Medi ambient
Sociedad 07/12/2020

El Delta de l'Ebre, desprotegido un año después del ‘Gloria’

Piden el traslado inmediato de sedimentos de los pantanos para parar el proceso de degradación

Oriol Gracià
5 min
El Trabucador, inundat. El temporal de fa dues setmanes va tornar a malmetre aquest espai natural.

Tortosa“El mar nos ha declarado la guerra y en la Illa de Buda ya ha empezado la primera batalla”, denunciaba hace casi un año Guillermo Borés en este mismo diario. El propietario de la isla más grande de Catalunya, formada por el desvío natural de los brazos del Ebro cuando llega al mar, alertaba por enésima vez de la fragilidad del Delta y del retroceso de la franja costera. Pero no fue hasta la llegada del temporal Gloria en enero pasado que ese toque de alerta traspasó los límites territoriales. La desaparición de varios kilómetros del istmo del Trabucador, la inundación de arrozales con agua de mar o el retroceso de hasta veinte metros en algunas de las playas, desencadenaron compromisos de las instituciones y la movilización de foros científicos, ciudadanos, campesinos y empresarios para definir un plan de actuación ambiental.

Desde entonces, el ministerio para la Transición Ecológica ha invertido dos millones de euros en la reparación de los desperfectos del Gloria. Una inversión destinada principalmente a la gestión de movimientos de arena con camiones, para reconectar el istmo del Trabucador, reforzar la línea costera de la Illa de Buda y restaurar las playas. Hace dos semanas, sin embargo, el primer temporal de esta temporada de otoño-invierno (de intensidad media-baja) tuvo la suficiente fuerza como para volver a romper, a pesar de que no con tanta agresividad, la barra del Trabucador y abrir nuevas vías de agua en la franja litoral que separa el mar de las lagunas de la Illa de Buda. Para Rafa Sánchez, asesor técnico de la Mesa de Consenso por el Delta, que agrupa siete municipios y dos comunidades de regantes, el temporal no ha hecho más que evidenciar “la extrema vulnerabilidad de este espacio natural y la necesidad de planificar inversiones más contundentes a corto, medio y largo plazo”.

Movimientos de arena

Antoni Espanya, jefe del Servicio Provincial de Costas del Estado en Tarragona, ha querido relativizar la situación y, a pesar de reconocer que hacen falta más actuaciones, ha destacado que “las aportaciones de 100.000 m(3) de arena en los últimos meses en la Illa de Buda han dado consistencia y altura a la playa, cosa que ha impedido la apertura de más canales entre la laguna y el mar”. “En cuanto al Trabucador, el 90% de la arena que aportamos continúa en su lugar. En general, el Delta ha resistido el embate del temporal y hemos demostrado que se pueden hacer actuaciones preventivas efectivas”, opina. Y todo ello solo dos semanas después de que el secretario de estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, presentara un esbozo de las líneas estratégicas del plan para la protección del Delta de l'Ebre, un documento que se terminará este diciembre y que analiza los problemas globales de la zona.

El plan, que prevé una inversión de 3,7 millones de euros, ha puesto en alerta a la Mesa del Consenso, porque prevé la adquisición de terrenos limítrofes con las playas y el “retroceso” de la franja costera de hasta 500 metros en algunos puntos. “Para proteger el litoral, proponemos la creación de una franja costera que, por este orden, incluya la playa, una zona dunar con vegetación, una franja de humedales y finalmente los arrozales. Todo este sistema funcionaría como almohada natural para atenuar el impacto de los temporales. Pero primero hay que ampliar los metros playeros y ganar terreno al mar con el movimiento de arenas, para después crear el resto de franjas”, explica de manera muy sintética Xavier Curto, portavoz de la Mesa de Consenso. “Lo que nos choca es que el esbozo del plan que propone el gobierno español altera el orden de los factores y plantea un sistema similar pero con la expropiación de la franja litoral y el retroceso de la playa tierra adentro como prioridad”, añade. “Esta propuesta es inadmisible y, sumada a otros agravios acumulados, nos ha hecho plantear una serie de acciones, incluyendo una tractorada este diciembre”, ha explicado, por su parte, Unió de Pagesos en un comunicado.

Ahora bien, Xavier Curto valora que el plan del ministerio reconozca “por primera vez en la historia” el problema de la subsistencia del Delta (el hundimiento de la plana deltaica debido a la compactación de los sedimentos) y la necesidad de desaguar los sedimentos acumulados en los embalses del curso medio del Ebro. “De todos modos hay que ser prudentes y ver cómo queda el redactado final, porque es un punto que genera dudas y todavía está por concretar”, alerta Curto. “La llegada de sedimentos es fundamental para que se mantenga el proceso natural que hace posible la regeneración del Delta”, recuerdan desde la Plataforma en Defensa de l'Ebre.

Hace falta una intervención inmediata

Paralelamente, desde la Mesa del Consenso y Unió de Pagesos, reclaman a la Generalitat una intervención inmediata con la inversión de los seis millones de euros previstos en el ejercicio presupuestario de 2020. “El Govern lleva años situándose en un segundo plan respecto a las actuaciones del Estado, y tampoco ha gestionado ni ha blindado ámbitos que eran de su competencia, como es el caso de la Xarxa Natura 2000, catalogada en Europa”, recuerda Dani Forcadell, miembro de la comisión permanente nacional de Unió de Pagesos. Por la presión de los varios agentes del territorio, está previsto que los próximos días la Generalitat licite las primeras obras para la protección del Delta de l'Ebre.

Cronología de ayudas que no llegan

20 de febrero

El gobierno español promete dos millones de euros para reparar los estragos del temporal Gloria.

Abril

Infosa aboca unos 200.000 metros cúbicos de arena para reconstruir el istmo del Trabucador

24 de abril

Aprueban los presupuestos de la Generalitat con una partida de 6 millones para proteger el Delta

16 de noviembre

El gobierno español presenta las líneas estratégicas del plan de Protección del Delta

30 de noviembre

El temporal de levante de la última semana de noviembre provoca una nueva rotura de los Calaixos de la Illa de Buda

stats