El catalán en las aulas
Sociedad  /  Educación 23/03/2022

La huelga contra el 25% en castellano en la escuela tiene un seguimiento del 6,5%

JxCat y la CUP plantan a ERC en la concentración en defensa del catalán en la escuela

ARA
4 min
Piquets informativos en el campus de la UAB

BarcelonaLa jornada de huelga en todo el sector educativo contra la sentencia que obliga a impartir el 25% de horas en castellano en la escuela ha tenido un seguimiento escaso: un 6,49% del personal docente de los centros públicos y un 4,21% de los concertados. Por servicios territoriales, donde ha habido un seguimiento mayor en el sector público ha sido en Catalunya Central (10,31%) y donde menos en el Baix Llobregat (2,78%). En los concertados, el seguimiento más alto se ha dado en el Vallès Occidental (9,91%) y el más bajo en las Terres de l'Ebre (0%). La semana pasada, con las huelgas contra las políticas del departament, el seguimiento fue de entre un 34% y un 10%, en función del día. En cambio, desde los sindicatos de estudiantes han asegurado que el seguimiento de la huelga es del 90% en los institutos y del 80% en las universidades.

El acto multitudinario ha sido la manifestación en Barcelona, que ha comenzado en la plaza Urquinaona y ha congregado a miles de personas. También muchos docentes han salido a la calle en Girona, Lleida y Tarragona. En declaraciones a los periodistas, la portavoz de la USTEC, Yolanda Segura, ha lamentado "el marketing y el postureo" de Educación, a quien ha acusado de aplicar el 25% de forma camuflada porque el decreto que ayer anunció el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray, deja al personal de los centros "desprotegido". Los sindicatos no se han tomado nada bien que ayer Cambray anunciara que el Govern se sumaría a las protestas a través de una acción de apoyo al modelo de escuela en catalán en el Parlament. Según Cambray, no se puede decir que haya habido "pasividad" de las administraciones en la defensa del catalán, porque el Govern y su departamento, dijo, han dado cobertura "política y jurídica" a los docentes ante la sentencia. Pero los sindicatos no se han tomado nada bien que el Govern participe también en la movilización, porque lo consideran un intento de aguar la huelga. Desde la COS han criticado la posición del Govern: "No los queremos. No venimos a pedir apoyo, venimos a pedir que se desobedezca la sentencia del 25%", ha dicho Cati Morros.

En un comunicado conjunto, las organizaciones que habían convocado el paro (USTEC, Intersindical, COS, SEPC, Sindicat d'Estudiants y AEP) han criticado tanto la sentencia como la respuesta del Govern, que demuestra, dicen, "cobardía e incapacidad" para defender el catalán en la escuela y también "sumisión ante las instituciones españolas". Además, también dicen que los nuevos decretos de currículum de la conselleria de Educación "literalmente amenazan con liquidar la inmersión lingüística con la excusa de la flexibilidad para adaptarse al ambiente social del centro". Bernat Pèlach, de la Intersindical, ha pedido al departamento que "asuma sus responsabilidades" asumiendo que la inmersión se cumpla en todo el país y haciendo un único plan ligüístico para todo el país.

El día de la movilización ya ha empezado con polémica. En el terreno estudiantil, grupos de alumnos que querían asistir a clase se han enfrentado a los piquetes que desde primera hora de la mañana han bloqueado el campus de Bellaterra de la Universitat Autònoma de Barcelona. En el terreno político, Junts y la CUP han plantado a ERC en la foto que había de evidenciar una cierta unidad política en defensa del catalán en las aulas.

Con este caldo de cultivo, en el Parlament una fotografía ha vuelto a evidenciar la distancia entre los socios de gobierno. Solo los consellers y diputados de ERC, con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, al frente, se han concentrado antes del inicio del pleno en las escaleras del Parlament para mostrar el rechazo a la sentencia del TSJC, según informan Núria Orriols y Quim Bertomeu. De Junts, solo el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, ha asistido a la protesta. Más allá de la ausencia de miembros del grupo parlamentarios de Junts y de los comuns, tampoco han tomado parte en la concentración los diputados de la CUP. Fuentes de Junts explican que el plantón no estaba pactado y que por eso solo han enviado un representante. Los cupaires han argumentado que ellos se harán fotos "en las movilizaciones, junto con la comunidad educativa". "No avalaremos que el Govern se lave la cara con más propaganda mientras da la espalda a las reivindicaciones del sector educativo y abandona los centros educativos en la defensa de la inmersión lingüística", ha dicho la formación anticapitalista en un breve comunicado.

Solo los 'consellers' y diputados de ERC se han hecho la fotografía en defensa del catalán.

Durante el pleno, Aragonès también ha cerrado filas con Cambray, contra quienes los sindicatos han convocado varias jornadas de huelga este mes. "No lo cesaré, le mantengo la confianza", ha contestado a la CUP, que ha reclamado al presidente que acepte las reivindicaciones del comité de huelga de los trabajadores: retirada del decreto de currículums, modificación del calendario escolar, equiparación salarial entre profesorado de secundaria y formación profesional, además de educación "100% pública".

stats