Sociedad 13/08/2021

Controlado el fuego de La Pobla de Massaluca, el primer susto de la ola de calor

El incendio de Terra Alta calcina 75 hectáreas y los bomberos actúan en una treintena de fuegos en toda Catalunya

Oriol Gracià
4 min
Un hidroavión durante las tareas de extinción del incendio de la Pobla de Massaluca.

La Pobla de MassalucaTreinta y un grados, cielo claro con un poco de calima y viento suave. Este anochecer, la puesta de sol ha sido más tranquila de lo que se esperaba en La Pobla de Massaluca, al extremo norte de la comarca de Terra Alta. "Por suerte las tormentas secas que se entreveían mirando hacia Aragón, con vientos calientes y mucha actividad eléctrica, se han disipado. Los rayos habrían podido potenciar el comportamiento errático del incendio y poner en peligro el dispositivo para controlarlo", comenta aliviado el jefe de Bombers de la Generalitat en Terres de l'Ebre, Ricard Expósito. Unas horas antes, a primera hora de la tarde, el pronóstico no era tan esperanzador. Por suerte, después de conseguir estabilizar el fuego la madrugada de jueves, este viernes por la mañana los bomberos han anunciado que ya tienen el incendio controlado.

A las 14.11, los bomberos han recibido el aviso de fuego al lado izquierdo de la carretera que une La Pobla de Massaluca con Faió (ya dentro de la comarca de Bajo Aragón-Caspe), cerca de la estación de tren de línea R15, entre la cola del embalse de Riba-roja y la desembocadura del río Matarranya en el Ebro. En poco rato, el fuego ha crecido hasta el Tossal d'Almatret, dentro de una zona PEIN (Pla d'Espais d'Interès Natural). Ni la previsión meteorológica con tormentas y más viento, ni la temperatura que a mediodía se ha ensartado hasta los cuarenta grados, ni la extrema sequía que sufre este rincón del extremo interior de Catalunya invitaban al optimismo. "Ha sido un susto, porque cuando he visto el fuego por primera vez todo pintaba muy mal. Quemaba a contraviento y el fuego había cogido una amplitud que daba miedo", confiesa el alcalde de La Pobla de Massaluca, Antoni Ferré.

"Inicialmente la situación era preocupante, con un comportamiento del fuego azuzado por la baja humedad y vegetación seca. Pero estamos muy contentos de haber logrado el objetivo: hemos evitado que saltara el Matarranya hacia Aragón, que implicaba la quema potencial de 1.200 hectáreas. Hemos conseguido que a estas alturas (las ocho de anochecer) solo se hayan calcinado unas 75 hectáreas", explica Expósito. En el operativo han participado 115 bomberos, una veintena de vehículos de agua, catorce medios aéreos provenientes de Catalunya y también de Aragón. La proximidad del embalse de Riba-roja y del mismo río Matarranya ha facilitado el aprovisionamiento de agua. A las ocho y media, el fuego se ha dado oficialmente por estabilizado y este viernes por la mañana los bomberos ya anunciado que lo tienen controlado. Los Mossos han evacuado una veintena de clientes del camping Portmassaluca, que se han trasladado al polideportivo de Fayón.

Treinta y cinco servicios en toda Catalunya

El fuego de La Pobla de Massaluca ha sido el más destacado de los que hoy se han tenido que sofocar en todo el país. Los bomberos han hecho más de treinta salidas para apagar pequeños incendios, por suerte, de muy pequeña envergadura. Hacia las seis y cuarto de la tarde, los bomberos han dado por extinguido un incendio en Figaró-Montmany, en el Vallès Oriental. Antes, habían dado por estabilizado un incendio que quemaba vegetación agrícola en Santa Maria de Miralles, en Anoia. También se han declarado incendios en Almatret (en el Segrià), en Vilaplana (en Baronia de Rialb, en la Noguera) y en Vimbodí (en la Conca de Barberà). "La estabilización del fuego de La Pobla de Massaluca nos permitirá poder encarar la jornada de mañana con más tranquilidad, porque podremos liberar efectivos de cara a un viernes que en Catalunya puede ser tanto o más complicado que la jornada de hoy", dice Ricard Expósito.

El alcalde de La Pobla de Massaluca reconoce que todavía es pronto y osado hablar del origen del fuego, pero no descarta que “pueda estar relacionado con los trenes de la R15, porque no sería la primera vez que un tren genera chispazos”. De hecho, justo antes de San Juan, el paso de un tren por la línea R15 en el municipio ribereño de Garcia provocó tres fuegos que desencadenaron una queja formal del Ayuntamiento a Adif para pedir explicaciones.

Una parte de la superficie afectada por el fuego en La Pobla de Massaluca.

La Pobla de Massaluca es una de las 279 poblaciones de Catalunya donde se aplican las restricciones que el Govern ha impuesto en mitad del país –24 comarcas– durante cinco días por la ola de calor. Se considera que es la peor semana en cuanto al peligro de fuegos de los últimos 18 años. Este riesgo ha hecho que los bomberos hayan apagado decenas de pequeños fuegos en pocas horas desde la mañana y hasta la tarde. Uno de los que ha encendido las alarmas se ha declarado en Figaró-Montmany, en el Vallès Oriental, cerca de la piscina municipal. Ha obligado a desalojar una masía a pesar de que al final solo ha afectado 0,2 hectáreas. Los bomberos ya lo han dado por extinguido y han explicado que habían enviado una veintena de dotaciones para evitar la simultaneidad de incendios y porque tenía mucho potencial para quemar una zona complicada.

stats