Sociedad  /  Educación 22/04/2022

Aviso de las universidades públicas: "Romper la unidad sobre las PAP desprestigia la profesión de maestro"

Las cinco facultades de educación publican un comunicado conjunto contra la decisión de la URL

3 min
Proves aptitud personal

BarcelonaLas cinco universidades públicas donde se pueden estudiar grados de educación han publicado un comunicado conjunto en que expresan su "malestar y disconformidad" con la posibilidad de que la Universitat Ramon Llull - Blanquerna haga cambios en las pruebas de aptitud personal (PAP) a los aspirantes a maestro. El comunicado llega el día siguiente que el diario ARA publicara que la URL ha pedido a la Agència per a la Qualitat del Sistema Universitari (AQU) si puede exigir estas pruebas de aptitud cuando los alumnos acaben el primer curso del grado, y no antes de entrar. En la práctica, lo que ha reclamado Blanquerna es que los aspirantes que no aprueban las PAP se puedan matricular igualmente en su universidad, que les ofrecería una especie de segunda oportunidad.

"Romper la unidad de todas las universidades catalanas sobre las PAP supondría un desprestigio para la profesión", alertan las facultades de educación de la Universitat de Barcelona, la Universitat Autònoma de Barcelona, la Universitat Rovira i Virgili, la Universitat de Lleida y la Universitat de Girona. Además, avisan que ejecutar estas pruebas durante la formación, y no al inicio del proceso de selección, podría suponer un "problema añadido" en la gestión del traslado de expedientes entre universidades y "un agravio comparativo" para los estudiantes que han tenido que superar las pruebas antes de entrar en la universidad.

En el texto, las cinco facultades recuerdan que los países que tienen un sistema educativo "de prestigio" hacen alguna prueba de este tipo para acceder a los estudios de educación, y defienden que hacer las PAP antes de entrar en la universidad es una buena manera de "garantizar que los futuros maestros disponen de la preparación previa necesaria". Con todo, sin embargo, no descartan que estas pruebas se puedan revisar "para mejorarlas y que no se puedan pedir otros requisitos".

El comunicado de rechazo a las intenciones de la URL no ha sido firmado por todas las universidades: la Universitat Internacional de Catalunya, la Abat Oliba, la Universitat de Vic y la UOC se han mantenido al margen, a pesar de que entre su oferta hay grados de educación. Se da el caso que son universidades privadas. Tampoco la Politècnica y Pompeu Fabra han dicho nada, pero en este caso porque no ofrecen ningún grado de educación.

Desde hace cinco años, los estudiantes que quieren ser maestros tienen que superar antes de entrar en las facultades las PAP, porque así lo decidieron, de manera pionera en España, todas las universidades de Catalunya. El objetivo era poner un filtro de entrada previo al margen de los exámenes tradicionales de la selectividad para hacer más exigentes los requisitos para ser docente y, así, prestigiar el oficio de maestro. Hasta ahora cada año las pruebas han dejado fuera a cuatro de cada 10 aspirantes, aproximadamente, pero todas las alarmas saltaron el año pasado, cuando la mitad de los que querían entrar a un grado de magisterio suspendieron las PAP.

La URL aseguró ayer al ARA que no se quieren descolgar de este acuerdo, sino que quieren "flexibilizarlo" por varios motivos: dicen que las PAP "no han dado los resultados esperados", sino que han puesto en evidencia "unes carencias formativas que vienen de lejos"; que hacer los exámenes una vez que los estudiantes han entrado en la universidad servirá para dejar de "penalizar" a los alumnos que provienen de la FP, que suspenden más las PAP que los de bachillerato; y que "se evitará la fuga" de unos 300 o 400 estudiantes catalanes que no aprueban las PAP y que acaban estudiando en otras comunidades autónomas porque allí no se hacen estos exámenes. Ahora la AQU tiene cerca de medio año para decir si acepta o no la propuesta de la URL.  

stats