DERECHOS HUMANOS
Sociedad 18/05/2021

El gobierno español moviliza al ejército en Ceuta después de que entraran más de 6.000 migrantes nadando

Es la cifra más alta de llegada de migrantes por mar en el Estado y unos 1.500 son menores de edad

ARA
2 min
Agentes de los equipos de rescate que trabajan en la frontera, en una imagen de archivo.

BARCELONACeuta vivió ayer una jornada sin precedentes por la entrada masiva de personas nadando o bordeando a pie los dos espigones fronterizos con Marruecos. Según ha informado la Delegación del gobierno, unos 5.000 marroquíes accedieron a la ciudad autónoma y el presidente ceutí ha elevado la cifra por encima de los 6.000, en declaraciones a la SER. De este total, unos 1.500 podrían ser menores de edad. Hasta ahora, la cifra más alta de llegadas de migrantes por mar en el Estado se había vivido en noviembre, cuando en dos días entraron en las Canarias 2.188 personas. La situación hizo que ayer se decidiera movilizar al ejército de tierra para colaborar en las tareas de control de las calles en Ceuta, con varias unidades desplegadas. La Delegación del gobierno español en la ciudad autónoma pide "tranquilidad" a la población.

El presidente español, Pedro Sánchez, que ha suspendido el viaje que tenía previsto hacer a París para participar en una cumbre sobre ayuda económica a África, ha garantizado en un tuit "máxima firmeza" para mantener la seguridad en la zona. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, viajará a Ceuta después del consejo de ministros. Marlaska ha asegurado a TVE que 1.500 personas de las que entraron en Ceuta ya han sido devueltas a Marruecos.

El ministro también ha detallado que hoy llegarán 200 efectivos policiales de refuerzo a la zona –150 agentes de la Policía Nacional y 50 de la Guardia Civil– para complementar la plantilla de 1.100 agentes que hay de manera ordinaria en Ceuta. Ya se han articulado patrullas mixtas con agentes de las fuerzas armadas con el objetivo de mantener la seguridad en la zona.

Ayer hasta las ocho del anochecer ya habían llegado por el espigón fronterizo más de 2.700 personas a Ceuta y las entradas por mar continuaron sin que los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil pudieran rechazarlas. Esto obligó a la Policía Local a cortar los accesos por carretera de la zona. El servicio marítimo de la Guardia Civil tuvo que rescatar en el agua a algunas personas que intentaban llegar a Ceuta nadando con dificultades.

Fuentes de la Delegación del gobierno han dicho a Efe que se trata de una de las jornadas migratorias más críticas y sin precedentes a las que ha tenido que hacer frente Ceuta en los últimos años.

Refuerzo inmediato de efectivos

Los máximos representantes del ministerio del Interior, entre los cuales está el ministro Fernando Grande-Marlaska, se reunieron de urgencia ayer lunes con altos cargos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para dar respuesta a la situación en Ceuta. En esta reunión se acordó reforzar inmediatamente los efectivos de los cuerpos policiales en la zona, que sumarán 200 efectivos en los lugares más susceptibles de paso.

Las autoridades españolas y marroquíes ya acordaron la devolución a Marruecos de los ciudadanos de este país que llegaran nadando. Desde principio del 2021 se han producido varias entradas nadando desde Marruecos, la última fue el 27 de abril. Aún así, hacía quince años que no se registraba una llegada tan voluminosa como la de este lunes, y ante la falta de vigilancia de la costa por parte de las autoridades marroquíes, informa Efe.

stats