ha anunciado este miércoles que ya dispone de la licencia de obras del Ayuntamiento y que trabaja con el objetivo de poner en marcha los trabajos ya en enero y poder empezar a funcionar antes de que acabe el 2022. Fuentes del Ayuntamiento han confirmado que ya pueden iniciar las obras. Este movimiento tiene que suponer la entrada de una tercera empresa en el mercado funerario barcelonés, hasta ahora copado por Mémora y Àltima. Es el primero de los proyectos de tanatorio que se empezaron a mover cuando la ciudad cambió, en 2017, su ordenanza de servicios funerarios para adaptarla a la ley y facilitar la competencia.

La idea de abrir una funeraria en pleno tejido urbano, junto a la estación de Sants, topa con la oposición de la plataforma Stop Tanatori, que, desde que tuvo noticias de quién eran los nuevos inquilinos de la nave, han hecho todo tipo de acciones para dejar claro que consideran "innecessaria" esta equipación en la zona y que creen que generará "perjuicios" al barrio, como por ejemplo el uso privado de la zona verde que hace décadas que esperan justo detrás de la nave.

En julio del año pasado, el pleno del Ayuntamiento ya dio luz verde a la iniciativa y el gobierno municipal siempre ha defendido que se trata de un proyecto que se ajusta a la normativa y que, por lo tanto, no lo puede impedir. La Funeraria San Ricardo –ahora rebautizada como Proxima Serveis Funeraris– nació justo un año después de que Barcelona flexibilizara su ordenanza de servicios funerarios y eliminara restricciones como la necesidad de disponer de doce salas de velatorio o de tener cinco años de experiencia para poder abrir nuevos tanatorios.

La nueva instalación se tiene que ubicar en la antigua fábrica Germans Climent, un edificio que está catalogado como Bien de Interés Local y que durante 25 años acogió el Happy Parc. A principios del año pasado, el parque de bolas no pudo hacer frente a la subida del alquiler del 300% que pedía la propiedad, y fue entonces cuando se empezó a hablar del nuevo tanatorio, que tendrá cuatro salas de velatorio y una capilla de doble altura.

Según los responsables del proyecto, la reforma incluirá la recuperación y rehabilitación del edificio catalogado y se hará en coordinación con el departamento de Patrimonio de la Generalitat.

La plataforma que se opone al nuevo tanatorio ya avanza que piensa recurrir el otorgamiento de la licencia, porque entiende que hay aspectos del proyecto que no respetan normativas urbanísticas y de patrimonio. De hecho, los vecinos ya llevaron el plan urbanístico al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

stats