Sociedad 13/07/2021

El Govern plantea un toque de queda por municipios

Los servicios jurídicos piensan que si se acaba aplicando en las zonas con más incidencia del covid recibirá el aval de la justicia

3 min
Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona en un dispositivo por las restricciones al Borne.

BarcelonaEl toque de queda cada vez parece más cerca de volver a implantarse en Catalunya. A diferencia del anterior, sin embargo, si finalmente se aplica sería municipal y solo se instauraría en las zonas con más incidencia de covid. Seguramente tampoco sería entre las 22.00 h y las 06.00 h, sino que en todo caso empezaría a partir de las 00.30 h (la hora en la que la Generalitat ha ordenado cerrar todas las actividades comerciales y controlar el acceso a espacios como parques y plazas) y se alargaría hasta las 06.00 h. Esta es la opción que los servicios jurídicos de la Generalitat creen que recibiría el aval del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que tendría la última palabra ya que el toque de queda afecta a derechos fundamentales –el de libre circulación– y necesita el visto bueno de los jueces. Aun así, lo primero que se tiene que aclarar es si el Govern pedirá al TSJC el toque de queda, una decisión que se tomará en las próximas horas.

Al día siguiente de anunciar las nuevas restricciones en Catalunya para frenar la explosión de contagios de covid, la Generalitat continúa con el toque de queda sobre la mesa. El presidente Pere Aragonès ha adelantado que el confinamiento nocturno no sería generalizado, sino que se haría en los municipios donde se pueda justificar por el fuerte impacto del virus. Aragonès ha añadido que la decisión se acordará una vez se haya reunido también con las administraciones locales. El presidente estaba a la espera de los servicios jurídicos, a quien había encargado un informe después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Valenciano (TSJPV) autorizara el confinamiento nocturno en 32 municipios por la incidencia de la pandemia.

Con el informe favorable de los servicios jurídicos del Govern, se prevé que haya una reunión de la comisión de covid de la Generalitat –en principio este miércoles– para plantear definitivamente si se pide o no el confinamiento nocturno. Para valorarlo se tendrá en cuenta el documento mencionado, los indicadores de la pandemia y los criterios de Salud. La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, ha admitido que la posición del tribunal valenciano ha “abierto la puerta” a plantearse el toque de queda, porque se ha visto que puede ser una “realidad” sin el estado de alarma. “Allana el camino”, ha reconocido Plaja.

Restricciones antes del fin de semana

En cuanto al paquete de medidas que obliga a cerrar todas las actividades a las 00.30 h y que prohíbe los encuentros de más de diez personas, el Govern ha llevado este martes por la tarde la resolución al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para que avale las restricciones que afectan los derechos fundamentales. Se espera que esta respuesta del TSJC llegue antes del fin de semana, a lo sumo la noche de viernes al sábado. El tribunal dispone de un plazo de tres días, a partir de cuando recibe la resolución, para posicionarse. En cuanto a la petición de la Generalitat a los ayuntamientos de limitar el acceso a los espacios públicos, como por ejemplo los parques y las playas, entre las 00.30 h y las 06.00 h, Plaja ha dicho que el objetivo es “evitar concentraciones”, a pesar de que ha admitido la dificultad a la hora de hacerlo cumplir. Según Plaja, el sistema sanitario “está agonizando ”.

Catalunya y el País Valenciano no son los únicos que se han planteado endurecer las medidas. Finalmente el gobierno de Aragón ha conseguido que el tribunal superior de su comunidad le permita adelantar el cierre de la hostelería a las 23.00 h y del ocio nocturno a las 00.30 h. El gobierno canario también ha pedido autorización para aplicar un toque de queda en las islas con más incidencia por el virus. Castilla y León estudia el confinamiento nocturno por municipios de manera temporal y Galicia –con una incidencia más baja– quiere rebajar el máximo de quince personas en los encuentros. En cambio, en Madrid, el gobierno de Isabel Díaz Ayuso descarta para ahora imponer nuevas restricciones.

stats