Coronavirus
Sociedad 01/12/2021

Los contactos de contagiados por ómicron harán cuarentena obligatoria a pesar de estar vacunados

La nueva variante circularía ya por Catalunya desde hace 15 días y Salud dice que preocupa más que sea más transmisible que el hecho de que cause infecciones más graves

4 min
Una viajera a la llegada al aeropuerto del Prat

Santa Coloma de GramenetLa variante ómicron del covid podría estar circulando en Catalunya desde hace un par de semanas, según los indicios del departamento de Salud a partir de los análisis de las aguas residuales. Y lo que más preocupa a las autoridades sanitarias no es tanto si provoca infecciones más severas –más casos graves y hospitalizaciones–, sino si facilita la infección y tiene más habilidad para esquivar la protección que confieren las vacunas. "Asumimos que tiene más capacidad de transmisión y que podría escaparse de la vacuna, a pesar de que no está demostrado de forma fehaciente, pero la virulencia no es un aspecto directamente relacionado con la espícula, el mecanismo que permite que el virus infecte a la célula", ha explicado este miércoles el jefe del servicio de microbiología del Hospital de la Vall d'Hebron, Tomàs Pumarola.

El microbiólogo ha detallado que la ómicron acumula más de 30 mutaciones en la espícula (es decir, en la parte del virus que le permite acceder hasta la célula) y que son precisamente estos cambios los que han hecho que se haya convertido en una variante de interés y que todos los esfuerzos se concentren ahora en saber más sobre su comportamiento y en intentar identificar los positivos que causa. Pumarola ha puesto el ejemplo de la llave y la cerradura para explicar por qué es importante monitorizar estas mutaciones: la espícula es la llave que tiene el virus para abrir la puerta de la célula e infectarla. Si se le pone difícil con vacunas, este virus mutará para perfeccionar la llave para entrar en la célula, adherirse a ella e infectarla de manera más eficaz.

"Cuando nos vacunamos, generamos anticuerpos específicos contra la espícula. Si el espícula muta, que es lo que ha hecho la ómicron, el anticuerpo se uniría peor y podría disminuir la protección que ofrecen las vacunas", ha resumido Pumarola, que ha puntualizado que esto no necesariamente pasa con la inmunidad natural; es decir, adquirida por contagio. Con todo, el experto ha recordado que el nacimiento de nuevas variantes será una tónica a lo largo de la pandemia y que cada vez que aparezca una nueva se tendrá que investigar qué implicación puede tener en la transmisión del virus, en la severidad de las infecciones y en la necesidad de reformular las vacunas. Pumarola aplaza, sin embargo, esta última posibilidad. "Hemos ido perdiendo la protección de las vacunas ante la infección, pero no ante la gravedad, que es lo que no queremos, que haya ingresos", ha explicado.

En cuanto a los dos únicos positivos sospechosos de ser causados por la ómicron, identificados en el aeropuerto de El Prat procedentes de Suráfrica, el servicio de microbiología del Hospital Universitari de Bellvitge todavía no ha acabado de secuenciar las muestras y no ha podido determinar si contienen las mutaciones propias de la variante ómicron. Con todo, Salud da por hecho la presencia de ómicron en el país. En este sentido, la secretaria de Salud Pública, Carmen Cabezas, ha querido destacar que a pesar de que hay una situación de alarma en toda Europa por la variante ómicron, la evolución epidemiológica en Suráfrica (donde se ha originado la mutación) es "muy baja" comparada con la de otros países, incluyendo España y Catalunya. "Hay que poner en contexto toda la información que tenemos sobre la variante. Por ejemplo, ahí es verano y a pesar de que hay una subida de contagios, la cifra es más baja", ha dicho.

Los contactos vacunados de ómicron harán cuarentena

Cabezas también ha destacado que este incremento de casos no repercute en el sistema sanitario de este país africano. "Habrá que ver si es capaz de desplazar a la variante delta en lugares donde la cobertura vacunal es del 80%. La situación es totalmente diferente de la de Suráfrica, donde hay poca densidad poblacional pero solo un 25% de personas vacunadas", ha coincidido Pumarola. Hay que recordar, además, que las mutaciones de la ómicron hacen que se parezca más a la variante alfa –que quedó sustituida por la delta– que a esta última que ahora es predominante.

Y si la vacuna sigue protegiendo de la infección grave, no es estrictamente necesario reformular las vacunas. El microbiólogo cree que basta con la administración de las terceras dosis de refuerzo, si bien esto no significa que a medio o largo plazo no haya que modificar las fórmulas actuales, "como ya pasa cada año con la gripe", para adaptarse a la mutación que predomine. "Como siempre he dicho, este es un proceso muy dinámico porque predominan las variantes que mejor se adaptan y que tienen más eficacia biológica. Lo que hay que hacer es minimizar el riesgo evitando grandes transmisiones de persona a persona y vigilando continuamente las variantes que circulan", ha dicho.

Por eso, el departamento de Salud ha anunciado que los contactos estrechos de personas que puedan estar contagiadas con la variante ómicron tendrán que hacer cuarentena aunque estén vacunados. Se considerarán sospechosos de contagio con la ómicron los viajeros de países del sur de África que den positivo o bien cuando se detecte la variante en los cribajes, que se han empezado a hacer de manera aleatoria en el 20% de las PCR que se hacen. Por ahora, con la variante delta los contactos con pauta completa no tienen que seguir cuarentena, pero sí se hacen una prueba y, en caso de ser positiva, se tienen que aislar.

stats