Sucesos
Sociedad 04/12/2021

Destapan una trama de narcotráfico y corrupción policial con al menos cuatro mossos implicados

Tres de los agentes han quedado en libertad con cargos y el cuarto es un cabo en excedencia que ha pagado una fianza de 30.000 euros

3 min

BarcelonaEn los últimos años Catalunya se ha convertido en el primer productor de marihuana de Europa con un crecimiento exponencial de la actividad delictiva entorno a este nuevo mercado de droga. Las organizaciones criminales han visto una oportunidad de negocio y cada vez lo aprovechan más. Las intervenciones de plantaciones por parte de los Mossos d'Esquadra son diarias y las detenciones de criminales se han duplicado en los últimos dos años. Las últimas se han producido en el marco de una investigación de un juez de Reus de una trama de narcotráfico y corrupción policial, en la que al menos habría cuatro mossos implicados. Tres de los agentes fueron arrestados el pasado martes y han quedado en libertad con cargos. El cuarto es un cabo en excedencia, detenido en las últimas horas. El juez había ordenado su ingreso en prisión bajo fianza de 30.000 euros que ha pagado y por lo tanto no está entre rejas. Los Mossos, junto con la Policía Nacional, también han arrestado a dos empresarios y un trabajador más vinculados a la trama.

De momento la investigación -que todavía sigue abierta y en parte, bajo secreto de sumario- ha revelado dos primeras patas del entramado: una la formarían los tres mossos en activo, que se habrían quedado dinero intervenido en un operativo policial en el que ellos mismos habían participado y que tendrían que haber entregado al juez. Según los investigadores, uno de estos policías, además, se dedicaba a extraer información de las bases de datos policiales y sobre futuras operaciones policiales contra el narcotráfico y las facilitaba a delincuentes. Esto, aseguran los Mossos, habría perjudicado a varias de las operaciones que tenían en activo contra el narcotráfico en Catalunya.

La segunda de las ramas del entramado hasta ahora conocidas tendría su base en una empresa de Tarragona -el cabo en excedencia detenido era el apoderado- que se dedicaba a vender el material que intervenía la policía cuando desarticulaba una plantación de marihuana. Esta empresa formaba parte del catálogo que tienen los Mossos de industrias con las que habitualmente trabajan para apoyar en los operativos judiciales contra las plantaciones de marihuana en naves. Son las que se encargan de desmontar las plantaciones, recoger los sistemas eléctricos de iluminación y de ventilación que usan los delincuentes para cultivar la droga. Todas ellas tienen la orden de mantener el material en un depósito sin tocarlo y destruirlo cuando el juez se lo ordene.

Revender en vez de destruir

Pero en vez de esto, lo que hacían los detenidos, entre ellos el cabo en excedencia, era almacenar parte del material en una nave cercana a la empresa -que no estaba logotipada como tal- y revenderlo a terceras personas, en muchos casos, aseguran los mossos en un comunicado, narcotraficantes que las volvían a usar para levantar nuevas plantaciones de marihuana. Si el juez les ordenaba destruir el material, falsificaban el documento simulando que habían cumplido la orden.

El juez sospecha que uno de los agentes detenidos el martes, ex compañero del cabo en excedencia, era la persona que lo avisaba de las operaciones policiales más suculentas a nivel de material intervenido. Los investigadores también averiguaron que el propietario de la empresa intentó procesar la marihuana procedente de un operativo policial para revenderla por 200.000 euros, en vez de guardar el material y destruirlo cuando le llegara la orden judicial. No lo consiguió, según los Mossos, porque la droga se estropeó. Al hombre, que es uno de los arrestados en esta segunda fase de la operación, también se lo investiga por un delito contra la salud pública.

Las conversaciones por teléfono intervenidas a este hombre evidencian sus contactos con narcotraficantes para advertirlos de posibles lotes de material que les pueden interesar, como por ejemplo uno en una casa "de lujo" en Salou, advierte en una de las conversaciones. "Te mando las fotografías si quieres", le ofrece a su interlocutor. "Sí, ostia, porque esta tiene que ser chula, a ver qué han pillado ahí", le constesta su interlocutor. Igual que en el caso del cabo en excedencia, el juez ha ordenado prisión a este empresario, que ha podido esquivar el ingreso pagando una fianza de 30.000 euros.

El martes se practicaron las primeras tres detenciones y este jueves los Mossos y la Policía Nacional registraron varias naves industriales en Tarragona y un domicilio de Cunit y arrestó a cuatro personas más, entre ellas el jefe de esta empresa y el cabo en excedencia. En los cacheos, los agentes intervinieron 400 aires acondicionados, casi un millar de luces y otros materiales procedentes de operaciones policiales contra plantaciones de marihuana, que ya estaban preparados para su reventa y que se tendrían que haber guardado en depósito o destruido.

stats