Sociedad  /  Educación 30/03/2022

El choque entre Educación y los sindicatos se cronifica

Un 10% de los docentes vuelven a hacer huelga y miles de personas se manifiestan pidiendo la dimisión de Cambray

4 min
Miles de manifestantes, contra las políticas educativas de Cambray

BarcelonaEl conflicto entre los sindicatos de educación y la conselleria se ha enquistado. Después de que lunes acabara infructuosamente la negociación entre las dos partes porque la parte mediadora, la conselleria de Trabajo, veía imposible el acuerdo, los docentes han vuelto a la huelga este martes y lo han hecho sin perder fuerza movilizadora respecto a hace dos semanas. Unas 10.000 personas según la Guardia Urbana y 40.000 según los sindicatos han salido a la calle, en una manifestación que ha ido desde la Diagonal hasta la sede de la conselleria, donde los Mossos d'Esquadra han custodiado la entrada para que no se produjeran los momentos de tensión del primer día. Un 9,9% de los docentes según el departamento y un 50% según los sindicatos han secundado la huelga este martes, en la cuarta y penúltima jornada de huelga, una cifra muy parecida a la del jueves 17 de marzo. De nuevo, la huelga ha sido especialmente significativa en el Baix Llobregat (14,23%) y ha sido muy tímida en Lleida (3,8%). Desde el último día de huelga ha habido también un paro contra la sentencia del 25% en castellano , que movilizó el 6,5% de los docentes de la pública y el 4,2% de la concertada. 

Los manifestantes han vuelto a clamar por la dimisión del conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, y han criticado el papel de la conselleria en el proceso de mediación de los últimos días porque dicen que las únicas propuestas que ha hecho son a largo plazo. "La negociación no ha mejorado nada", han dicho los portavoces sindicales antes de empezar la marcha. El lunes la conselleria afirmó que las peticiones de los sindicatos tienen un "impacto económico altísimo" y que no se pueden satisfacer todas a la vez: recuerdan que el curso que viene ya empezarán a bajar las ratios en P3, que los tercios de jornada desaparecerán y se convertirán en medias jornadas, que los docentes de la concertada se podrán jubilar a los 62 años y que las direcciones cobrarán el complemento que lleva años congelado.

Además, según ha informado la ACN, la última propuesta del departamento a los sindicatos preveía un incremento de 216 trabajadores de atención directa al alumnado, 890 de personal docente y 682 profesores de FP para el curso que viene. En cursos posteriores, se planteaba seguir reduciendo las ratios hasta bajarlas a 20 en infantil y primaria, 25 en secundaria y 30 en bachillerato y FP de manera progresiva en los nueve próximos años, reducir dos horas lectivas a los docentes mayores de 55 años y estabilizar el personal interino hasta dejarlo por debajo del 10% en 2024. 

La conselleria también aceptaba volver al horario lectivo previo a los recortes en todas las etapas a partir del curso 2024-25, lo cual significa que los maestros de primaria darían 23 horas de clase a la semana y los profesores de instituto 18, una menos que ahora (esto se traduciría en 1.463 maestros y 2.009 profesores más). Los sindicatos criticaron, sin embargo, que la conselleria vinculara esta propuesta al hecho de recuperar las 28 horas de permanencia en los centros (cuatro más que ahora). Además, los sindicatos hacen otras reclamaciones, como volver a cobrar el complemento del primer estadio docente (alrededor de los 100 euros mensuales) a los seis años y no a los 9, como se estableció por los recortes, y aumentar el presupuesto de educación hasta el 6% del PIB como marca la ley, y que ahora apenas llega al 3,6%. Por todo ello, consideraron las negociaciones un "engaño histórico" porque dicen que hay que plantear medidas para el curso que viene, y no para más adelante, cuando no se sabe si los responsables del departamento serán los mismos.

Nuevas imágenes en la manifestación

A la manifestación de este martes ha habido algunas imágenes nuevas. Por un lado, se han incorporado a las protestas algunos alumnos a través del Sindicat d'Estudiants, que ha afirmado que han salido a la calle para "exigir una educación pública de calidad, en catalán, laica y feminista". Por otro lado, también ha estado presente la plataforma Dignidad 0-3, que reclama una bajada de ratios y unas condiciones salariales dignas en las guarderías.

Además, un grupo de unas cien personas ha protestado con una cacerolada y silbatos ante la sede de la fundación educativa Jaume Bofill. Ya hace días que en las redes y en algunas pancartas se critica que esta organización de investigación educativa está detrás de los cambios educativos que prepara la conselleria, y este martes han empapelado con carteles la fachada de la Fundación con los lemas "Basta mentiras", "Queremos educación real ya" o "Cambray dimisión". En realidad, la Fundación Bofill no ha redactado los nuevos currículums –se empezaron a diseñar antes de que Cambray entrara de conseller– y si hay algún vínculo con el departamento es que el anterior jefe de proyectos de la Fundación, Joan Cuevas, es ahora director general de Innovación, Digitalización e Investigación Educativa.

El hecho es que, a pesar de que no es una carpeta que forme parte de su dirección general, Cuevas ha tenido cierto protagonismo en el tema de los currículums –salió en rueda de prensa para explicar los cambios– porque la directora general de Currículum y Personalización, Susana Naranjo, ha estado de baja durante un tiempo. Precisamente este martes se han anunciado cambios internos en el departamento: la dirección general de Naranjo se llamará a partir de ahora de Educación Inclusiva y Lenguas, y la de Cuevas será de Innovación, Digitalización y Currículum.

stats