Sociedad 22/11/2021

Los sanitarios de los centros de salud de Salt estallan: “Trabajamos con miedo”

Piden a Salud que ponga personal de seguridad en los ambulatorios para evitar amenazas y agresiones

3 min
Los sanitarios de las Cabezas de Salt denuncian que trabajan "amb miedo" y piden que pongan vigilantes de seguridad a la entrada de los dos ambulatorios saltencs

SaltLos trabajadores de los dos centros de atención primaria de Salt (Gironès) han dicho basta. Según ha denunciado la médico y portavoz de los trabajadores, Angie Lladó, en los últimos meses de pandemia los pacientes están “muy crispados” y han recibido amenazas. El último incidente, la gota que ha colmado el vaso, se produjo la semana pasada, cuando una persona toxicómana se puso “muy violenta” porque no le quisieron dar una receta. “Nos amenazó de muerte y después supimos que iba armado con un cutter. Además, se cargó dos vehículos que había aparcados aquí delante, uno de una administrativa y uno del centro de salud, y desde entonces estamos muy asustados. Trabajamos con miedo”, ha subrayado Lladó. 

La situación se ha agravado tanto que incluso hay médicos que pasan consulta con la puerta cerrada con llave. En el caso del centro de salud Jordi Nadal i Fàbregas, tienen siempre puesta una reja metálica en el interior para proteger a las personas que hay en recepción. “Hay gente que viene bajo los efectos de drogas a increparte, los hay que están muy nerviosos o gente que quiere hora para el médico ya y que no se quiere esperar. Están muy enfadados con el sistema y nosotros, que estamos en primera línea, acabamos recibiendo”, ha continuado relatando Lladó, que también asegura que son situaciones que se repiten desde hace meses en los dos centros de atención primaria que hay en Salt.  

Por todo ello, los trabajadores se han concentrado este mediodía con pancartas donde se podía leer “El miedo no es subjetivo” o “No a las agresiones, no a las amenazas y no a la violencia contra los sanitarios” para pedir al departamento de Salud que ponga un guardia de seguridad en la puerta de cada ambulatorio. 

Sin embargo, la conselleria –según la médico– solo ha puesto encima de la mesa opciones “paliativas”. “Nos proponen que, una vez haya un incidente, denunciemos a la persona, o nos han ofrecido una aplicación de móvil para avisar a la policía. Pero mientras llegan los agentes, ¿qué hacemos con la persona que nos amenaza? Quizás con el tiempo que tardan en llegar ya ha podido hacernos daño”, ha criticado Lladó que, por estos motivos, no cree que las propuestas de Salud aporten ninguna solución. “No se puede dejar entrar a una persona muy violenta en un ambulatorio”, ha sentenciado. 

Un problema puntual, según Salud

El departamento de Salud ha informado que las agresiones a los profesionales sanitarios son un tema que "preocupa mucho" desde hace años, pero no cree que la solución sea contratar a vigilantes de seguridad porque, en el caso de Salt, sostiene que “se trata de un problema con un usuario puntual”. “Creemos que lo que es prioritario es buscar una solución al caso de este joven, que se ha convertido en un problema de convivencia que afecta, en general, al municipio de Salt”, se apunta en un comunicado. 

De hecho, la conselleria ha recalcado que la semana pasada se interpuso una denuncia ante los Mossos d'Esquadra contra este usuario –el que amenazó a los trabajadores y malogró dos vehículos–. Así mismo, se ha puesto a disposición de los dos centros unos dispositivos electrónicos para avisar a la Policía Local, se ha acordado con los Mossos aumentar la presencialidad en los ambulatorios y se han mantenido conversaciones con el Ayuntamiento y los cuerpos policiales para “buscar soluciones al problema que hay con este usuario que no se limitan al centro de salud”.

En el escrito, Salud también condena cualquier agresión o amenaza que puedan recibir los profesionales sanitarios y recuerda que tiene protocolizado un procedimiento de prevención y actuación ante situaciones de violencia. En este sentido, recuerda que todos los centros de salud tienen mecanismos de seguridad como cámaras y un sistema de alerta interno de forma que, en el momento que un profesional la activa, todos los ordenadores informan de que se está produciendo una situación conflictiva.

stats