Sociedad 01/07/2021

Cierre voluntario de discotecas por el incremento de contagios

El sector del ocio nocturno pide poder limitar la entrada a quien tenga un test negativo y algunos locales optan por no abrir

2 min
Gent bailando en una discoteca en una imagen de archivo durante una de las pruebas piloto de reapertura del sector

BarcelonaEl ocio nocturno no quiere pagar el pato del incremento de contagios de covid que afecta de manera muy particular al sector más joven de la población. Por eso, algunas discotecas, después de constatar que con las medidas actuales les es "impossible" garantizar que sean espacios de ocio "seguros", han optado por bajar la persiana. Así lo han hecho, por ejemplo, los dos locales en activo del grupo Arena, que en un comunicado ha lamentado esta "imposibilidad" de blindarse como espacio seguro si no se implementan nuevas medidas como la posibilidad de limitar la entada a quien acredite tener un test de antígenos negativo o hasta que la campaña de vacunación no esté más avanzada.

No son los únicos que han decidido dar este paso, también han cerrado de manera preventiva espacios como la carpa Titus de Badalona, que asegura que, teniendo en cuenta la evolución de la pandemia, se ve "con la obligación moral" de cerrar. Los responsables del local remarcan que les es "muy complicado" trabajar teniendo que garantizar que todo el mundo cumple las pautas. Locales como Cocoa y La Milonga, en Mataró, o Quedequé, en Montblanc, han tomado la misma decisión.

Desde la patronal del ocio nocturno, Fecasarm, defienden que los cierres preventivos se han acordado por "responsabilidad" y lanzan un aviso al departamento de Salud: "Si desaparece de manera gradual la oferta legal, subirá la ilegal y crecerán los contagios", defiende Joaquim Boada, secretario general de la entidad, en declaraciones al ARA. Considera que el goteo de cierres tendría que "hacer reaccionar" al Govern para introducir cambios en los protocolos y permitir que los locales solo autoricen entrada a quien lleve un test negativo. Asegura que las discotecas podrían mitigar el coste de la prueba con ofertas en consumiciones o en el precio de la entrada y que es "la única forma" de garantizar que todo el mundo que entre puede estar "seguro" de no contagiar o ser contagiado.

"Pagar el pato"

Ahora, apunta, los locales se exponen a ser "los principales culpables" de cualquier contagio o brote en el ámbito nocturno porque son los únicos donde se controla la trazabilidad. "Es evidente que, con las reglas vigentes en este momento, el ocio nocturno legal tiene todos los números de tener que pagar el pato de todos los contagios y brotes que se puedan producir en el ocio nocturno tanto legal como ilegal", lamenta la patronal.

Las discotecas pueden abrir desde el 21 de junio, quince meses después de su cierre por la pandemia, con registro de clientes, mascarilla obligatoria siempre que no se esté bebiendo, prohibición de consumir en la pista de baile y aforo limitado, entre otras medidas. Locales como por ejemplo la discoteca Arena de Blanes o la Sala Razzmatazz de Barcelona de momento han optado por no reabrir y la sala Apolo lo hará esta noche con medidas de seguridad.

stats