Sociedad  /  Medio Ambiente 13/06/2022

Dañar la posidonia es "como lanzar meteoritos sobre la Fageda d'en Jordà”

Los Mossos han abierto diligencias porque la empresa concesionaria colocó una veintena de bloques sobre la planta en la playa de Aiguablava de Begur

4 min
Imagen de uno de los bloques de hormigón sobre una praderia de posidonia, en Begur

GironaPolémica en Begur con la nueva empresa adjudicataria del campo de boyas de la cala de Aiguablava, una de las más concurridas de la Costa Brava. La UTE Sa Blava CB75 ganó el concurso por primera vez y, según ha denunciado SOS Costa Brava, instaló los bloques de hormigón de las boyas encima de praderas de posidonia, cosa que está prohibida porque es una planta protegida. Los Mossos d'Esquadra visitaron el viernes la zona dañada y abrieron diligencias porque una veintena de bloques ocupaban totalmente o parcialmente la especie. Los expertos alertan que es una planta “clave” para la salud de los ecosistemas marinos, puesto que las praderas son como bosques donde viven, se alimentan o se reproducen unas 1.400 especies diferentes. 

SOS Costa Brava detectó que la nueva empresa adjudicataria había incumplido el pliegue de cláusulas: un submarinista hizo un extenso reportaje gráfico, con fotos y vídeos, donde se ven bloques de hormigón aplastando la posidonia. “Sería como lanzar meteoritos sobre la Fageda d'en Jordà”, denunció la entidad. 

Vídeo realizado por SOS Costa Brava de los bloques de hormigón sobre las praderas de posidonia en Begur

La posidonia es una planta exclusiva del Mediterráneo y “es clave para la salud de nuestro litoral”, según el biólogo y responsable de proyectos de Submon, Jordi Sánchez. "Hay 1.400 especies relacionadas de alguna forma con la posidonia. Algunas la utilizan para reproducirse, para esconderse, para comer o vivir", expone. Así mismo, juega un papel “fundamental” en la lucha contra el cambio climático: “Es una gran productora de oxígeno y, además, secuestra el CO2”, añade Sánchez. Haciendo una comparativa terrestre, el vocal de la junta del Colegio de Biólogos, Pep Hurtado, expone que las herbadas de esta planta son como bosques de robles o encinas. “Es una planta que crece muy lentamente, pero que una vez que ha crecido, tiene una gran resiliencia porque son capaces de sobrevivir ante la mayoría de factores naturales”, detalla.

Es, por lo tanto, una especie que tiene mucha importancia evolutiva porque es una planta que primero era terrestre y después recolonizó el mar. “Las praderas que tenemos ahora son fruto de millones de años de supervivencia”, destaca Hurtado. Por eso, el biólogo subraya que, en cuanto se estropea, “el tiempo de recuperación es muy amplio”. “Incluso podría ser que no se vuelva a recuperar, porque quizás las condiciones naturales que necesitaba para crecer ya no existen”, indica Hurtado. 

Los Mossos se activan

En el caso de la Costa Brava, tanto Hurtado como Sánchez aseguran que el estado de la posidonia “es bastante bueno”, a pesar de la gran presión que hay en el mar fruto de actividades como la pesca, el submarinismo y, sobre todo, las embarcaciones de recreo. Ahora habrá que ver el impacto que ha tenido la instalación de los bloques de hormigón de las boyas en Aiguablava. Cuando los Mossos tuvieron conocimiento de los hechos, activaron una patrulla que se personó en la playa y, bajo el agua, comprobó el estado de la posidonia y la colocación de los bloques de hormigón. Según constataron los agentes, de los 90 y pico puntos de anclaje, una veintena estaban sobre la planta protegida. Este lunes está previsto que otra unidad compruebe si se han retirado todos los muertos que afectaban esta especie.

En el pliego de instrucciones que tienen que cumplir las empresas adjudicatarias de este servicio se estipula que tienen que utilizar muertos ecológicos sobre las praderas de esta planta. Así, se recomienda la utilización de sistemas de anclaje en espiral, para que no perjudiquen la especie protegida. El Ayuntamiento de Begur, al conocer los hechos, se puso en contacto con la compañía y le pidió que retirara los bloques de hormigón. Según el regidor de Turismo, Eugeni Pibernat, ahora ya “no queda ninguno”: “La empresa nos ha dicho que ya los han retirado todos”, ha afirmado.

Imagen de archivo de una pradera de posidonia en buen estado

Doble inspección del fondo del mar

Ahora el Ayuntamiento ha puesto el caso en manos del departamento jurídico porque tienen que comprobar si el consistorio podría sancionar la compañía. “Una cosa es el delito ecológico y el otro el posible incumplimiento del pliego de cláusulas del concurso”, ha señalado Pibernat. Paralelamente, el equipo de gobierno ha pedido presupuesto a un submarinista para que haga una inspección, y también ha solicitado a la empresa concesionaria un reportaje fotográfico del estado del fondo del mar antes y después de su actuación. 

El Ayuntamiento de Begur, a finales del 2021, sacó a licitación las autorizaciones para la explotación de elementos de fondeo de embarcaciones (boyas) para los cuatro años próximos (con dos más prorrogables). A diferencia de los años anteriores, el servicio de alquiler de boyas en la playa Fonda, Fornells y Aiguablava lo ganó la UTE Sa Blava CB75, formada en un 15% por la empresa  Treballs submarins i serveis marítims MésdeMar SL, y en un 85% por Privat Smart SL. 

Según la información del Registro Mercantil, el administrador de la primera compañía, que se constituyó el 2011, es Sergi Torrente, tiene sede en Cadaqués y se dedica a los servicios marítimos, como el buceo o el alquiler de embarcaciones. En cuanto a Privat Smart, constituida el diciembre del 2021, está en manos de Jordi Cabarrocas Riera y la empresa Promtus Aerus, su dirección fiscal es un despacho de abogados de Palafrugell y se dedica a la prestación de servicios marítimos. De Promtus Aerus la única información que sale en el BOE es que en abril del 2022 se nombró a Jordi Cabarrocas Riera como administrador, en detrimento de Josep Lluís Colls Peyra.  

Cerca de un millón en seguridad en las playas de Barcelona

La Diputación de Barcelona destinará este verano 895.257 euros, un 3,5% más que el anterior, para fomentar la seguridad y la salud en 113 playas de 25 municipios de la demarcación (las playas de Barcelona quedan excluidas). El 96% del presupuesto se destinará al apoyo económico para financiar el servicio de salvamento y socorrismo de los ayuntamientos y el resto a la señalización de los puntos de socorrismo y a repartir elementos de prevención de la salud de los usuarios. Así, se repartirán 13.000 abanicos con consejos para protegerse del sol y 8.000 pulseras para identificar a los niños y facilitar encontrarlos en caso de que se pierdan. En relación con la protección del sol, se harán 150 talleres dirigidos a escolares de entre 6 y 10 años para fomentar hábitos saludables.

stats