Viruela del mono
Sociedad  /  Salud 05/08/2022

Los contagios de la viruela del mono se duplican mientras escasean las vacunas y los antivirales

España detecta 4.900 casos y se convierte en el estado más afectado de Europa, con Madrid y Catalunya al frente

4 min
La cola de hombres para vacunarse de la viruela del mono en el BCN Checkpoint, este viernes por la mañana.

BarcelonaLa expansión de la viruela del mono no tiene freno: en un solo mes se han duplicado los contagios tanto en Catalunya como España. Las autoridades sanitarias internacionales ya han declarado la simultaneidad de brotes que estalló el mayo pasado en el Reino Unido como una emergencia de salud pública, pero el comportamiento real y futuro del virus continúa siendo una incógnita para los expertos, que no se atreven a pronosticar qué alcance poblacional puede llegar a tener ni qué consecuencias de salud se pueden derivar de los contagios. En España, el país europeo que más casos ha detectado, se han diagnosticado 4.900 positivos, con la Comunidad de Madrid al frente (1.817), y se han notificado dos defunciones (dos hombres de entre 30 y 40 años en Andalucía y el País Valenciano). Son, hasta ahora, las únicas muertes en Europa que se vinculan al virus. El goteo de casos coincide con un estancamiento de la producción de vacunas, que retrasa la estrategia de prevención y protección de los grupos más vulnerables, y con la escasez de algunos de los tratamientos antivirales que se dan de forma excepcional a los pacientes graves que llegan al hospital, el 2,8% de los diagnósticos.

Distribució dels casos de verola del mico
Contagis notificats per comunitats

En Catalunya la incidencia de la viruela del mono ha ido aumentando desde el 27 de mayo y ya es muy elevada. En solo un mes se han duplicado con creces los contagios confirmados con una prueba de laboratorio: si el pasado 8 de julio el departamento de Salud anunciaba 665 casos, este viernes la cifra ya se eleva hasta los 1.558 (con cerca de 700 más bajo sospecha y en estudio). En España la evolución es similar: en el último mes el ministerio de Sanidad ha pasado de registrar 2.034 positivos a 4.942. Y a pesar de que la mayoría de infecciones son leves y se curan de forma espontánea (los afectados no requieren ningún tratamiento y, en muchos casos, ni siquiera atención sanitaria), el director médico del BCN Checkpoint e investigador del IrsiCaixa, Pep Coll, recuerda que, como pasa con cualquier brote infeccioso, a medida que aumenta el número de personas contagiadas también crece el riesgo de que haya más afectados por la enfermedad de forma grave. Ahora 139 personas han requerido algún tipo de hospitalización, cerca del 3%. "No sabemos cómo evolucionará el brote, si se hará endémico o no. Hay muchas más incógnitas que certezas, pero han crecido las sospechas y muchos casos asintomáticos se están escapando porque no los estamos buscando", afirma el médico. 

El brote de viruela se está propagando sobre todo entre el colectivo de hombres que tienen sexo con hombres. No es una infección de transmisión sexual (ITS) y las vías de contagio todavía no están del todo definidas, pero, según el estudio de los casos, en más del 80% de los afectados se ha identificado el contacto íntimo y sexual como fuente del contagio. Por este motivo, la campaña de vacunación va dirigida , de momento y casi en exclusiva, a los hombres adultos jóvenes que tienen sexo con varios hombres (especialmente si lo hacen en grupo o sin ningún tipo de protección) y que toman la pastilla preventiva del VIH, la profilaxis de preexposición (PrEP). En las dos primeras semanas de esta estrategia en Catalunya se han inoculado 1.045 vacunas, el 60% de las dosis asignadas (1.600). La mayoría de los inmunógenos pendientes de administrar ya están asignados nominalmente (se han programado las citas con antelación) y se pondrán en los próximos días.

El BCN Checkpoint, uno de los tres centros autorizados para administrar la vacuna, ha inoculado unas 300 y la semana que viene esperan agotar las dosis de las que disponen, un total de 700. Las autoridades catalanas optaron por priorizar la población vulnerable, en parte, por las dificultades de acceso a las dosis, que se están fabricando con cuentagotas.

Más dosis "dentro de dos semanas"

España ha comprado, vía la Comisión Europea, 12.000 vacunas, pero de momento solo ha podido acceder a 5.000. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró que el segundo lote, previsiblemente con los 7.000 viales que faltan, llegará “en las próximas semanas”. Según fuentes consultadas por el ARA, se espera que aterricen en Madrid dentro de dos semanas y se puedan repartir “inmediatamente” entre las comunidades.

La investigadora de ISGlobal Laia Vázquez subraya que el virus empezó a propagarse hace tres meses y, desde entonces, la curva ha ido escalando progresivamente y sin tregua. Por eso valora positivamente que las autoridades sanitarias hayan declarado la emergencia sanitaria, si bien cree que podría haberse hecho con más celeridad. “Es la primera vez que la viruela del mono sale de su nicho de transmisión, el continente africano, y que los casos no son importados y aislados, sino que la transmisión se mantiene en la comunidad”, explica.

La viruela del mono es una zoonosis viral (se transmite de los animales a las personas) y, a pesar de que en África es endémica, en Occidente era hasta ahora una enfermedad de declaración obligatoria pero muy anecdótica. "Reconocer públicamente la preocupación por esta enfermedad permitirá implicar a las autoridades en la consecución de mejores herramientas para dar respuesta a esta emergencia: más vacunas y más antivirales", afirma Vázquez.

De hecho, según ha podido saber el ARA, el tratamiento más utilizado para los casos graves de viruela del mono se ha agotado. Se trata del Tecovirimat, un fármaco que limita la progresión del patógeno en el organismo y retrasa la propagación de la infección, pero que se usa de forma excepcional. En este caso también hay una escasez evidente y, de hecho, no se sabe cuántas unidades han llegado a España de la compra centralizada europea (si bien inicialmente se hablaba de unas 200 dosis). La misma Darias admitió que llegarían "pocas" porque los casos eran eminentemente "leves". Unas declaraciones, sin embargo, que hizo a principios de junio, cuando la incidencia de contagios era mucho menor y el número de enfermos graves, inexistente.

stats