Sociedad  /  Educación 12/05/2022

Cambray promete "instrucciones" a los directores para protegerlos del 25%

Aragonès y el 'conseller' se reúnen con representantes de los centros, que expresan inquietud y preocupación por la sentencia

3 min
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el consejero de Educación, reunidos con los directores.

BarcelonaEl conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, se ha comprometido ante los representantes de los directores de los centros educativos a enviarles instrucciones sobre la manera de actuar ante la sentencia que obliga a la Generalitat a hacer un 25% de castellano en todas las escuelas de Catalunya. En una reunión en el Palau encabezada por el president de la Generalitat, Pere Aragonès, el Govern ha escuchado las peticiones de la junta permanente de direcciones. "Les hemos pedido instrucciones concretas para saber cómo tenemos que aplicar la interlocutoria y nos han dicho que nos las enviarán pronto", ha confirmado al ARA uno de los directores que ha asistido a la reunión.

La junta permanente, formada por 24 representantes de centros de primaria, secundaria, rurales, adultos, escuelas oficiales y de educación especial de las diferentes demarcaciones, ha trasladado al Govern la "preocupación" y la "inquietud" por la sentencia. "La interlocutoria dice que se tiene que hacer una asignatura troncal más en castellano, pero la nueva ley de educación ya no habla de asignaturas troncales y necesitamos saber qué tenemos que hacer", apunta este director. Precisamente este jueves el ARA ha recogido el testigo de tres directores que se muestran desconcertados porque no tienen ninguna indicación del departamento. Según una nota de prensa del Govern, ante la "inquietud" que han manifestado las direcciones, Aragonès se ha comprometido a "estar siempre a su lado y hacer todo lo necesario para proteger los centros, los docentes y, particularmente, las direcciones".

Hasta ahora, la única orden que Cambray había dado era "no cambiar nada", pero eran declaraciones a la prensa , no a los centros, que han reclamado más certezas y por escrito, conscientes de las consecuencias que puede tener el incumplimiento de una sentencia judicial. Así, este jueves, en una entrevista a TV3, el conseller ya ha avanzado que era "muy probable" que acabe enviando instrucciones a los centros porque considera que es la mejor manera de "proteger" a los directores. A pesar de que la Asamblea por una Escuela Bilingüe ha puesto a los directores en el punto de mira y les ha enviado un correo con la sentencia para que estén advertidos, la interlocutoria de los magistrados no cita a los docentes en ningún momento y atribuye toda la responsabilidad al conseller. "Haré lo que haga falta para proteger las direcciones", ha insistido Cambray durante la entrevista. El conseller se reunirá mañana con la plataforma Som Escola.

Ahora en la conselleria y en los servicios jurídicos estudian cuál es "la mejor fórmula" para garantizar esta protección y, a la vez, incrementar el uso del catalán. También se está preparando el recurso a la interlocutoria del TSJC, a pesar de que este trámite judicial no detiene el plazo de ejecución forzosa, según explicó al ARA y ha reconocido este jueves el mismo Cambray. En menos de quince días –el plazo corre según los días hábiles, por lo tanto, hay margen hasta el final del mes de mayo–, todas las escuelas tendrían que estar haciendo un 25% de castellano.

Además, hay un tercer frente jurídico abierto, que es la elaboración del decreto para arreciar el modelo de escuela catalana y dar "protección jurídica" a los maestros, donde se establecerá que para regular las lenguas dentro de un centro se tiene que tener en cuenta la realidad lingüística y las nuevas metodologías de aprendizaje. Lo que hoy por hoy parece parado es la reforma de la ley de política lingüística, después de que Junts haya anunciado que se descuelga definitivamente .

stats