Sociedad 04/01/2021

El Govern anuncia un confinamiento municipal durante diez días

Todo el comercio menos el esencial cerrará los fines de semana dado el crecimiento de la presión hospitalaria

Marta Rodríguez Carrera
3 min
Un bar de la Rambla de Girona que fa menjar per emportar, ahir al matí.

BarcelonaEl Govern pone el freno de mano debido a la aceleración epidemiológica en el conjunto de Catalunya coincidiendo con el efecto de la Navidad en la curva. A partir del 7 de enero, justo después de Reyes, la actividad comercial funcionará a mínimos y el país volverá al confinamiento municipal para reducir la movilidad durante diez días, todos los días de la semana. El Govern no descarta que deban alargar o endurecer las restricciones debido al preocupante avance de la pandemia y el empeoramiento de todos los indicadores epidemiológicos. La consellera de Salud, Alba Vergés, ha afirmado que esta tendencia al alza desde el pasado 6 de diciembre ha obligado al Procicat a acordar nuevas restricciones para amortiguar el avance del virus.

Además de desplegar restricciones a la movilidad dentro del municipio de residencia de la población, el Govern ha acordado que todo el comercio que no sea esencial deberá cerrarse durante los fines de semana y, directamente, los comercios de más de 400 metros cuadrados y los centros comerciales no podrán reabrir los días laborables. El Procicat también ha decidido que la cultura y la restauración se mantengan como hasta ahora con limitación horaria y de aforo y solo autoriza el deporte al aire libre. En cuanto a los centros educativos, el curso se reanudará el próximo 11 de enero, tal como estaba previsto, si bien se anulan todas las actividades extraescolares. El conseller de Interior, Miquel Sàmper, también ha confirmado que estas nuevas restricciones sustituirán las medidas del Ripollès y la Cerdanya, que decaerán la noche del 6 al 7 de enero.

"No son las medidas que quisiéramos y ahora habrá que ver si serán suficientes, pero necesitamos bajar el ritmo de país", admitió el secretario de Salud Pública, José Maria Argimon, que ha insistido en enviar un mensaje realista. "El objetivo no es detener las cifras, sino frenar su crecimiento", ha insistido Argimon, que anticipó que pronto se superarán los 18.000 positivos semanales. El facultativo ha alertado de que en tan solo una semana los ingresos en las unidades de cuidados intensivos (UCI) se han disparado un 16%, pero ha querido matizar que el crecimiento está siendo sostenido y no exponencial como en la segunda ola, en octubre. "Ahora vemos un comportamiento de la curva que requiere medidas para reducir la subida pero se trata de un crecimiento sostenido que arrancó a principios de diciembre. No es exponencial como lo fue en octubre", afirmó Argimon.

Los datos generales de evolución del Covid-19, sin embargo, no acompañan el contexto de vacunación, que requiere que la propagación sea lo más baja posible, según las autoridades sanitarias. El riesgo de rebrote, que mide el potencial de crecimiento del coronavirus, se ha disparado hasta los 500 puntos y la velocidad de propagación (R), que calcula cuántas personas se infectan a partir de un contagio, ya llega al 1,27. Si la tasa supera el 1, la epidemia está en fase de expansión, que es lo que está pasando actualmente: de cada cien personas se generan 127 nuevos de media. Salud ha registrado este lunes 1.314 casos nuevos confirmados con PCR o test de antígenos y 32 defunciones más. Además, la presión hospitalaria continúa disparándose: hay 144 ingresados más, que suman 2.084, de los cuales 392 están en la UCI, 7 más que ayer.

Vacunación a sanitarios

Sin embargo, y sobre el retraso en la vacunación, Argimon ha criticado que haya una atmósfera "nerviosa" y ha asegurado que el plan de vacunación se tiene que alargar durante todo el año y que no se pueden sacar conclusiones en una sola semana. "Esto es un maratón, es una carrera de fondo y no de cien metros", ha dicho Argimon, que ha reprochado que haya "salido una polémica sin mucho sentido" alrededor de las vacunas que se están poniendo.

Argimon ha dicho que ya ha llegado el pedido de las 60.000 vacunas de Pfizer previstas para cada lunes y Vergés ha anunciado que los profesionales sanitarios comenzarán a recibir la vacuna en paralelo a la campaña en las residencias de ancianos.

stats