Coronavirus
Sociedad 21/10/2021

La mascarilla seguirá siendo obligatoria en la escuela a pesar de la presión de Ayuso y las familias

Sanidad recuerda que la ley no permite a las comunidades actuar unilateralmente y Catalunya evita mojarse sobre la retirada de la medida

3 min
Un montón de alumnos, al patio de una escuela de Barcelona, el curso pasado.

BarcelonaRetirar la mascarilla en las aulas confiando en la buena evolución epidemiológica o mantenerla porque los niños son el único grupo de población que falta por vacunar. Este es el debate que divide a familias, pediatras y políticos ahora que la mayoría de las restricciones han desaparecido y se va recuperando la normalidad progresivamente en todos los sectores sociales. Mientras que las asociaciones de familias, docentes y alumnos catalanes, como la Associació de Famílies Federades d'Alumnes de Catalunya (aFFaC), reclaman flexibilizar el uso de la mascarilla en los centros –obligatoria a partir de los seis años– en las edades más tempranas aduciendo que es necesario para el bienestar emocional y el aprendizaje de los más pequeños, la conselleria de Educación insiste en que la decisión depende exclusivamente de criterios sanitarios. Y, de momento, el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, se ha mostrado prudente: cuando los datos epidemiológicos lo permitan, dijo, las escuelas serán el primer lugar donde se retirará la mascarilla de forma total, pero mientras tanto se quedan. En cambio, la Comunidad de Madrid será el primer territorio del Estado donde la mascarilla dejará de ser obligatoria en los patios de las escuelas e institutos. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este jueves en el pleno de la Asamblea de Madrid que esta medida preventiva caerá a partir del próximo lunes, 25 de octubre.

Con todo, el ministerio de Sanidad considera que Madrid no puede decidir unilateralmente la retirada de la mascarilla en los patios de las escuelas porque la ley en vigor desde el 29 de marzo establece su uso obligatorio en espacios al aire libre donde no sea posible mantener una distancia mínima de 1,5 metros. La declaración de Actuacions Coordinades en Salut Pública ante el covid para centros educativos durante el curso 2021-2022, aprobada entre el ejecutivo de Pedro Sánchez y las comunidades autónomas, fija el uso obligatorio de la mascarilla a partir de los 6 años de edad, con independencia del mantenimiento de la distancia interpersonal o la pertenencia a un grupo de convivencia estable. Así, de momento solo se podía prescindir de la mascarilla en las actividades deportivas al aire libre y siempre que se hiciera con la autorización y supervisión de los profesores responsables.

"Se aplican en la escuela restricciones mucho más duras que en el resto de la sociedad", denuncia la presidenta de la aFFaC, Belén Tascón. La entidad es partidaria de retirar la mascarilla en la escuela especialmente en infantil y primaria tanto en las aulas como en el patio (de momento solo se la pueden quitar en el exterior si forman parte del mismo grupo burbuja). Esta petición también la hacen desde el colectivo Tornem a les Escoles, que subraya que mientras en Alemania, con un 64% de la población vacunada con pauta completa, todas las horas lectivas se hacen sin mascarilla, en Catalunya, con un 73% de vacunados (82,9% si se tiene en cuenta a los de más de 12 años), todavía es obligatoria incluso en el patio. Para Tascón, hay una "anomalía o discrepancia" entre lo que pasa en los centros y lo que pasa en la calle. Dice que tanto niños como adultos se pueden mezclar fuera de la escuela sin mascarilla y ve "difícil de explicar" que puedan ir sin mascarilla en el parque de delante de la escuela pero no en el patio de su centro educativo. 

Las entidades han pedido varias veces a la conselleria de Educación que se retire la mascarilla, pero no son los únicos. También en el Parlament hay fuerzas políticas que cuestionan el protocolo covid en las escuelas, como En Comú Podem, que el miércoles pidió la actualización del documento para "adecuarlo" a la bajada de la incidencia de la pandemia. "Deje de hacer pagar a los niños y las niñas su incapacidad de actualizar las medidas", recriminó la diputada Susana Segovia. "El primer día que podamos quitarla, lo haremos", replicó el conseller de Educación, Josep Gonzàlez-Cambray durante la sesión de control en el pleno del Parlament. També Argimon ha destacado que la mascarilla es una herramienta fundamental de protección en las aulas, no solo por el covid, sino también por la incógnita sobre cómo se comportarán este año la gripe estacional y el virus sincitial (VRS), causante de la bronquiolitis infantil. 

De momento, el documento que sí se ha actualizado y que ha suavizado el uso de la mascarilla es el de los grupos de actividades lectivas extraescolares. La mascarilla se puede quitar en el exterior si el grupo forma una burbuja estable, si hay suficiente distancia mínima de seguridad y si se hacen actividades para las que no se pueda llevar o no sea recomendable, como la actividad física intensa o tocar instrumentos de viento.

stats