Medio ambiente
Sociedad 11/02/2022

"No se ejecutan bien y faltan recursos": Bruselas suspende los planes para reducir la contaminación en Barcelona

La Comisión reprocha que en la última década se ha incumplido "sistemáticamente" la directiva sobre la calidad del aire

4 min
Retenciones a la Ronda Litoral de Barcelona

BarcelonaMás presión de la UE a España para que acelere en la reducción de emisiones contaminantes, que hoy superan los máximos permitidos por las directivas comunitarias. Bruselas critica abiertamente los planes para reducir la contaminación en Barcelona y el área metropolitana. "No se ejecutan bien y faltan recursos", ha dicho la abogada de la Comisión Europea Eulalia Sanfrutos Cano en la vista de este jueves en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que examinaba las quejas de la Comisión por los altos niveles de polución en Barcelona, parte del Baix Llobregat, el Vallès Occidental y el Vallès Oriental. Sanfrutos ha remarcado que en el caso de Barcelona el nivel de ejecución de las medidas está "alrededor del 50%". El ejecutivo europeo también ha sido particularmente crítico con Madrid, donde también se han superado los niveles máximos de emisiones contaminantes, según ha informado la ACN.

"[Madrid Central] es insuficiente, afecta a un área muy reducida, excluye a muchos vehículos y hay muchas excepciones", ha dicho la letrada sobre las medidas adoptadas en la capital española. En ambos casos, Bruselas considera que desde 2010 se ha violado de manera "sistemática" la directiva europea sobre la calidad del aire que establece niveles máximos de dióxido de nitrógeno (NO2), y pide al TJUE que condene al estado español.

Entre las medidas que ha adoptado Barcelona desde que Bruselas inició la denuncia destaca la implantación de la zona de bajas emisiones (ZBE), que nació con la certeza de que sería insuficiente para bajar lo suficiente las emisiones en la ciudad y su entorno más inmediato. A pesar de haberse ido endureciendo, todavía hay moratorias para algunos vehículos contaminantes y los niveles de contaminación -excepto en el peor momento de la pandemia- superan los topes permitidos por la CE y están todavía más lejos de lo que recomienda la OMS para preservar la salud de los ciudadanos.

La propia CE reconoce que tiene sospechas de que los resultados de 2020 en el área de Barcelona "están alterados por la excepcionalidad de la pandemia" y que hacen falta más datos para corroborar que no son "puntuales", ha dicho Sanfrutos hoy a la espera de que se validen los datos del año pasado. Según los datos preliminares de la Agencia Europea del Medio Ambiente, en Barcelona el nivel de dióxido de nitrógeno se situó de media en 24,09 µg/m3 en 2021. Aun así, hay algunas estaciones en la ciudad que están cerca de los límites permitidos, como la del Eixample (37,5 µg/m3 cuando el máximo es 40 µg/m3).

Cumplir con los límites actuales de Bruselas, sin embargo, puede ser insuficiente pronto, puesto que está en marcha la revisión de la directiva para endurecerla todavía más. "La nueva directiva tiene que estar aprobada el tercer trimestre de este año, esto ya está aquí", subraya la portavoz de la Plataforma por la Calidad del Aire, Maria Garcia, que urge a las administraciones catalanas a tomar medidas "más drásticas" y a no hacer "más experimentos" que no funcionan contra la contaminación. La OMS, de hecho, ya alertó hace unos meses de que los niveles de contaminación tienen que bajar mucho más para considerarlos seguros. Por ejemplo, en el caso del dióxido de nitrógeno, generado sobre todo por los coches, ha recomendado pasar de un límite de 40 microgramos por metro cúbico hasta los 10, y también ha dictado reducciones importantes también de otros contaminantes del aire nocivos como partículas en suspensión, ozono, dióxido de azufre y monóxido de carbono.

Garcia defiende que lo que hay que hacer en Barcelona y el área metropolitana es "reducir el número de vehículos" y "atacar el uso" de la movilidad privada en favor de los peatones, la bicicleta y el transporte público. "Lo que tenemos delante es la urgencia de un cambio de modelo", ha insistido, y ha defendido que las acciones tienen que pasar por reducir el espacio para los vehículos privados en grandes arterias e implantar un peaje urbano de acceso a Barcelona para los coches contaminantes. Medidas como las superislas, ha advertido, son "microacciones insuficientes".

La multa, en el horizonte

En los procedimientos de infracción como este, Bruselas demanda al estado en cuestión –en este caso, el español– aunque el gobierno central no sea el responsable del incumplimiento porque se trata de competencias transferidas a las comunidades autónomas. Es por eso que la abogada del Estado ante la UE, María José Ruiz Sánchez, ha defendido la posición de las ciudades y las autoridades implicadas en la causa judicial. A pesar de admitir que los límites se sobrepasaron, la letrada ha negado que fuera "sistemático" y ha reclamado que se tenga en cuenta la mejora de los últimos años.

De hecho, la CE solo ha podido confirmar que el Baix Llobregat, el Vallès Occidental y el Oriental ya están en línea con las normas europeas de calidad del aire. Con los datos validados de 2019 y 2020 el ejecutivo europeo ha podido comprobar que las emisiones de dióxido de nitrógeno están por debajo del límite.

Una vez acabada la vista, la sala de tres jueces del TJUE emitirá una sentencia en los próximos meses. Finalmente, en este caso el tribunal no ha visto necesario que un abogado general dé una primera opinión no vinculante sobre el caso y directamente se sabrá la resolución judicial firme.

Con esta denuncia, Bruselas pretende forzar judicialmente a Barcelona y su área metropolitana y a Madrid a cumplir las normas europeas. En caso de una condena al Estado, la CE podría amenazar con multas si continúa el incumplimiento, pero si las quisiera imponer tendría que pedir una orden judicial. Es decir, volver a los tribunales de Luxemburgo.

stats