Barcelona
Sociedad  /  Barcelona 06/05/2022

El minibarrio que se quiere construir en el Bon Pastor pone en guardia a los vecinos

El proyecto en la antigua Mercedes prevé 1.450 viviendas nuevas, 4.000 trabajadores y 2.000 estudiantes en esta parcela en desuso

4 min
Los terrenos de la antigua Mercedes con el parque de la Maquinista al fondo

BarcelonaHace poco más de un año el Ayuntamiento de Barcelona presentaba con todos los honores el acuerdo sellado con los propietarios de los terrenos de la antigua fábrica Mercedes-Benz del Bon Pastor, Conren Tramway, para reconvertir este espacio –en desuso desde el 2007– en una especie de nuevo minibarrio de la ciudad, con hasta 1.450 viviendas (3.500 vecinos), universidades (unos 2.000 estudiantes y 500 profesores) y actividad económica para atraer a más de 4.000 trabajadores. Es lo que los impulsores del proyecto defienden que será el primer ecodistrito de la ciudad, porque se quiere que el verde tenga mucho protagonismo y que sea un espacio sin tránsito y que haga, por fin, de vínculo urbanístico entre Sant Andreu de Palomar y el Bon Pastor. Pero una vez que el proyecto se ha empezado a poner sobre el papel –y, sobre todo, desde que la promotora ha enseñado las primeras simulaciones– han aparecido las primeras tensiones vecinales por el nivel de edificabilidad acordado y el riesgo de que la zona se masifique. El gobierno municipal insiste, ante las críticas, que todavía no hay nada definitivo.

"Menos pisos y más zonas verdes" o "No al pelotazo" son algunos de los carteles que se pueden ver en los bloques de pisos (unas 900 viviendas) que quedan justo delante, en el Passeig de l'Havana. Estos vecinos, que se han constituido en la Asociación Maquinista-Mercedes, quedan situados entre este minibarrio y los otros 812 pisos nuevos que se prevé construir a raíz de la ampliación del centro comercial La Maquinista (en torres de hasta 17 plantas, que son, eso sí, más bajas que las 24 plantas previstas inicialmente).

Lamentan que desde que se construyeron sus viviendas, hace dos décadas, la zona no se ha vertebrado con equipaciones –más allá de una escuela– y piden también un plan de movilidad que garantice que el territorio puede absorber todo lo que se prevé ahora.

¿Construir sobre el parque?

Lo que hizo acabar de indignar a estos vecinos fue la propuesta surgida en el proceso participativo de intentar reducir la edificabilidad dentro de Mercedes trasladando algún bloque de vivienda donde ahora hay el parque de la Maquinista. "¿Y qué más? ¿Destruir el parque?", critican. Una línea que la teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, asegura que no se cruzará: "Mi compromiso político es que no se tocará el parque de la Maquinista". Se exploraba como opción para repartir los metros cuadrados construidos comprometidos con los promotores y reducir las edificaciones dentro de la pastilla de Mercedes.

Simulación de cómo quedará el ámbito de Mercedes según el proyecto de Conren Tramway.

El Ayuntamiento insiste, sin embargo, que lo que mandará no son los renders que ya ha difundido Conren Tramway, con proyecto de Batlle i Roig, sino lo que se acabe acordando en la modificación del plan general metropolitano (MPGM) que habrá que aprobar para empezar la transformación y que incluirá la dotación conveniente de equipaciones y verde. El primer paso, remarcamos, es ver los resultados del estudio económico de la zona para ver si se ratifican los espacios previstos para cada uso. "La transformación no está cerrada", insistía la regidora del distrito, Lucía Martín, en la última sesión del plenario de Sant Andreu.

40% de vivienda protegida

El proyecto de Mercedes afecta una parcela de 90.641 metros cuadrados y prevé, según el convenio firmado entre el consistorio y los promotores, una edificabilidad total de 200.667 metros cuadrados: 116.667 para vivienda (el 40% con precio protegido) y 84.000 para actividad económica. La iniciativa también ha generado tensiones entre los vecinos de la zona más antigua y obrera del Bon Pastor, más partidarios de la transformación, pero que critican un déficit de verde y espacios libres en los dibujos que ya han podido ver, y los de la zona de La Maquinista, que son los que más se oponen a la edificabilidad prevista a tocar de sus edificios. Las dos zonas, a pesar de estar incluidas dentro del mismo barrio, tienen realidades diferentes tanto en cuanto a los años de construcción de las viviendas como al nivel medio de renta de sus habitantes, como se puede ver en el mapa de renta familiar disponible del Ayuntamiento.

El dibujo de las calles sin tránsito dentro de Mercedes

Desde la oposición, grupos como ERC son muy críticos con el convenio firmado por el Ayuntamiento y Conren Tramway –con quien también se está negociando la transformación de las Tres Xemeneies del Paral·lel – y piden que el gobierno municipal les presente de forma clara el estudio económico. "No vemos claros los números", afirman, con la sensación de que "todo se ha vendido demasiado barato". También el grupo de Valents insistió en el último pleno del distrito en la necesidad de transparencia y de explicar bien quién gana qué con la transformación.

Plaza verde

El proyecto prevé crear una especie de plaza verde en la parte central, mantener la estructura metálica (sin cubierta y con placas fotovoltaicas) de la antigua nave central y atraer centros como la nueva sede de la Facultad de Diseño e Ingeniería de Elisava y de la Universidad de Vic. También se espera que se instale un centro propio de la Fundación Leitat y la implantación de nuevas empresas tecnológicas vinculadas a las industrias creativas y 4.0. La de Mercedes es una de las piezas que el gobierno municipal considera claves para dinamizar los polígonos industriales de la zona del Besòs, convencido que en el entorno de estos polígonos hay espacios donde faltan vecinos, y que la llegada de universidades y de centros tecnológicos como Leitat contribuirán a relanzar toda la zona del Besòs.

stats