Sociedad 11/01/2022

Los Mossos completan los cambios: el líder de investigación criminal, trasladado a Rubí

La cúpula se renueva con más mujeres, 31 cambios y sin aclarar el destino de Trapero

3 min
El intendente Toni Rodríguez, que hacía mucho tiempo que estaba vinculado a la Comisaría  General de Investigación  Criminal (CGIC) de los Mossos, en una imagen de archivo.

BarcelonaTres semanas después de la destitución del mayor Josep Lluís Trapero como jefe de los Mossos d'Esquadra, la nueva cúpula ha completado los cambios. El departamento de Interior ha anunciado que la reestructuración implicará 31 relevos en los mandos y será la estructura con “más presencia de mujeres de la historia y se acercará al objetivo de la legislatura de como mínimo un tercio”. Una incógnita que se había generado es qué posición ocuparía el intendente Toni Rodríguez, que hacía mucho tiempo que estaba vinculado a la Comisaría General de Investigación Criminal (CGIC) de los Mossos. El día siguiente del nombramiento del nuevo comisario jefe, Josep Maria Estela, Rodríguez supo que lo cesaban como máximo responsable de la CGIC. Ahora se ha comunicado que pasará de liderar el área de investigación criminal a ser el jefe de la comisaría de Rubí.

Todavía no se ha aclarado qué posición tendrá el mayor Trapero en la nueva estructura de los Mossos ni el comisario Joan Carles Molinero, que en el último año había hecho de portavoz del cuerpo. Trapero y Molinero integraban la Jefatura –la cúpula policial– con el comisario Miquel Esquius y el comisario David Boneta. Esquius dirigirá la región metropolitana sur y Boneta será el jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial. En cuanto a la CGIC, la liderará el intendente Ramon Chacón, que hasta ahora hacía de jefe de la División de Investigación Criminal (DIC): todo forma parte de la misma área, dedicada a la lucha contra las organizaciones criminales, la corrupción y el tráfico de personas, entre otros ámbitos. El lugar que deja Chacón lo cogerá el intendente Joan Carles Granja, hasta ahora subjefe de la DIC.

Estela, antes de ser comisario jefe, hacía de jefe de la región de Tarragona y su vacante la ocupará el intendente Vicenç Lleonart. La región de Terres de l'Ebre la asumirá el intendente Joan Carles de la Monja. El resto de las regiones policiales mantienen los mismos mandos al frente. El comisario Xavier Porcuna, que encabezaba la Comisaría General de Información, será el jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Central. El lugar que deja Porcuna lo cogerá el intendente Carles Hernández, que hacía de subjefe de la misma área –antes había dirigido la Brigada Móvil (Brimo) de los Mossos–. El comisario Rafel Comes se encargará de una nueva responsabilidad en el cuerpo dedicada al proyecto de inteligencia policial de la Jefatura.

En cuanto a la división de escoltas de los Mossos, después de que hace medio año se anunciara que se unificarían y desaparecería la guardia presidencial, quien había sido el jefe del área de Seguridad Institucional (ASI), el intendente Marc Caparrós, pasará a ser el jefe de la comisaría de Terrassa. Ahora el intendente Carlos Otamendi liderará el área de escoltas.

Se reduce la media de edad

Interior ha explicado que un tercio de la Jefatura está formada por mujeres –el comisario jefe Estela, el comisario Eduard Sallent y la intendente Rosa Bosch–, que la dirección estratégica será paritaria y que el 26% de las posiciones de mandos de la dirección operativa las ocuparán mujeres –el 23% en los lugares de subjefes de las comisarías generales o las regiones policiales–. Según el departamento, los cambios también suponen una reducción de la media de edad, que pasa de 56 a 50 años en la Jefatura y de 55 a 49 años en la dirección estrategia, aunque la media de edad de los comisarios es de 57 años. Interior ha asegurado que “tiene que crecer” la representatividad femenina en los Mossos y que habrá “una tercera fase de cambios” cuando se hayan hecho las nuevas promociones de comisarios, intendentes e inspectores.

stats