El caso Hasél
Sociedad 22/02/2021

Fèlix Colomer: "Confirmé que el pacifismo en España no sirve de nada"

2 min
Fèlix Colomer lleva la pancarta
Disponible en:

BarcelonaFèlix Colomer (Barcelona, 1993), director de cine documental, se presentó en la manifestación de Barcelona del domingo contra el encarcelamiento de Pablo Hasél con una pancarta que decía: "Nos habéis enseñado que ser pacíficos es inútil". Sin que él se diera cuenta, centenares de manifestantes lo empezaron a seguir como si liderara la protesta, y un alud de periodistas fotografiaron el lema. El hilo en Twitter sobre cómo acabó la noche se ha hecho viral.

¿Por qué llevó esa pancarta?

— Quería ver si la policía era capaz de pegar a dos personas que llevan una pancarta de manera absolutamente pacífica. Y, claro, cuando lo hicieron todavía dieron más sentido al mensaje que quería lanzar. Confirmé que en España, y sobre todo en Catalunya, el pacifismo no funciona.

¿Recurrir a la violencia para protestar es legítimo? ¿Hasta qué punto?

— Depende del país y no sé hasta qué punto. Varios medios explican las barricadas y la quema de contenedores de manera descontextualizada y centran el debate en esto, cuando lo más importante es qué hay detrás. Y se obvia que no deja de ser una manera de defenderse de los ataques de la policía. Es evidente que me llevé las manos a la cabeza cuando lanzaron piedras al Palau de la Música, pero entiendo que rompan los vidrios de entidades bancarias.

¿Cómo se le ocurrió el lema?

— Lo vi en un documental de Tv3 sobre las protestas en Hong Kong. Allá lo tienen más claro. Ya quería llevar la pancarta a la protesta de Urquinaona contra la sentencia de los presos políticos, pero todavía no la tenía hecha. Me la llevé a una manifestación más oficial, en la que participaban Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana (ANC), pero me echaron incluso de la calle. "Este mensaje no nos representa", me dijeron. Me supo muy mal, porque soy socio de Òmnium y de ANC.

Explica que fue solo a la manifestación y que rápidamente encontró a un voluntario que lo ayudara a llevar la pancarta.

— Mis amigos no están para estas cosas, y vi a un chico que iba solo igual que yo. Le expliqué lo que quería hacer y le pregunté si quería ayudarme. Resulta que era un refugiado palestino de 18 años que llegó aquí con sus padres hace cinco años. Me dijo que solo le da miedo si oye aviones, porque le recuerdan a los bombardeos que sufrió en su casa.

¿Pasaron miedo?

— Cuando se acercaban las furgonetas y no frenaban, él aguantó y se quedó quieto por valentía, yo por inocencia. Pensaba seriamente que si nos presentábamos con una pancarta de manera pacífica no nos pegarían, que no querrían esta imagen.

Y los vídeos se han hecho virales...

— Hubo un momento en el que dudé de si nos atropellarían, pero frenaron en el último momento de golpe. Nos tocaron con los hierros que llevan delante las furgonetas antidisturbios en el pecho y todo, ya lo hacen expresamente para que cojas miedo. Más tarde, cuando me volví a poner delante los Mossos sí que recibí, y fuerte.

¿Por qué la pancarta es en castellano?

— Cuando la hice iba dirigida a los políticos, los jueces y la policía española, a pesar de que ahora el mensaje también es para los políticos y la policía catalana.

stats