Sociedad  /  Sucesos 10/06/2022

Robo récord en Barcelona: le quitan un reloj de 800.000 euros a un turista

Los Mossos también investigan otro caso en el que se ha sustraído la pistola de un policía nacional

2 min
Tiendas de calles del Gótico, como Callo o Ferran, no han subido la persiana.

BarcelonaDe las múltiples denuncias que han recibido los últimos dos días los Mossos d'Esquadra por robos en Barcelona, hay dos que llaman la atención. La primera es por el valor del objeto sustraído a un turista: un reloj de lujo que cuesta 800.000 euros. La segunda, que formalmente recibió la Guardia Urbana, por el robo de una pistola reglamentaria de un policía nacional cuando estaba fuera de servicio. En los dos casos, los Mossos tienen una investigación abierta que hasta ahora no ha permitido la detención de los autores.

El robo del reloj fue este martes a las dos y media del mediodía en la calle Lledó del Barrio Gótico, cerca de la plaza Sant Jaume, cuando cuatro ladrones acorralaron al turista. Le arrancaron el reloj con violencia de la muñeca y huyeron corriendo. Cuando la víctima presentó la denuncia a los Mossos, aseguró que el objeto sustraído es un reloj de lujo de la marca suiza Hublot que cuesta 800.000 euros. La policía no tiene un registro del valor de los relojes que se roban en la ciudad, a pesar de que se da por hecho que este caso supone un récord.

Hasta ahora había trascendido que los relojes de lujo que se habían robado costaban desde 10.000 euros hasta casi 400.000 –cuando incorporan joyería–. Algunas de las marcas de más valor, que los ladrones buscan, son precisamente Hublot, Richard Mille y Patek Philippe. Los delincuentes que están especializados reciben el nombre de relojeros entre la policía y los Mossos saben que es un negocio con una alta rentabilidad, en el que los objetos se pueden llegar a vender en el extranjero.

Los ladrones se mueven por las zonas turísticas de Barcelona con establecimientos y hoteles de lujo para encontrar víctimas con un alto poder adquisitivo. Los Mossos han detenido las últimas semanas a varios autores de robos de relojes de lujo, algunos de los cuales han entrado en prisión. Solo en mayo, ya se habían intentado sustraer o se habían recuperado varios relojes en Barcelona, la mayoría en Ciutat Vella, valorados por ejemplo en 55.000 o 360.000 euros. Algunos ladrones utilizan patinetes eléctricos para huir más deprisa.

La policía monta en la ciudad, en el marco del plan Tremall, dispositivos de prevención de los robos de relojes de alta gama, a menudo violentos, que se suman a la unidad creada para perseguir a los delincuentes especializados en esto.

Una bandolera con sorpresa

El otro robo que los Mossos investigan pasó este miércoles por la tarde en el Eixample de Barcelona, en la calle Casp. Un ladrón robó en el interior de un vehículo que estaba aparcado y se llevó una bandolera que había dentro del coche. Posiblemente sin ser consciente, el ladrón, que está identificado fotográficamente, acababa de sustraer una pistola de un policía nacional. Se debió llevar una sorpresa cuando vio que en el interior de la bandolera estaba el arma reglamentaria de un agente que estaba fuera de servicio y lo había dejado allí.

El policía denunció el robo a la Guardia Urbana de Barcelona, según explican fuentes municipales. Más tarde los Mossos recibieron el aviso y también buscan al autor.

stats